domingo, 16 de septiembre de 2018

La matemática universal

La matemática universal
Fuente: http://PIXABAY.com La matemática universal



(Artículo subido de http://salvadorsanchezmelgar.com)

La matemática universal es el orden universal


Toda la existencia son números

La existencia universal representa cantidades, por tanto representa números.
Los números existen gracias a que son productos del propio orden universal.
La matemática universal nos lleva a un inevitable destino matemático. El final de nuestro planeta y a través de las almas a un nuevo comienzo en otro planeta.
El final de todos los sistemas planetarios es inevitable como el nacimiento de constantes nuevos sistemas planetarios.
La matemática universal siempre se cumple, más de lo mismo porque todo es un orden.
El futuro final siempre se cumple porque es un futuro matemático.
Pero mientras llega ese futuro inevitable, la existencia de nuestro planeta evolucionará como si no existiese ese final.

Destino final

Ese inevitable destino no afectará a la humanidad porque las vidas mediante las almas se habrán trasladado mucho antes a otro sistema planetario que albergue vida.
También la materia se trasladará, o se transformará en otra existencia puesto que nada desaparece definitivamente ya que todo se transforma y al mismo tiempo todo evoluciona.
Lo que le suceda a cualquier sistema planetario no tiene importancia para la matemática universal, ya que el universo es infinitamente mayor.
Por eso cada sistema planetario posee un orden propio a semejanza del orden universal porque todo se origina y existe conforme es el orden universal.
La evolución de cualquier sistema planetario no influye en el universo porque el final de cualquier evolución planetaria es el mismo, la extinción.
Como el universo crece sin fin son cada vez más los nacimientos de sistemas planetarios que los que se extinguen.
Mientras la extinción de cada sistema planetario no llegue cada planeta evolucionará de manera independiente, pero sin dejar de estar inducidos a evolucionar conforme evoluciona el orden evolutivo universal.

La matemática universal permite que nazcan evoluciones independientes

¿Qué sentido tiene evolucionar de manera independiente al orden universal?:  el sentido de poder evolucionar con libertad hasta final del planeta.
En ese largo camino evolutivo nos habrá dado tiempo de conocer todos los secretos del universo.
La jerarquía de almas universales funcionan con una matemática  independiente de la matemática universal, pero sin poder dejar de formar parte del propio orden universal.
Todas las almas y las vidas, por muchas que nazcan, tienen cabida de sobras en el universo.
Los hechos que sucedan en la Tierra por muy importantes que sean no influyen en el orden universal, es como si viviéramos en un mundo aparte.

 

La matemática universal de las estrellas

Todas las estrellas son productos del orden universal originadas con orden en los lugares apropiados para ello.
Las estrellas surgieron como estaba programado que surgiesen.
Las estrellas surgen como movimiento, ya que todo es movimiento; surgen  como cúmulos de existencias muy condensadas en los lugares adecuados para ello.
Y como existencias en movimiento que son a semejanza de las existencias más pequeñas posibles surgen de forma esférica rotando sobre sí mismas. Semejanzas que también adquirirán los planetas, como no podía ser de otra forma.
La forma rotatoria es universal, porque no se puede nacer como movimiento de otra manera.
El universo al ser una composición de dichas existencias no puede ser otra cosa que un universo rotatorio.
Suceda lo que suceda en cada sistema planetario para nada influye en la matemática universal, ya que cada sistema planetario es una gota de agua en un inmenso mar universal.
Suceda lo que le  suceda a la humanidad no va a cambiar para nada el rumbo del orden universal.

Todo es una matemática

Como todo existe como matemática, nosotros somos matemática, por tanto estamos matemáticamente inducidos a ser lo que somos.
Como matemática hereditaria que somos, estamos inducidos a actuar conforme a la matemática que somos conforme a la matemática en donde existimos, y conforme a la matemática de los demás.
Si a una piedra cualquiera se la dejase que evolucionase por sí misma sin injerencias externas, científicamente se podría pronosticar su futuro con bastante acierto.
A una vida si se la dejase que evolucionase por sí misma sin injerencias externas, sería imposible pronosticar con acierto todo su futuro, porque la vida posee libertad de acción.
La matemática hereditaria y la libertad de acción de cada vida nos permite conducir nuestro futuro con libertad.
Pero eso no puede impedir que nos sucedan los hechos más importantes, incluido la muerte.
Todos los caminos vivientes matemáticamente conducen a los sucesos vivientes más importantes.
No suceden por la matemática universal, suceden por la matemática de nuestra propia evolución y por la matemática impuesta por la jerarquía de almas.
A la matemática universal poco le influye lo que nos suceda, pero a la jerarquía de almas sí le influye lo que haga cada vida, porque si no dejaría de ser una jerarquía de almas.
Fuera de nuestra libertad de acción la jerarquía de almas nos controla matemáticamente porque si no lo hiciese así el mal siempre vencería al bien y habría mucho dolor.

División de la existencia

La existencia se divide en dos tipos de existencias: las existencias más pequeñas posibles que saturan constantemente de existencias el universo y las existencias compuestas de esas existencias.
Las existencias más pequeñas posibles por sí mismas no se pueden transformar porque su pequeñez máxima impide cualquier tipo de transformación.
Pero claro, para que funcione el tiempo y la transformación universal se tienen que transformar todas las existencias como existencias compuestas.
La existencia en sí no posee tiempo, es el propio orden universal con su orden lo que permite que todo transcurra al mismo ritmo o medida que se conoce como tiempo.

Todo se transforma con orden

No puede ser que todo se transforme o envejezca en tiempos distintos porque entonces todo individualmente se transformaría y envejecería a un ritmo propio, lo cual no permitiría que existiese la existencia.
Ese orden se consiguió multiplicándose la existencia mediante la duplicación sin fin de las existencias más pequeñas posibles.
No puede crecer un universo sin los constantes nacimientos de existencias.
Y sólo se puede nacer como existencia si se nace como existencia dinámica más pequeña posible.
Por consiguiente el universo se llena constantemente de nacimientos de existencias.
Con lo cual el universo se satura constantemente de existencias semejantes entre sí, que sólo se diferencian unas de otras en que cada una posee su propio espacio.

