La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrirlos como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento y de grandes pensadores se podrán descubrir esos misterios ocultos.

martes, 6 de noviembre de 2018

Orden universal



Orden matemático universal
El orden matemático universal



El orden es universal



El todopoderoso orden universal



Todo el universo es movimiento como ya lo han afirmado muchos notables científicos. 

  
Ni el orden universal ni el tiempo son existencias reales sino  medidas unidas al movimiento.



El tiempo sólo puede existir donde existe movimiento y orden, porque el tiempo es el transcurrir dinámico ordenado de la existencia.


Existen dos clases de existencias: Las del orden universal donde no existe el tiempo ni el movimiento entre existencias que se atraen entre sí y las del espacio galáctico donde vivimos en donde sí existe el tiempo y el movimiento entre existencias que se atraen entre sí.


La primera clase de existencias están formadas por existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que no se pueden unir entre sí porque se repelen entre sí. 


La segunda clase de existencias son aquellas que se atraen entre sí y que pueden formar las existencias compuestas, y así poder ordenarse como tiempo. 



El tiempo es un gran orden porque está inducido a ser así por el gran orden expansivo universal




Una piedra, el humo, el pensamiento, una persona, una silla, una casa, un vehículo, o lo que sea, está formado por multitud de existencias compuestas; las cuales sólo pueden constituirse así mediante un orden transformativo llamado tiempo. 


Y a través de ese orden transformativo cada existencia compuesta se transformará constantemente, con orden, en otra existencia compuesta distinta. Y esto sólo puede ser porque el tiempo está inducido a sincronizarse perfectamente por otro gran orden el expansivo. De esa manera, en el espacio tiempo todo se transforma sin fin, todo evoluciona sin fin y todo se mueve sin fin con su correspondiente movimiento y tiempo.


Así, a través de ese orden transformativo llamado tiempo, cada una de sus existencias envejecerán o se transformarán  constantemente según sean sus naturalezas evolutivas. Una piedra lógicamente envejecerá más lentamente que la vida. Y el humo y el pensamiento se transformarán o envejecerán más rápidamente que una casa, que un vehículo, que la propia vida y que una piedra. 





Evoluciones compuestas



La base de las evoluciones compuestas comienzan en la producción de existencias que se atraen entre sí. Existencias atractivas producidas por las propias energías repulsivas de la expansión repulsiva de la expansión universal.  


Las propias estrellas son las encargadas de producir  las existencias atractivas a través de las evoluciones energéticas y materiales del entorno estelar. 


Y a través de ese orden evolutivo de la existencia como existencia compuesta, ya establecido por las estrellas, todo el entorno estelar será un orden en el que todo evolucionará conforme a ese orden estelar. 


En el cual podrán surgir otras evoluciones como la vida, siempre y cuando el orden estelar origine los lugares adecuados para que la vida pueda surgir.


Todos los planetas y astros que surjan en el entorno estelar, surgirán como orden. 


A través de todas las estrellas se forma sin fin un espacio galáctico cada vez más grande.


Si no existiese ese orden que permite que exista la existencia compuesta, no se podría componer ninguna existencia compuesta, por tanto no se podría componer la energía, la materia ni la vida. 


Entonces todo sería un desorden. Y eso produciría un caos universal que instantáneamente destruiría todo lo existente, ya que lo existente sólo puede existir como orden.


Todo es repulsión en el espacio de energía oscura,  por eso la energía oscura tiene que ser la propia expansión universal.

Repulsión expansiva que se mantiene unida gracias a que todo lo que rodea al universo es la nada, la cual no se puede ocupar y eso obliga a que la expansión se mantenga unida. 







Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
Más en http://lasdimensionesdeltiempo.blogspot.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario