La vida qué es



Las vidas
Las vidas. Pixabay



La vida qué es



  • El proceso evolutivo de la vida
  • Edificio universal
  • Expansión interna del universo
  • Vida
  • El todopoderoso orden universal


El proceso evolutivo de la vida

   

Sí, eso es la vida, y no importa repetirlo: La vida es un proceso evolutivo sin fin.

Antes de explicar más sobre lo que es la vida empezaré explicando que es el universo ya que todo forma parte de un mismo proceso evolutivo en el que unas evoluciones están destinadas a evolucionar de una forma y otras de otras según sus antiguedades evolutivas.


Todo es una misma evolución universal perteneciente a un mismo orden evolutivo. Todo pertenece a la mima matemática universal, en la que todo posee las mismas oportunidades evolutivas.

Por ejemplo: las existencias que hayan evolucionado como orden viviente son las existencias más evolutivas porque son las existencias más antiguas, las cuales continuarán evolucionando sin fin. y en ese camino evolutivo las existencias más antiguas que no hayan evolucionado en forma de vida evolucionarán como vida tarde o temprano.

Evolucionarán como vida dejando sus puestos evolutivos a otras sucesivas existencias menos antiguas, y sus puestos evolutivos los ocuparán otras menos antiguas y así sucesivamente como si todo el universo fuese una única jerarquía evolutiva. Y esto es así porque todo es un casi perfecto orden evolutivo.


Vivir es evolucionar constantemente, al igual que lo hace todo lo que existe aunque no sea vida.

Incluso acomodándose cualquier vida, o cualquier cosa, a una adaptación que apenas pueda evolucionar, absolutamente todo evoluciona sin fin.

Adaptarse a una forma estática de ser, sin evolucionar, también es evolucionar.

Puesto que cualquier adaptación de cualquier existencia es un ladrillo del edificio evolutivo.

Ya que absolutamente todo el universo es una evolución sin fin.

Hasta la más mínima insignificancia acomodada es  una escala jerárquica necesaria en el universo, ya que la evolución universal es una gran jerarquía universal, y absolutamente todo el universo forma parte de la misma evolución.

Por eso, hasta lo más grande posible y hasta lo más pequeño posible evolucionan.

Hasta la más pequeña materia posible, por muy dura, quieta y pequeña que sea evoluciona.


Edificio universal


Si la más mínima existencia dejase de existir todo el edificio universal se destruiría instantáneamente, porque todo lo que existe una vez que ha surgido como existencia ya no puede dejar de existir. Porque dejar de existir sería volver a ser la nada.

Por eso todo lo que existe existirá siempre, ya que todo surgió de la nada, y nada puede dejar de existir porque la nada no existe.

Todo lo que existe es una multiplicación sin fin de existencias, que crece y se expande sin fin.

Todo empezó cuando surgió la primera existencia dinámica más pequeña posible, que surgió de la nada como dinamismo de una forma infinitamente extraordinaria.

Únicamente se puede surgir como existencia de la forma dinámica más pequeña posible.

Y de esa forma únicamente se puede surgir si se surge de la nada.

Todo lo que existe en nuestro espacio galáctico donde vivimos es un compuesto de existencias compuestas que se transforman sin fin en infinidades de existencias compuestas. Y eso es así gracias a que nuestro espacio galáctico es un espacio gravitatorio donde la existencia se atrae entre sí, y a que todo el universo se mueve en una única, inalterable y constante dirección expansiva.



Expansión interna del universo


El universo no se expansiona exteriormente porque esta rodeado por la nada, la cual no se puede ocupar porque la nada no existe.

Por eso el universo se expansiona interiormente sin fin, como si fuese un agujero negro que se expansiona hacia dentro.

Puesto que en ese surgimiento expansivo no existía ni lo grande, ni lo pequeño, ni incluso el tiempo.

Y eso permitió que la expansión se expandiese instantáneamente sin fin en el mismo pequeño espacio dinámico donde surgió la primera existencia que surgió de la nada.

Por consiguiente la expansión se expande sin fin hacia lo pequeño.

Fin que nunca conseguiría llegar porque en la expansión no existe lo pequeño.

Por eso la expansión continúa expandiéndose sin fin hacia la infinitud de la inexistente pequeñez.

Y en ese camino expansivo se ha originado el espacio gravitatorio donde vivimos, el cual crece sin fin hacia lo grande porque aquí se ha podido crear lo grande, lo pequeño, el tiempo, las dimensiones, el movimiento entre existencias que se atraen entre sí, etc.

Pero en ese crecimiento sin fin de nuestro espacio galáctico hacia lo grande tampoco se conseguirá llegar nunca; ya que ese es un camino sin fin, puesto que ese camino sin fin está conducido por la expansión, en la cual no existe ni lo grande, ni lo pequeño, ni el tiempo, ni el movimiento entre existencias que se atraen entre sí, ni la gravedad, etc.

Gracias a ese crecimiento expansivo sin fin las existencias del espacio expansivo, representado por el espacio de energía oscura, están obligadas a multiplicarse sin fin, ya que  en la expansión, como he dicho antes, no existe el tiempo ni nada que pueda frenar ese crecimiento.

Expansión que sólo puede crecer generando de la nada constantemente nuevas existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles semejantes entre sí.

Puesto que cómo se puede surgir de lo que no existe si no es como existencia dinámica repulsiva más pequeña posible.