Surgir de la nada

Sólo podían existir dos opciones en el nacimiento de dichas existencias: las de que surgiesen directamente de la nada o la de que surgiesen como duplicaciones de las propias existencias.
Sólo se podía surgir de la nada  como algo infinitamente extraordinario ya que la nada no existe. O sea que únicamente quedaba la opción de que la primera existencia surgiese de la nada como la primera existencia más pequeña posible, porque de algún sitio tenía que surgir. Y que a través de esa existencia, las demás existencias surgiesen como copias, ya que surgir como existencia es surgir como la existencia más pequeña posible.
Cada vez que nacen dichas existencias son atraídas por la propia existencia universal porque alrededor de la existencia sólo puede estar la nada.
Gracias a la presión de la existencia por estar todo rodeado`por la nada surgieron sin cesar duplicaciones de existencias, y de las que nacían surgirían más, y así sucesivamente sin fin. De esta manera el universo crecería rápidamente.
De esta manera todo coincide como un universo que se satura constantemente de existencias dinámicas más pequeñas posibles.

Todo posee su yo

Todo posee su yo, su identidad propia, porque todo ocupa un espacio propio, ya sea como existencia más pequeña posible o como compuestos de existencias.
Solamente los yos de las existencias más pequeñas posibles son inalterables, los yos de las existencias compuestas son una transformación continua.
De la existencia compuesta nace ese presente de todo que no se puede mantener como presente.
Cuando vemos que nosotros envejecemos y todo lo demás envejece al mismo ritmo, pensamos que el tiempo está en todo.
El tiempo está en todo como medida,  el orden universal se encarga de ello. Nosotros envejecemos porque formamos parte de un orden y todo lo demás envejece porque ese orden es universal.
Orden universal que permite que todo envejezca al mismo ritmo, porque sino todo sería un desorden que no permitiría que existiese nada.

Sobre el tiempo

El tiempo es la sincronía ordenada que posee todo lo existente porque todo es un orden.
Para que toda la existencia se pueda mover con orden y sin fin el universo debe ser una composición de existencias dinámicas semejantes entre sí, que se mueven al mismo par porque son semejantes entre sí.
Y sólo pueden ser semejantes entre sí las existencias dinámicas más pequeñas posibles.
De esta manera ordenada de existir se podían formar todo tipo de existencias compuestas que es lo que permite que el universo sea como es.
El tiempo no existe en las propias existencias dinámicas más pequeñas posibles porque el tiempo es la unión ordenada de toda la existencia.
Cualquier persona, animal o cosa, sea individual o compuesta, dispone de un ritmo u tiempo, no porque sea su propio tiempo sino porque pertenece al tiempo del orden universal.
De esta manera todo transcurre con su propio tiempo como tiempos individuales que se relacionan como tiempo entre sí, porque el universo es un orden.


Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safe creative
http://evolucioninteligentesinfin.com

  

jueves, 23 de agosto de 2018

Números primos (resuelto) y la dualidad universal

 

 
Fuente: http://PIXABAY.com Los números primos están en todo lo existente

 

Números primos, están en todo

(Artículo subido de http://evolucioninteligentesinfin.com)

Los números primos están en todo lo existente

Los números primos son un defecto de la imperfección universal.
El universo es un orden, gracias a ello todo está adaptado a ese orden, incluido los números.
El universo tiende a la evolución sin fin, por eso todo lo que existe en el universo posee esa tendencia.
Por eso los números también poseen esa tendencia. No tienen fin como números. Sus sumas, multiplicaciones  y otras posibles operaciones y resultados matemáticos son infinitos.
Los números aunque no sean existencias reales sino unas medidas, son productos del propio orden universal y por eso existen conforme a ese orden.
Absolutamente todo lo que existe en el universo es producto del propio universo y existen como orden porque el universo es un orden.
Si el universo no fuese un orden no existirían los números.
No existe nada perfecto porque la perfección total es una imposibilidad. Por eso también el orden universal posee sus imperfecciones.
Y esas imperfecciones se reflejan más en los números porque es la medida básica de la matemática del orden universal.
Los números tienen que reflejar esa imperfección universal de alguna manera. Por eso existen los números primos como reflejo de esa imperfección universal.

La perfección universal

El mundo está hecho como es: como orden universal buscando siempre la perfección como orden. Pero como no puede existir una perfección perfecta tienen que notarse esas imperfecciones de alguna manera.
Si el universo hubiese estado hecho de otra forma y con otras tendencias los números tendrían otras imperfecciones distintas.
Los números primos surgen donde surgen como imperfecciones reflejando la imperfección universal.
Surgen sin una regla fija porque son defectos universales. Por eso tratar de descubrir las reglas de los números primos es perder el tiempo.
Los números primos son defectos mínimos, eso demuestra la gran perfección del orden universal.
Estos números son fiel reflejo de las imperfecciones del orden universal gracias a que el universo es un orden que también tiene sus imperfecciones.
Ya que no puede existir nada absolutamente perfecto.
Los números primos como imperfecciones del orden universal que son reflejan esas mínimas imperfecciones universales.
Por tanto, considero que los números primos es un problema resuelto por lo que he dicho anteriormente.

Todo tiende a lo dual 

Para explicar la dualidad de todo debo empezaré explicando como se originó el universo. 

Cuando se originó la primera existencia de la nada como la existencia dinámica más pequeña posible comenzó el orden universal.  

Al surgir esa primera existencia de la nada como movimiento que rotaba sobre sí misma sin fin, se pudo consolidar la primera existencia como existencia. 

Y rotaba sobre sí misma porque al estar rodeada por la nada no tenía otra opción. Vean ¿qué es la existencia?

Cómo esa primera existencia rotaba sin fin rodeada por la nada creó su propio espacio dinámico.
El estar existiendo eternamente rotando sobre sí misma sin poder ocupar el espacio de la nada porque la nada no existe, contribuyó a su permanente duplicación.
Porque no se puede nacer como duplicación o como sea sino es como existencia más pequeña posible, lo cual es una duplicación.

La duplicación

Además esa primera existencia no tenía otra opción que la duplicación.
Pues cómo podría el universo crecer como existencia universal si no es originando existencia.
Y cómo se podría originar la existencia sino es originándose como existencia dinámica más pequeña posible.
Esa primera existencia al estar presionada por la nada que la rodeaba, no cesaría de duplicarse y las que nacían continuarían duplicándose sin fin.
De esta manera el universo no cesaría de saturarse de existencias.
Las cuales  a medida que nacían se atraerían todas en un mismo espacio. Con lo cual volverían siempre a sufrir la misma presión de la nada.
Por eso no cesaban de nacer nuevas existencias, por eso el universo crecería rápidamente llenándose constantemente de existencias.
Existencias que por sí solas no podrían transformarse en nuevas existencias.
Sólo con sus uniones se podían transformar en existencias compuestas que es la que permite la solidez de la existencia que conocemos.

 

Existencia compuesta

Así se estableció un orden universal que permitía que esa evolución sin fin continuase evolucionando y creciendo mediante las existencias compuestas.
Además la existencia compuesta sólo se puede formar como compuesto dual.
Ya que está formado por las existencias dinámicas más pequeñas posibles que poseen la tendencia natural de no cesar de duplicarse.
Puesto cómo se podría originar una existencia compuesta si no es con la unión de existencias más pequeñas posibles. Las cuales son semejantes entre sí.
Existen dos tipos de existencias las existencias dinámicas más pequeñas posibles que son indivisibles porque son las más pequeñas posibles y las existencias compuestas que es un compuesto dual de esas existencias más pequeñas posibles.
Al ser la existencia compuesta una composición de dichas existencias dinámicas que no cesan de duplicarse, la existencia compuesta no puede ser otra cosa que una composición dual.


Todo se transforma

Todo lo que existe se transforma constantemente como existencia compuesta dual. Así se puede formar todo lo que existe: la materia, la energía, el frío, el calor, incluso la vida.
La existencia compuesta no posee un presente permanente ya que se transforma constantemente.
 Las existencias más pequeñas posibles sólo se diferencian entre sí en que cada una ocupa su propio espacio dinámico.
Con lo cual adquieren sus identidades propias o yos como existencias.
Esa forma de existir se ha transmitido a la existencia compuesta, ya que ésta es un compuesto de existencias más pequeñas posibles.
Lo cual también les permite adquirir un espacio propio y una identidad o yo propio como existencia compuesta.
Dichas existencias más pequeñas posibles al no cesar de duplicarse, han originado un orden dual transmitido a la existencia compuesta.
Por eso todo tiende a lo dual, incluso la vida. Por eso todo posee tendencias duales, las cuales han posibilitado que exista el bien y el mal y sus derivaciones.
Las luchas permanentes entre el bien y el mal existen gracias a que todo es existencia con tendencia a evolucionar de manera dual.

Números indivisibles

Esas existencias indivisibles más pequeñas posibles se pueden representar también por números unos indivisibles.
Cada existencia compuesta también se pueden representar con números unos. Pero hay que tener en cuenta que sus compuestos son duales, por tanto sólo se podrían dividir como compuestos duales.
De esta manera, la existencia que conocemos, la que permite la solidez de todo lo existente, sólo puede transformarse de forma dual.
Por eso todo lo que existe tiende a formarse de manera dual, por eso tenemos dos ojos, dos orejas, dos pies, dos manos, etc.
Por eso todo lo que existe está formado de manera dual excepto algunas raras excepciones, que también  están constituida con tendencia a la dualidad.

Todo se transforma como existencia dual

Todo lo que existe posee una inevitable tendencia a la dualidad, con lo cual los números que representan a la existencia también poseen esa tendencia.
Si todo existe porque lo ha originado la existencia también los números tienen que formar parte de esa existencia u orden universal.
Por tanto los números también deben poseer esa tendencia inducida por el orden universal, ya que si no existiera la existencia no existirían los números.
Pregunto: ¿Las existencias compuestas se pueden dividir con números impares y que siempre  ofrezcan como resultado números enteros?: Sí, si los resultados de los decimales de esas divisiones  se dividen como compuesto de existencia dual, pudiendo ofrecer así un resultado en números enteros.
Las  normas matemáticas de las matemáticas del orden universal no son tan inteligentes como las inventadas por los humanos.  Ya que el universo no dispone de esa persona o inteligencia que pueda inventar nuevos modelos matemáticos.
Las matemáticas del orden universal es una tendencia matemática originada desde el mismo origen universal.
Matemáticas  tendentes a existir conforme existe el orden universal, porque esas matemáticas son el propio orden universal.


Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://salvadorsanchezmelgar.com



sábado, 18 de agosto de 2018

¿Qué es la existencia?, la existencia es movimiento



 
Fuente: http://PIXABAY.com ¿Qué es la existencia?


¿Qué es la existencia?, ¿la existencia existe?
(Artículo subido de http://salvadorsanchezmelgar.com)


¿Qué es la existencia?, ¿es real?
Todo se mueve conforme se mueve el  orden universal, por eso mismo el orden universal induce a que todo exista como movimiento.
Para explicar que es la existencia he de empezar explicando cómo se originó.
Tuvo que ser una primera existencia la que surgiese como primera existencia.
Y tuvo que originarse de la forma más pequeña posible como dinamismo ya que todo es dinamismo.
Lógicamente la primera existencia dinámica más pequeña posible se  tuvo que originar de la nada como movimiento. Por qué de dónde sino se podía originar.
Surgiría como algo infinitamente extraordinario ya que de la nada no puede surgir nada.
Pero al originarse como movimiento de la nada rodeada de la nada, no podría moverse nada más que de una forma, rotando sobre sí misma.
Puesto que estaba rodeada de la nada y por eso no podría moverse de otra forma, ya que moverse de otra forma sería ocupar la nada y la nada no se puede ocupar porque no existe.
De esa manera se tuvo que originar la primera existencia. Una vez  originada era imposible dejar de existir porque dejar de existir significaba transformarse en la nada y eso no puede ser porque la nada no existe.

La nada rodea al universo
¿Qué es la existencia?
Cuando surgió esa primera existencia, se encontraba sola rotando eternamente sobre sí misma.
Esa presión de existir siempre rotando sobre sí misma la inducía constantemente a ocupar la nada, pero no podía.
Tampoco podía romperse ni dividirse porque era la existencia más pequeña posible, sólo le quedaba una opción la duplicación.
Esa constante presión que inducia a esa primera existencia a ocupar la nada era una constante presión que la inducía a necesitar engrandecerse, a necesitar abrirse.
Tensión que la induciría a duplicarse, a originar otra existencia similar ocupando ambas el mismo espacio porque el espacio de la nada no se podía ocupar.
Ambas existencias se atraerían entre sí porque fuera estaba la nada la cual no podían ocupar. Así que se unieron en un mismo espacio, por tanto se volvería a tener la misma presión.
Por consiguiente no tardaría en originarse nuevas duplicaciones que también se unirían en el mismo espacio. De esta forma ese espacio llamado universo crecería muy rápidamente como espacio dinámico.

Espacio dinámico
¿Qué es la existencia?
Al nacer más duplicaciones  se encontraban como al principio rodeadas por la nada en un mismo espacio dinámico, con la misma presión por no poder ocupar la nada.
Con lo cual continuarían duplicándose sin cesar, y las que surgiesen también se duplicarían sin fin ocupando todas el mismo espacio dinámico.
Como era un espacio dinámico podía crecer sin fin sin tener que ocupar la nada. Y por mucho que creciese no tendría fin su crecimiento porque se crecía como espacio dinámico.
Con lo cual el universo se saturaba constante de esas existencias ya que continuaban naciendo sin fin rodeadas por la nada.
Al ser todas las duplicaciones semejantes entre sí, todas rotaban sobre sí misma. De esa manera el universo al ser una composición de dichas existencia también rotaba sobre sí mismo.
De esta forma el universo crecía con orden, y ese orden posibilitó el origen de la existencia compuesta.
Aunque el universo se llenase constantemente de esas existencias dinámicas más pequeñas posibles, y éstas tuviesen sus propios espacios dinámicos, nada les impedía poder moverse libremente por ese espacio dinámico universal.
Ya que como movimientos que eran en un mundo totalmentedinámico nada las podía sujetar.

Todo se moverá sin fin
¿Qué es la existencia?
El universo siempre se mueve y ese movimiento permite que las existencias dinámicas más pequeñas posibles puedan circular libremente por el universo como movimiento.
Sin embargo también están sujetas al orden del orden universal, con lo cual están destinadas a originar todo tipo de existencia compuesta.
El orden universal ha posibilitado  que todo lo existente posea un orden evolutivo y que gracias a ese orden exista el mismo tiempo en todo.
Todo en el universo posee el mismo tiempo porque todo se mueve con orden.
Todas esas existencias dinámicas más pequeñas posibles son copias que sólo se diferencian en que cada una posee su propio espacio, por eso poseen un yo.
Gracias a eso,  las existencias compuestas también poseerán su yo.
Por muchas copias que se efectúen todo poseerá su yo, no existirá nada exactamente igual, ya que se diferenciaran en que cada existencia ocupará su lugar dinámico propio.
La existencia compuesta obtiene así una identidad propia, yo, o presente ficticio, ya que siempre se están transformando.
¿Qué es la existencia: Solamente las existencias más pequeñas posibles poseen un presente ya que son existencias que siempre rotan exactamente igual sobre sí mismas.
Pero también es un presente irreal porque están hechas de movimiento, están consolidadas como movimiento y si el movimiento en ellas dejase de moverse dejarían de existir.

Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative

miércoles, 15 de agosto de 2018

¿Qué es el tiempo? el tiempo no es real

 

 
Fuente: http://PIXABAY.com Todo es tiempo

 

¿Qué es el tiempo?, el tiempo está en todo

(Artículo subido  de mi otro blog: http://salvadorsanchezmelgar.com )

Cuando nació el tiempo, nació el presente, el pasado y el futuro

¿Qué es el tiempo?
El tiempo es el ritmo o la transformación ordenada producida por la conexión ordenada de todo.  Gracias a que todo el universo es un orden.
Todo se transforma con orden, eso permite que todo  disponga de un transcurrir dinámico ordenado que posibilite que todo se transforme al mismo ritmo, o llámese tiempo.
Esa transformación ordenada es lo que nos permite parecer que existe el tiempo.
El que exista el tiempo como tiempo irreal es una demostración de que todo es un orden.
Por eso todos envejecemos o nos transformamos permanentemente al mismo ritmo en el mismo instante.
Como todo se transforma al mismo ritmo, incluidos nosotros, eso nos induce a creer que existe el tiempo. Pero el tiempo no existe como tiempo, es el orden de todo lo que permite que todo envejezca o se transforme con orden.
Osea, el tiempo no es real sino el ritmo ordenado de todo porque todo es un orden.
Si no existiese orden el universo dejaría de existir automáticamente. Ya que todo se ha formado como orden desde el mismo origen universal y no existe otra manera de que pueda existir la existencia.

¿Y por qué todo es un orden?

¿Qué es el tiempo?
Todo es un orden porque todo el universo está saturado de existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí.
Las cuales no cesan de nacer gracias a la presión de la nada que rodea a todo el universo.
Y son totalmente dinámicas porque nacen como dinamismo.
Son semejantes entre sí porque todas nacen como la existencia dinámica más pequeña posible.
Y están fuertemente unidas saturando constantemente de existencia al universo porque todas ocupan un mismo espacio. Ya que no pueden ocupar el espacio de la nada que rodea a todo el universo.
Gracias a eso el universo es un orden. Y gracias a ese orden  se ha originado una medida llamada tiempo.
Todo se transforma con orden como movimiento  en forma de existencia compuesta.

¿Qué es el tiempo?

Todo el universo posee el mismo tiempo porque todo es un mismo orden.
Todo se transforma como existencia compuesta porque las existencias más pequeñas posibles no se pueden transformar por sí mismas porque son las existencias más pequeñas posibles.
Y además están unidas gracias a que todo es una atracción de existencias llamada gravedad.
Cada una de esas existencias más pequeñas posibles al nacer adquirieron sus correspondientes dinamismos como existencias que rotan sin fin sobre sí mismas.
Sólo se diferencian unas de otras en que cada una ocupa su propio espacio, porque ese espacio lo han creado ellas mismas.
Como son dinamismo puro no se pueden detectar. Poseen un dinamismo sin fin que les ha permitido adquirir cuerpo como existencias.
Una vez que han nacido ya no pueden dejar de existir porque dejar de existir sería volver a ser la nada, y eso no puede ser porque la nada no existe. Por eso mismo existirán eternamente como movimiento rotando sobre sí mismas.
Rotan sobre sí misma porque la primera existencia que originó el universo surgió de la nada rodeada  de la nada, y sólo podía existir como existencia que rota sin fin sobre sí misma.
Las demás existencias más pequeñas posibles son duplicaciones que nacen sin cesar por la fuerte presión inducida por la nada que rodea a todo lo existente.

La primera existencia surgió de la nada

¿Qué es el tiempo?
La primera existencia que surgió de la nada fue la única existencia que surgió de la nada como la existencia más pequeña posible.
Todas las demás existencias más pequeñas posibles han surgido como duplicaciones de las propias existencias. Y a medida que surgen, de estas surgen otras y así sucesivamente, de esta forma el universo pudo crecer rápidamente.
Esa permanente presión de la nada induce a que la existencia necesite multiplicarse sin fin mediante duplicaciones sin fin.

