La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrirlos como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento y de grandes pensadores se podrán descubrir esos misterios ocultos.

lunes, 1 de abril de 2019

Energía oscura



La energía oscura repulsiva




  • El camino expansivo hacia ninguna parte
  • ¿Por qué la energía oscura no puede crear lo que sí puede crear la gravedad?
  • La energía oscura es oscura porque es repulsiva
  • En la energía oscura no puede evolucionar nada
  • Espacio energético
  • Las dimensiones ni los tamaños tampoco se podrían formar en ese espacio energético oscuro repulsivo




El camino expansivo hacia ninguna parte


Todo lo que existe en el espacio galáctico donde vivimos sólo puede existir en donde existe la gravedad y en donde existe la existencia que se puede atraer entre sí. Que es donde puede formarse la existencia compuesta, la materia, el movimiento entre existencias compuestas, el tiempo, etc.

Únicamente en la energía oscura se pudo formar la expansión debido a que allí existen las repulsiones entre existencias. Formándose así una enorme repulsión expansiva instantánea sin fin que se encamina sin fin hacia la nada, ya que la expansión no tiene otro camino donde ir que el camino hacia el infinito, que es el camino hacia la nada.



¿Por qué la energía oscura no puede crear lo que sí puede crear la gravedad?


Con el origen de la energía oscura se originó la expansión universal.

Por eso en ese origen, o Big Bang, todavía no existían las dimensiones ni los tamaños, ni el tiempo, ni los movimientos entre existencias que se atraen entre sí, ni la existencia tal como la conocemos.

Con lo cual todas las existencias que surgiesen en esa expansión como existencias dinámicas más pequeñas posibles que son sólo pueden ser existencias repulsivas.

Ese espacio expansivo repulsivo podía empequeñecerse o engrandecerse sin fin porque en él no existían las dimensiones.

Por eso ese espacio optó por empequeñecerse, o sea expandirse sin fin hacia la infinitud de la nada, hacia lo pequeño, porque no tenía otra opción, ya que la nada que rodeaba a ese espacio no lo dejaba engrandecerse.


Quizás, por eso, la energía oscura, que es la propia expansión universal, puede poseer una única dimensión: la expansiva repulsiva.



La energía oscura es oscura porque es repulsiva


En el espacio de energía oscura repulsiva no puede existir un orden atractivo entre existencias que se atraigan entre sí. Más bien están unidas repulsivamente, formando así un orden repulsivo.

Y gracias a que existe un espacio energético repulsivo oscuro del aproximadamente el 95% del universo éste ha podido producir un espacio atractivo de aproximadamente un 5% del universo compuesto de existencias que se atraen entre sí. Ya que todo pro produce su contra.

La energía oscura, dentro de su orden repulsivo, no puede producir nada, ya que sus existencias al no atraerse entre sí no pueden producir nada. Esas existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que surgen sin cesar en la energía oscura son producidas por la propia repulsión y expansión de la energía oscura, por tener que existir en un mismo espacio sin poder ocupar el espacio de la nada.


Orden expansivo repulsivo que ha transmitido al orden galáctico donde vivimos un orden evolutivo atractivo. Expansión que tratando de adquirir las cualidades de la nada no ha tenido más remedio que crear un espacio gravitatorio que es el espacio donde vivimos. Y ese camino evolutivo es el que ha permitido que exista la evolución inteligente sin fin y  la jerarquía de almas enlazada a la propia jerarquía viviente.

En la energía oscura no puede existir la materia, ni la gravedad, ni el movimiento entre existencias que se atraen entre sí ; no puede existir el tiempo (no puede existir el pasado, ni el presente ni el futuro); no pueden existir las dimensiones (no puede existir lo grande, ni lo pequeño, ni lo bajo, ni lo alto, ni lo estrecho, ni lo ancho, ni lo largo ni lo corto), etc. Por tanto en la energía oscura no puede existir el orden entre existencias atractivas, el alma, la vida, etc., etc.

Por consiguiente la energía oscura como es energía repulsiva, la cual no se puede atraer entre sí, no puede formar nada de nada.

Y conforme la expansión se expande va creando camino al andar (como dice la poesía de Antonio Machado); o sea va produciendo más expansión y más espacio de existencia atractiva, ya que todo pro produce su contra.

El espacio de energía oscura es una especie de energía repulsiva que impide que algo pueda existir ahí como existencia compuesta.

Energía oscura que sólo existe como energía repulsiva, que es la energía expansiva que se expande instantáneamente sin fin hacia el infinito, o sea hacia la nada, y que se expande instantáneamente sin fin porque no posee tiempo.

Además su expansión induce a que todo el universo se expanda sin fin.




En la energía oscura no puede evolucionar nada


Por el contrario, todo lo que no existe en esa energía oscura existe en nuestro espacio universal galáctico, porque aquí la existencia se atrae entre sí y ésta se puede componer y descomponer porque también está inducida a moverse permanentemente en la dirección expansiva.

La gravedad es la que produce la existencia que se atrae entre sí, que es la existencia ordenada que existe en todo el espacio galáctico universal donde existimos, que será aproximadamente el 5%  del universo.

El universo se originó en la nada, originándose así la existencia dinámica más pequeña posible (que no era una pequeñez real sino una existencia totalmente dinámica y repulsiva más pequeña posible, hecha totalmente de nada en movimiento.

Al surgir esa existencia de la nada y en la nada como nada en movimiento; como dinamismo puro, no tuvo más remedio que existir rotando sobre sí misma ya que la nada la rodeaba por todas partes y ésta no se podía ocupar porque la nada no existe.

Esa existencia surgió como existencia repulsiva, ya que no podía adquirir ni transmitir existencias, ya que si fuese una existencia atractiva al nacer nuevas existencias semejantes entre sí, se atraerían todas entre sí, por tanto dejarían de ser existencias dinámicas más pequeñas posible y eso no puede ser porque dejarían de existir.

Por eso, para poder ser existencias atractivas se tuvieron que unir grupalmente a través de la expansión. Infinidades de estas existencias se unieron transformándose grupalmente en existencias atractivas que son las que forman el espacio galáctico donde vivimos.  


Al surgir de la nada esa  primera existencia repulsiva no existía el tiempo, en ese mismo instante se originó un pequeño espacio repulsivo. El cual era un espacio empequeñecido porque no existían las dimensiones ni los tamaños y porque no podía ocupar el espacio de la nada que la rodeaba.

Gracias a esa permanente tremenda presión inducida por la nada a ese pequeño espacio dinámico repulsivo, se produjo la expansión universal. Entonces el universo se expandió instantáneamente sin fin, y por eso no cesaban de reproducirse instantáneamente existencias repulsivas semejantes entre sí adaptadas a los tamaños de esa expansión interna, de ese pequeño espacio dinámico.

Tamaños irreales porque en la expansión no existía lo grande ni lo pequeño. Y como no existía el tiempo, esa reproducción  de existencias se reproducía instantáneamente sin fin.


De esa forma se originó una especie de agujero negro hacia dentro, hacia lo pequeño, que se expandiría instantáneamente sin fin hacia dentro ya que hacia fuera no podía porque fuera estaba la nada y ésta no se podía ocupar.

De esta manera se originó interiormente en ese espacio dinámico un agujero negro que se expandiría instantáneamente sin fin originándose así un universo cada vez más expansivo.

Agujero negro que representa a la energía oscura repulsiva expansiva que nos invade por todas partes. Energía que puede atravesar galaxias, estrellas y todo tipo de existencia sin que se note que exista.




Espacio energético


Para que en un espacio universal exista el movimiento entre existencias que se atraigan entre sí, además de necesitar ese espacio estar inducido a moverse conforme se mueve la expansión universal, también necesitaría que las existencias se atrajesen entre sí.

O sea que las existencias donde existe el movimiento entre existencias que se atraen entre sí pueden adquirir y transmitir sus atracciones mutuas, y así poder formar las existencias compuestas y el movimiento entre existencias que se atraigan entre sí que permiten que exista la materia y el tiempo.
  
De esa manera, se pudo constituir un orden dinámico como el orden donde vivimos y el correspondiente tiempo. El cual necesitaba para poder existir que todo se transformase con casi perfecta sincronización dinámica entre existencias que se atraigan entre sí, es decir que todo pudiese transcurrir o envejecer de forma ordenada y sincronizada.



Las dimensiones y los tamaños


Para que existan las dimensiones, estas necesitaban que existiese una existencia que se atraiga entre sí.
Gracias a las tres dimensiones se puede situar alguien o algo en un sitio real, y también con ello se puede demostrar que todo lo que existe alrededor de ese alguien o algo también existe; que existe lo alto, lo bajo, lo largo, la profundidad, lo corto, lo ancho y lo estrecho; o sea que existen las tres dimensiones conocidas.

El espacio de energía oscura no podía poseer dos ni más de tres dimensiones porque para que existan allí estas dimensiones tiene que existir la gravedad, o sea la existencia que se atraiga entre sí. Y la energía oscura no posee existencias que se atraigan entre sí porque está  saturada de energía repulsiva.

Además, aprovecho para explicar que en todo el universo no pueden existir nada más que las tres dimensiones conocidas ya que tanto en lo más pequeño cuántico como en lo más grande posible las dimensiones son las mismas, sólo cambian las existencias que existen en forma de tamaños distintos.

Las dimensiones únicamente pueden existir donde exista la gravedad, o sea en donde las existencias que se puedan atraer entre sí.


La energía oscura como sólo posee existencias repulsivas ahí no pueden existir las dimensiones que conocemos. Quizás la energía oscura posea una única dimensión la expansiva, dimensión incapaz de poder crear nada.

Gracias a esa expansión sin fin hacia la nada, porque nada puede expandirse sin fin hacia algún sitio. Gracias a ese camino sin fin hacia la nada, todo tiende a necesitar ser la nada, a necesitar poseer las cualidades de la nada: a poseer la absoluta justicia, la absoluta pureza y la absoluta perfección.

Y gracias a todo eso existe un poderoso y permanente orden que existe desde que surgió la expansión. Un poderoso orden que evoluciona sin fin hacia el camino sin fin de la nada.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative












No hay comentarios:

Publicar un comentario