La matemática universal impone que todo evolucione lo máximo posible y lo mejor posible. Inteligencia artificial, pensamientos nuevos e inventos entre otras ideas nuevas.

sábado, 14 de marzo de 2020

La nada y sus leyes


Foto de un Universo oscuro
El Universo es la nada en movimiento

La leyes de la nada


1.    EL UNIVERSO ES UN ORDEN MATEMÁTICO

Antes de que existiese la existencia, si es que no existió alguna vez, la nada tuvo que ser tan absolutamente nada que todo era perfecta nada. Pero no podía ser todo nada absoluta porque la absolutidad es una imposibilidad. Tampoco todo podía ser nada perfecta ni infinita, aunque la nada no existiese, porque también son absolutidades imposibles. Por eso cuando surgió el cosmos tenía que existir algo, aunque ese algo fuese un algo subjetivo o infinitamente pequeño. Tuvo que existir la nada y su no absolutidad que forzosamente tenía que ser la contrariedad de la nada llamada existencia, ya que solo existen dos opciones la nada y la existencia como nada en movimiento. 

    Gracias a esa permanente contrariedad nada-existencia que provocaba un constante movimiento contrario a la absoluta quietud de la nada se produciría cada vez más existencia. O dicho de otra manera: tratando continuamente la existencia de evitar la absolutidad de la nada,  la nada y la existencia producirían cada vez más existencia.

    Toda  absolutidad posee su contrariedad, ya que todo posee su contrario. Para que la existencia originase cada vez más existencia tenía que haber en la propia existencia una permanente  contrariedad contra la nada inducida por la propia nada. Una forma binaria de existir, nada existencia que matemáticamente significaría que tienen que existir el cero y el uno, o el cero y otro cero diferenciador (o la nada infinita y su contrariedad la nada hecha existencia). Porque con todos los ceros iguales y todos los unos también iguales no existirían las matemáticas binarias, no se podría producir ningún resultado matemático binario. Con la nada sola, sin su contrariedad la otra nada (la nada hecha existencia) no existirían las matemáticas de la existencia, no existiría la existencia, todo sería nada. 

    Por lo tanto, la existencia se multiplicaba sin fin, gracias al orden matemático binario: nada absoluta y su contrariedad la nada hecha existencia, que posibilitaron una contrariedad binaria que transformada constantemente sin fin la nada en esencia o alma en forma de existencia dinámica más pequeña posible. Existencia que evolucionó o se multiplicó ordenada binariamente creando sin fin cada vez más esencias binarias, gracias a la constante contrariedad sufrida en la nada absoluta provocada por la nada infinita. Como las ínfimas esencias de la nada no podían crecer o engrandecerse por sí mismas porque eran nada absoluta, necesitaban esa contrariedad de la nada infinita que les inducía a crecer binaria ordenadamente de la única forma que pueden las matemáticas binarias crecer: conforme a un orden binario, y así de esa manera, bajo ese orden matemático binario se ha creado todo lo existente. 

    Como la nada infinita no tiene tamaño, ni energía porque es totalmente nada, sus continúas contrariedades contra la nada absoluta provocaban que se multiplicara la existencia sin cesar como nada en movimiento, que en forma de esencias infinitamente ínfimas, tan infinitamente ínfimas que serían existencias dinámicas más pequeñas posibles. Con lo cual, esas infinitamente ínfimas existencias que todavía surgen y surgirán sin fin de la nada son las esencias de la existencia que en forma de contrariedades "1" que poseen la posibilidad de multiplicarse sin fin empezando por el cero como nada hecha existencia.


Lugares-existencias

Esa primera esencia que surgió de la nada era inexistencia que sólo existía por ser la contrariedad de la nada. Esa esencia cero tenía energía cero, era la energía cero de la nada infinita que al ser la contrariedad de la nada absoluta ya no podía ser la energía absolutamente cero, ya obtuvo la suficiente energía para poder ser la energía uno y así cumplir con las matemáticas binarias de la existencia. Todas las demás esencias que surgen sin cesar como existencias dinámicas más pequeñas posibles son semejantes entre sí, solo se diferencia unas de otras en que cada una ocupa su lugar propio creado por ellas mismas, lugares que nunca serán los mismos lugares ya que todo se mueve sin cesar. 

    Es decir, los ceros que surgían de la contrariedad de la nada infinita eran ceros transformados en existencias porque se movían sin cesar como nada en movimiento. Los cuales contrastaban con el cero de la nada absoluta, posibilitando así dos sin energías distintas, dos oposiciones diferentes, que muy bien se podrían identificar como si fuesen por ejemplo: la nada cero infinita (o sea la nada en movimiento hecho existencia o la esencia uno) y la nada absoluta cero. 

    De esa forma, se originaron las matemáticas binarias de la existencia; de esa forma la primera esencia se multiplicó binariamente produciendo con su orden o escalón matemático un sin fin de esencias binarias. Lo cual permitió que cada esencia se multiplicase también sin fin, sin que ninguna esencia fuese idéntica aunque todas naciesen igual y fuesen el mismo resultado exacto número "1". La diferencia estaba en que cada esencia por ocupar un lugar distinto tenía distinta identidad jerárquica, distinta identidad propia, distinto lugar-existencia. De esa manera se originaron las matemáticas de la existencia, las cuales siguiendo el orden matemático binario han conseguido formar un orden o mundo matemático cada vez más grande, al que todo lo existente pertenece.

    Una esencia binaria es casi nada, representa casi nada, es casi nula o casi cero energía, pero infinidades de esencias o números binarios representan una energía, una existencia. Energía que multiplicada por infinidades de infinitas infinidades de esencias es el resultado de todo un Universo.  

    Así de esta manera matemática se construyó el Mundo, en el que con orden matemático se sigue ordenando y construyendo. En el que los números binarios unos y ceros, los primeros representados por la minúscula "nada" ínfima nada en movimiento y los segundos representados por la mayúscula "NADA" absoluta constituyen un orden binario llamado Universo. Números que de manera inevitable se tienen que componer con orden para así poder crear permanentemente cada vez más existencia de forma binaria. Teniendo en cuenta, que debido a esa contrariedad dual o repulsión dual de la nada infinita contra la nada absoluta la existencia atrae a la existencia y la nada atrae a la nada, lo cual justifica aún más el que lo existente sea un orden matemático binario. 


Entrada destacada (los tres primeros capítulos de mi libro "La matemática Universal"

La matemática universal (Nueva ciencia, nueva geometría, nuevo orden con la sucesión de Fibonacci)

Enlace al EbooK Kindle publicado en Amazon Enlace libro publicado en Amazon Aquí os presento los tres primeros capítulos de m...