 

Fuente: http://PIXABAY.com El tiempo está en todo

 

Un ejemplo de como es el universo

Supongamos que surgiese un universo que se llenase constantemente de granos de arena más pequeños posibles.
Serían semejantes entre sí porque todos serían los más pequeños posibles. Y se atraerían entre sí porque alrededor del universo estaría la nada, la cual no se podría ocupar.
Pero además esos granos de arena deberían estar hechos de movimiento puro rotando sobre sí mismo.
¿Qué pasaría entonces?: Lógicamente al ser todos los granos de arena semejantes entre sí, que se atraen entre sí y que rotan sobre sí mismo sin fin, el universo rotaría sobre sí mismo porque sería un compuesto de dichos granos de arena.
Como cada grano de arena sería indivisible porque  son los más pequeños posibles no se podrían transformar en otra existencia diferente.  Sólo se podrían transformar mediante agrupaciones de granos de arena más o menos densas.
Se tendrían que transformar con orden porque todos los granos de arena serían semejantes entre sí, con lo cual tendrían semejantes dinamismos.
Hay que tener en cuenta que cada transformación de una existencia compuesta en otra es una transformación dinámica. Lo cual induce a que ninguna existencia compuesta se pueda mantener como existencia compuesta ni un instante.
Eso se transmite a todo lo existente permitiendo que todo se transforme o envejezca del pasado al futuro sin poder poseer un presente que se mantenga como presente.
Así funciona todo y así funcionamos nosotros, como orden universal. Orden que permite que  todo se transforme con orden, lo cual obliga a que todo se transforme o envejezca al mismo ritmo llamado tiempo.
Así funciona nuestro universo, mediante la transformación ordenada de la existencia en todo tipo de existencia como existencia compuesta.
Ese es el orden universal, la transformación compuesta ordenada de más de lo mismo.

Todo posee un tiempo inducido

¿Qué es el tiempo?
No puede existir nada sin su correspondiente tiempo y dinamismo enlazados al orden universal.
A cuanto mayor velocidad transformativa se transforme algo más envejecerá, o más se transformará.
No hay que confundir la velocidad transformativa de la existencia con la velocidad con la que actúa una existencia.
La velocidad transformativa de la existencia es la velocidad en la que se transforma una existencia compuesta, o sea el envejecimiento de todo.
La velocidad con la que actúa una existencia es por ejemplo una persona al correr o un vehículo en marcha.  Es una velocidad producida por la propia existencia compuesta.
A cuanto a mayor velocidad viaje una nave espacial por el espacio, eso permitirá  que la nave espacial se adapte menos a un mismo  ritmo o tiempo, adaptándose más al suyo propio. Con lo cual el tiempo de la nave se retendría a un ritmo o tiempo propio más lento.
El universo es un orden pero no es exactamente una jerarquía, es como un mar de existencia en la que cada tramo de agua se enlaza de una manera prolongada permitiendo que el mar sea un mismo orden.
Como todos los órdenes universales pertenecen al mismo orden universal todo se adapta automáticamente de un orden a otro.

No importa repetirlo una vez más:

¿Por qué se mueve la existencia?: La existencia se mueve como composición de existencias gracias a que el universo es una unión de existencias dinámicas más pequeñas posibles que se mueven sin fin rotando sobre sí mismas. Lean ¿qué es el movimiento?
Como el universo está formado por esas existencias más pequeñas posibles que se mueven de forma rotatoria, por eso el propio universo se mueve de forma rotatoria.
El propio universo es una existencia compuesta rodeada por la nada.
Todo lo que rodea a la existencia es la nada y esta no se puede ocupar porque la nada no existe. Por eso la existencia no tiene más remedio que atraerse entre sí. Y se atraerá hacia el punto central universal que seguramente será el punto donde nació la primera existencia que surgió.
Cada una de esas dinámicas existencias más pequeñas posibles no cesan de nacer por la presión de existir moviéndose sin fin y no poder ocupar la nada. Nacen como duplicaciones, por eso todas esas existencias son semejantes entre sí, las cuales sólo se diferencian unas de otras en que cada una ocupa su propio espacio.
De esta manera cada una de esas existencias es un yo, aunque lógicamente no es el yo psíquico humano.


Existencia compuesta

¿Qué es el tiempo?
Como no existe ninguna existencia individual que sea la misma ya que todas son copias, la existencia compuesta también adquirirá su identidad propia o yo porque también adquieren un espacio propio.
De esta forma todo lo que existe está hecho de existencias compuesta con sus correspondientes yos.
Esa transformación permanente de la existencia no le permite permanecer como existencia. De ese querer ser  y no llegar a ser de la existencia nace el presente que conocemos.
Aunque  la existencia compuesta nunca cese de transformarse en otro tipo de existencia compuesta,  ésta siempre poseerá su yo como existencia compuesta. La cual nunca llegará a permanecer como existencia ya que siempre se transforma.
Como prueba está la vida, por mucho que queramos mantenernos en el presente siempre nos transformaremos o envejecemos en otro presente.
El propio universo,  el humo, un vehículo, la vida, o sea todo lo que existe posee su identidad propia, o yo.
No se puede nacer como existencia más pequeña posible de otra manera que no sea como existencia dinámica más pequeña posible. Existencias que nacen como movimiento giratorio sin fin, y por eso se pueden consolidar como existencias.
Existencias que al nacer no pueden moverse de otra forma, ya que no existen espacios donde poder moverse nada más que los suyos propios.

La primera existencia que surgió de la nada

¿Qué es el tiempo?
No se sabe cómo surgió la primera existencia que originó el universo pero una vez que ha surgido como existencia existirá siempre.
Esa primera existencia necesitaba salir de su propio espacio, pero al no poder, su única opción era engrandecerse mediante la duplicación sin fin.
De esa manera ese espacio dinámico crecería sin fin, ya que las existencias que nacían se tenían que unir todas en un mismo espacio.
Gracias a que toda la existencia se unía en un mismo espacio la existencia volvería a tener la misma presión de la nada que la rodeaba. Por tanto la existencia tendría la misma necesidad de engrandecerse originando así constantemente nuevas existencias.
De esta forma ese espacio dinámico llamado universo creció sin fin en un mismo espacio dinámico, ya que fuera estaba la nada la cual no se podía ocupar.

Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://salvadorsanchezmelgar.com

jueves, 9 de agosto de 2018

Movimiento: ¿por qué todo es movimiento?


 
                        
                                           Fuente: https//www.PIXABAY.com Todo se mueve

 


Movimiento lo es todo


(Artículo subido de mi otro blog: http://salvadorsanchezmelgar.com)

Todo es dinamismo

Movimiento es todo: Todo se mueve porque todo es existencia dinámica en movimiento.
Todo se transforma permanentemente como dinamismo.
Cualquier tipo de existencia compuesta está compuesta de existencias compuestas en movimiento, y así sucesivamente, hasta llegar a las existencias indivisibles  más pequeñas posibles, las cuales saturan de existencia en movimiento al universo.
Sólo se puede surgir de la nada de la forma más pequeña posible surgiendo como movimiento porque el movimiento no es existencia real. De esta forma surgió la primera existencia, que surgió como la existencia dinámica más pequeña posible.
Para que la existencia pudiese ser existencia necesitaba moverse, por eso la primera existencia que surgió de la nada era puro movimiento. Existencia que sólo era real porque era movimiento.
Existencia que adquirió consistencia como existencia gracias a que se movía sin fin. Se movía de la única forma que podía moverse, de forma rotatoria porque surgió de la nada que la rodeaba y que no se podía ocupar.

Expansión de la existencia

La primera existencia que surgió como existencia necesitaba crecer porque su movimiento rotatorio la obligaba constantemente a ocupar la nada sin poderla ocupar. Pero no podía crecer  por sí misma ya que sólo era una existencia dinámica que rotaba sobre sí misma.
La única opción posible para poder crecer era la duplicación. Y la única forma de duplicarse era duplicándose en existencias dinámicas más pequeñas posibles. De esta manera esa primera existencia se duplicó, pero al duplicarse volvía a estar en la misma situación rodeada por la nada. Ya que la duplicación tampoco podía ocupar la nada, por eso no tenían más remedio que atraerse entre sí en un mismo espacio.
Las dos existencias unidas en un mismo espacio volverían a necesitar engrandecerse, por tanto nacerían nuevas duplicaciones.
Siempre que nacían nuevas duplicaciones se unían todas en el mismo espacio, necesitando siempre engrandecerse. De esta forma las existencias que nacían no cesarían de duplicarse sin fin en un mismo espacio llamado universo. Así el universo se expandiría y crecería sin fin en un mismo espacio dinámico sin poder ocupar la nada que las rodeaba.

Todo existe gracias a la nada

Gracias a la multiplicación sin fin de esa primera existencia, originando sin fin  existencias semejantes entre sí. Y gracias a que cada existencia que nacía se duplicaba sin fin. Y a que sus inevitables atracciones creaban un espacio dinámico cada vea más grande. Gracias a todo eso surgió la existencia compuesta, la cual también adquiriría cuerpo como existencia compuesta.
De esa manera la existencia adquirió una forma de existir la de la transformación continua, ya que la existencia no podía quedarse quieta. Y mientras se transformaba , con más o menos  densidad, formaba todo tipo de existencias compuestas.
Todas esas existencias individuales más pequeñas posibles son semejantes entre sí, sólo se diferencian unas de otras en que cada una ocupa su propio espacio. Por eso cada una adquiere una identidad propia, adquiere un yo, lógicamente no es el mismo yo psíquico humano.
Las existencias compuesta también adquieren una identidad propia, un yo, porque también ocupan un espacio propio. Por eso, nunca podrán existir dos personas exactamente iguales, ni nada igual, sólo pueden existir copias.
No puede existir absolutamente nada exactamente igual ni siquiera los átomos, la diferencia está en que cada existencia posee su propio espacio.

Movimiento y orden

Para que algo pueda existir como existencia compuesta debe estar compuesto de existencias más pequeñas posibles. Pero para que eso sea posible, el universo debe ser un orden. Debe ser un compuesto de existencias dinámicas más pequeñas posibles.
Sólo así todo lo que existe adquirirá cuerpo. Y como existencias unidas  podrán formar todo tipo de existencias en un universo en constante composición sin fin.
Esta forma de existir permite que el universo sea un orden, y es que no puede existir otra forma de existir distinta a esa.




Todo se transforma como existencia
Fuente: https://www.PIXABAY.com Absolutamente todo se mueve



La primera existencia que existió no tuvo otra posibilidad que surgir de la nada como movimiento rotatorio sin fin.   Las demás existencias han surgido como copias exactas de dichas existencias más pequeñas posible.
Una vez que se ha surgido como existencia ya no se puede dejar de existir, porque dejar de existir es volver a ser la nada y eso no puede ser porque la nada no existe.

El universo crece sin fin

El universo rota sobre sí mismo porque es una unión de existencias más pequeñas posibles, las cuales rotan sobre sí mismas.
El Cosmos rota eternamente sobre sí mismo sin poder salir de su propio espacio rotatorio porque está rodeado por la nada. Eso significa constantes roces contra la nada tratando de salir de ella sin poder. Eso induce al universo a engrandecerse constantemente, y sólo puede hacerlo mediante constantes nacimientos de existencias más pequeñas posibles.
Para poderse construir un universo como el nuestro, no hay otra opción que duplicarse sin fin. Ya que sólo se puede surgir como existencia surgiendo como existencia más pequeña posible.
El universo, como es dinámico sólo puede crecer como dinamismo, y eso le permite crecer sin fin en un mismo espacio dinámico  sin poder ocupar espacios de la nada.  Ese engrandecimiento sin fin es la expansión universal sin fin.

 

No importa repetirlo otra vez más

Cada existencia dinámica que nace se duplica sin fin porque el universo está presionado por la nada al no poderla ocupar.
Una nada que no existe pero que rodea por todas partes a la existencia. La existencia necesita engrandecerse constantemente porque está en un mismo espacio dinámico sujeta por la nada. Esa permanente presión induce a una constante duplicación de las existencias más pequeñas posibles que saturan de existencia el universo. Existencias que sólo se diferencian unas de otras en que cada una ocupa su espacio propio.
Como todas las existencias son existencias en movimiento, por eso pueden agruparse todas en un mismo espacio. 
El dinamismo en sí no es existencia real, con lo cual ese crecimiento universal es un crecimiento dinámico. Es un crecimiento dinámico sin fin que no afecta a la nada, la nada es y será siempre la misma que rodea al universo.
Esa forma de saturarse constantemente de existencia el universo permite que exista todo tipo de existencias compuestas.

Nació la gravedad

Esa atracción que tiene la existencia por estar unida en un mismo espacio, la obliga a crecer sin fin sin poder ocupar la nada que la rodea, eso es gravedad.
La existencia tiene la propiedad de transformarse continuamente como existencia compuesta pero no la de dejar de existir. Al no poderse transformar la existencia en la nada porque la nada no existe, obligaba a la existencia a existir eternamente.
La nada también es absolutamente inodora, incolora, insípida, quieta, transparente, invisible, etc.  Vean ¿qué es la nada? "la justicia de la nada".


Autor: Salvador Sánchez Melgar
Artículo subido de mi libro "La jerárquía universal"
http://www.salvadorsanchezmelgar.com

Justicia, perfección y pureza de la nada


http://PIXABAY.com. El espejo refleja la justicia más justa
Fuente: http://PIXABAY.com. El espejo es como la justicia más justa

 

 La justicia y la nada


(Artículo subido de mi otro blog: htt://salvadorsanchezmelgar.com)

La nada es absolutamente justa

Justicia de la nada: Aunque no exista la nada, al originarse la existencia de la nada la existencia no podría existir sin la nada. Por tanto, la nada sin existir no tiene más remedio que existir como contrariedad de la existencia.
La existencia siempre ha estado influenciada por la nada, por eso la existencia necesitaba ser la nada para poder existir. Cosa  que nunca conseguiría porque no podía y porque dejaría de ser existencia. Eso obligaba a la existencia a adquirir una permanente tendencia a poseer las cualidades de la nada que nunca conseguiría porque la nada no existe.
Las cualidades de la nada son: La justicia, la perfección y la pureza.
La nada es absolutamente justa como nada por ser totalmente nada. Es absolutamente perfecta como nada por ser totalmente nada. Es absolutamente pura como nada por ser totalmente nada.
La nada posee unas cualidades que nunca podrá poseer la existencia; porque esas cualidades son imposibilidades.


La justicia y la evolución

Poseer la justicia absoluta es imposible para la existencia pero no para la nada, la cual es plenamente justa como nada. Poseer la perfección absoluta de la nada es imposible para la existencia pero no para la nada, la cual es plenamente perfecta como nada. Ser la pureza absoluta es imposible para la existencia pero no para la nada, la cual es plenamente pura como nada.
Además, la nada posee otras cualidades, las cuales expondré en otro artículo. 
Esa tendencia de la existencia a necesitar adquirir las cualidades de la nada se llama evolución. Y es una evolución sin fin porque nunca se llegará a conseguir. Esa evolución sin fin está transmitida a toda la existencia, y donde más se percibe es en la evolución viviente.
La evolución inteligente sin fin universal está constantemente inducida a tratar de alcanzar esas tres cualidades de la nada. Cualidades que nunca se conseguirán porque son cualidades propias de la nada. Pero es una necesaria tendencia evolutiva que posee la existencia para poder existir. Por eso la evolución inteligente sin fin es una evolución sin fin.
La evolución universal, en una constante tendencia sin fin tratando de ser la nada sin poder conseguirlo nunca.
Esa evolución sin fin la vemos continuamente en las constantes luchas del bien contra el mal. Es una forma de evolucionar aunque muchas veces se involuciona, al final  se evoluciona aunque sea paulatinamente.
El fin de la evolución no es alcanzar esas cualidades de la nada ya que son imposibilidades, el fin de la evolución es evolucionar siempre sin fin. De esta manera el universo crece sin fin.
Se evolucionará más a través de las almas que también tienen esa tendencia a evolucionar sin fin.  Al final de la evolución sin fin de cada planeta se salvarán todas las almas, entonces el bien habrá vencido al mal. Mientras eso sucede nacerán constantemente nuevos planetas que albergarán vida, e iniciarán sus correspondientes evoluciones en una lucha entre el bien y el mal.
El mal será vencido por cualquier civilización extraterrestre cuando lleguen a sus propias metas evolutivas. El bien y el mal existirán siempre porque siempre surgirán nuevas civilizaciones que necesitarán esa lucha del bien contra el mal para poder evolucionar.
 

No importa repetirlo una vez más

Esa permanente  tendencia de la existencia queriendo ocupar la nada, hizo que  la existencia adquiriese la tendencia evolutiva que posee. Porque querer ocupar permanentemente la nada no sólo es querer ocupar lo que no existe. Es querer poseer las cualidades de la nada, que son: la perfección, la justicia  y la pureza .
Esa necesidad de ser la perfección, la justicia y la pureza de la nada es lo que permite que todo tienda a la evolución sin fin.
Es como si el universo fuese una esfera que rotase sin fin en un mismo sitio queriendo llegar a otro sitio distinto sin poder salir de su sitio. Esa insistencia a querer salir de su sitio es lo que ayudaría al universo a moverse y a existir eternamente.
El universo está rotando sin fin de una forma perfecta porque no puede moverse de otra forma ya que la nada que le rodea le rodea de forma esférica de una forma perfecta.
La primera existencia que originó el universo, además de ser dinámica,  irrompible, indivisible y eterna es también evolutiva.
 
Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://salvadorsanchezmelgar.com

 

Nada: ¿qué es la nada? ¿existe o no existe?



 
 Fuente: http://PIXABAY.com Mujer mirando el cielo sin saber que todo es la nada hecho existencia

 

Nada existe todo existe


(Artículo subido de mi otro blog: htt://salvadorsanchezmelgar.com)

 

La nada no existe pero existe

La nada no existe pero ha sido, es y será imprescindible para que exista la existencia.
Todo es dinamismo, por eso la primera existencia que originó el universo tuvo que ser una existencia dinámica. Tuvo que ser la existencia más pequeña posible, porque todo lo que se origina por primera vez se origina desde lo más pequeño posible.
Esa primera existencia que originó el universo seguramente surgió de una manera infinitamente extraordinaria.
Cuando surgió esa primera existencia surgió el tiempo, porque el tiempo es el transcurrir dinámico de algo que se mueva. Todo lo que se mueve adquiere una transformación dinámica que se llama tiempo. Por tanto no hay duda: el tiempo es el transcurrir dinámico (o llámese la transformación dinámica) de lo existe.

Todo es un orden

El universo es un orden, aunque dentro de ese orden pueden nacer otras evoluciones que evolucionen de manera independiente, como las estrellas y los planetas. Pero aunque evolucionen independientemente, están también inducidas a evolucionar conforme al orden universal.
Como todo es un orden, nos podemos trasladar a cualquier otro lugar del espacio y adaptarnos instantáneamente a otra evolución.
Si cada existencia compuesta evolucionase con diferentes tiempos la existencia sería un desorden. Entonces cada una de esas existencias tendrían un tiempo y un transcurrir dinámico propio distinto unos de otras.
Por ejemplo: dos piedras semejantes sufrían diferentes transcurrir dinámicos, transformaciones y tiempos. Cada átomo, como existencia que es,  de cualquier tipo de existencia evolucionaría a diferentes ritmos. Entonces habría un desorden universal que instantáneamente transformaría toda la existencia en la nada.
Con lo cual, eso demuestra que todo el universo es un orden universal, porque todo está formado como existencia.
Llámese transformación, transcurrir dinámico, ritmo o tiempo a la constante transformación de la existencia, todo es evolución. Cada existencia compuesta se mueve, se transforma y posee su tiempo o ritmo, a eso se le llama evolución.

La existencia existirá siempre

Y aunque la nada no exista, la existencia está obligada a existir siempre . Ya que dejar de existir sería transformarse en la nada y eso no puede ser porque la nada no existe. Por tanto la existencia existirá siempre como universo rotando sobre sí misma por estar rodeada por la nada.
La existencia para poder existir necesita que exista la nada, la cual existe porque la existencia necesita que exista. Y por eso la nada existe como contrariedad de la existencia.
Realmente ni la existencia es real ni la nada tampoco, porque ésta no existe y la existencia es la nada hecha existencia.
La primera existencia que surgió de la nada al ser una existencia dinámica estaba obligada a existir como movimiento.   Esa primera existencia se tenía que mover de alguna forma, pero sólo podía moverse de manera rotatoria puesto que estaba rodeaba por la nada.
La nada no se podía ocupar porque no existe, por eso la primera existencia estaba obligada a rotar sobre sí misma en su propio espacio. Además no existe otra forma de ser movimiento y de poder moverse en un espacio propio si no es moviéndose de forma rotatoria.
La existencia no rota sobre sí misma como existencia compuesta, lo que rota sobre sí mismas son las existencias individuales más pequeñas posibles y el propio universo por estar compuestos de dichas existencias más pequeñas posible.

Todo es dinamismo

Surgiese lo que surgiese de la nada sólo podía surgir como existencia dinámica, puesto que todo es dinamismo.
Esa primera existencia dinámica que originó el universo, al estar rodeada por la nada y no poderla ocupar sufriría una fuerte presión. Pero por mucha presión que sufriese no podía romperse, ni dividirse ni destruirse puesto que era la existencia más pequeña posible.
Sólo existen dos tipos de existencias: las individuales y las compuestas. Las individuales son las existencias indivisibles dinámicas más pequeñas posibles.  Y las compuestas son agrupaciones más o menos grandes y densas de existencias individuales.
Sólo la existencia compuesta puede romperse, dividirse y transformarse componiendo otros tipos de existencias. Las existencias individuales por ser las existencias más pequeñas posibles son irrompibles e indivisibles.  Éstas sólo se pueden multiplicar mediante copias de sí mismas, y de hecho eso es lo que hacen sin cesar.

      Las teclas del piano son copias
Fuente: https://www.PIXABAY.com Las teclas del piano son copias

 

 Las copias

La duplicación sin fin es la única opción que tienen dichas existencias individuales para que el universo pueda crecer. La fuerte presión que sufre la existencia por estar rodeada por la nada, obliga a la propia existencia a duplicarse constantemente.
Al estar todas las existencias que nacen rodeadas por la nada, no tienen más remedio que atraerse entre sí en un mismo espacio.
La presión por no poder ocupar la nada, las obliga a duplicarse sin cesar, y las que nacen también se duplicarán sin fin. De esta manera el universo crecería rápidamente adoptando la tendencia a la rotación.
De esta forma el universo se saturaba constantemente de existencias rodeadas por la nada. Por eso mismo el universo también adoptó expandirse de forma esférica. Crecer como espacio dinámico en un mismo espacio es también una expansión.
Esa presión que sufre la existencia por estar rodeada por la nada, no es porque la nada la oprima sino porque la existencia se siente oprimida al no poder ocupar la nada.
La duplicación constante de dichas existencias individuales es una duplicación de sí mismas. De esta manera cada nueva existencia dinámica que surgía también se duplicaba sin cesar, así el universo creció muy rápidamente.

Espacio dinámico

¿Qué es la nada?: Solamente la primera existencia que originó el universo surgió de la nada, las demás existencias nacían como copias de las mismas existencias. Diferenciándose unas de otras en que cada una ocupa su propio espacio, por eso cada una posee su identidad propia o llámese yo. Lógicamente el yo de la existencia no es el mismo yo que el yo psíquico humano.
La existencia del universo es un compuesto de existencia compuesta, compuestas de existencias individuales. Hay que tener en cuenta que también las existencias compuestas adquieren su yo, como existencias compuestas. Tanto el propio Cosmos, como un pensamiento, un ser vivo, un automóvil, el humo o lo que sea es una existencia compuesta.

Nada y evolución sin fin

Esa presión que sufre la existencia es también porque  necesitaba adquirir otras tendencias. La tendencia a necesitar adquirir las cualidades más importantes de la nada: la perfección, la justicia y la pureza. Por eso la existencia universal posee una tendencia sin fin a necesitar ser perfecta, justa y pura. Cualidades que la existencia nunca podrá conseguir porque conseguirlo sería ser la nada, por tanto dejar de existir.  Esas tendencias sin fin a necesitar ser lo que es la nada se llama evolución sin fin. Una evolución que está transmitida a todo lo existente, también a la vida.
La existencia no puede evitar cesar  de moverse sin fin con esa eterna perfección rotatoria inducida por la perfección de la nada.
La evolución viviente  trata constante de evolucionar sin fin hacia la perfección, la justicia y la pureza. Metas que nunca conseguirá porque la perfección perfecta no existe, la justicia absolutamente justa es una imposibilidad y la plena pureza no existe.
Dichas existencias dinámicas más pequeñas posibles no se pueden detectar con los medios que se disponen, ya que cómo se podría detectar algo totalmente dinámico y que a su vez sea lo más pequeño posible.


Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safe creative
http://salvadorsanchezmelgar.com