Por tanto, ese crecimiento expansivo es un crecimiento repulsivo porque todas las existencias dinámicas más pequeñas posibles son repulsivas, ya que si fuesen existencias atractivas dejarían de existir, dejarían de ser las existencias dinámicas más pequeñas posibles, y eso no puede ser.

Debido a las inducciones transmitidas por esa gran repulsión de ese enorme espacio repulsivo expansivo llamado energía oscura, la propia expansión ha creado un pequeño espacio gravitatorio de existencias atractivas que forman el espacio universal donde vivimos.

Espacio que no deja de crecer a medida que crece sin fin la expansión hacia la inexistente pequeñez, o sea hacia el infinito, o llamase nada.



Vida


Vivir es tratar de evolucionar constantemente, incluso de manera acomodada o adaptada a una adaptación que apenas nos permita evolucionar.

O sea hasta lo más quieto o adaptado posible evoluciona, tal como le sucede a la materia.

Todo es necesario y todos somos necesarios para la evolución universal.

La evolución viviente es una jerarquía evolutiva viviente en la que el ser humano es la escala jerárquica más evolutiva, y la que encabeza la evolución viviente terrestre.

Los demás seres vivientes terrestres no humanos son escalas evolutivas inferiores adaptadas evolutivamente por el propio bien evolutivo terrestre, que será también el bien de la evolución universal porque todas las evoluciones vivientes están conectadas jerárquicamente a través de la jerarquía de almas universales.

Si una especie viviente se extinguiese, otra surgirá en su lugar ocupando otro puesto jerárquico evolutivo viviente donde la evolución viviente lo necesite. Ya que ni la evolución viviente ni la universal pueden dejar de evolucionar.


El todopoderoso orden universal


Y eso es así, porque todo el universo es completamente una inseparable e inmortal existencia, y por todo eso el universo es un todopoderoso orden evolutivo universal.

Por eso la expansión posee un dinamismo expansivo perfectamente homogéneo, perfectamente uniforme, perfectamente constante y perfectamente inalterable, teniendo en cuenta que la perfección total no existe.

Todo ese poderoso y perfecto orden universal induce a que todo evolucione sin fin al mismo par.

La vida es la inevitable consecuencia evolutiva de la incesante evolución sin fin del universo.

El universo creó el medio evolutivo viviente porque era la única solución para que la evolución universal pudiese continuar evolucionando sin fin.

La vida surgió porque tenía que surgir, ya que es una escala más de la inevitable y jerárquica evolución universal.

Como la evolución del orden universal no tiene fin y posee todo el tiempo del mundo, tiempo tuvo de posibilitar la vida.

Por eso la vida surgió por sí sola, que es como decir que surgió evolutivamente, inducida por la fuerte tendencia evolutiva universal. Ya que todos los medios evolutivos universales estan destinados a evolucionar sin fin, y evolucionar hacia la vida era inevitable.

Como todo evoluciona con orden, tarde o temprano surgirían los lugares apropiados para que surgiese la vida.

De manera evolutiva se le posibilitó a la vida que pudiese evolucionar libremente de acuerdo al orden evolutivo viviente, para que así también pudiese evolucionar cada vez más a través de la cabeza evolutiva viviente.

Sin embargo, la vida no podía estar totalmente libre porque todo pertenece a la misma evolución universal.

Por eso existió la jerarquía universal de almas; las cuales también pertenecen al mismo proceso evolutivo universal pero destinadas a controlar a las vidas.

Las almas forman parte de esas tendencias jerárquicas evolutivas universales que posibilitaron de forma jerárquica que surgiese la vida.

Gracias a las almas las vidas están enlazadas de manera psíquica con las propias almas, y eso  permite que la vida pueda reencarnarse y evolucionar sin fin.


Autor: Salvador Sánchez Melgar

Registrado en Safecreative


La poesía más bella



Foto de 5 personas juntas que no se les ve el rostro. La poesía más bella también es para ellos.
Foto de 5 personas sin rostro. A ellos también va dirigida la poesía más bella. Pixabay


La poesía más bella



La poesía más bella del mundo, la poesía más breve y otras poesías.



Mis poesías



(Que conste que no soy poeta y que no tengo ni idea de poesías. Estas poesías las he creado en mis ratos libres hace muchos años).
Autor: Salvador Sánchez Melgar



LA POESÍA MÁS BELLA DEL MUNDO

La belleza se reflejó en todos los reflejos
y convirtió a la luz del día
en la más bella de las poesías


LA POESÍA MÁS CORTA

Es tan corta esta poesía
que mis pensamientos
la han secuestrado
sumergiéndola en el olvido


LA POESÍA MÁS GRANDE

La poesía más grande del mundo
es tan grande que no se puede ver
ni oír, ni tocar, ni sentir, ni oler
porque es tan enorme que no se
puede agarrar con el pensamiento
pertenece a la inmensidad del firmamento


LA POESÍA MÁS ALEGRE

A lo que aspira toda humanidad
es a transformar su alegría
en la más alegre felicidad


MONTSE

Cuando reluce una imagen Montse destaca
cuando brilla una estrella Montse aparece
cuando la belleza resplandece Montse refulge
cuando el amor deslumbra Montse irradia
cuando la alegría ilumina Montse es luz


¿QUÉ ES POESÍA?

Poesía es un trozo de amor enamorado
poesía es un trozo de cielo iluminado
poesía es un trozo de sueño bellamente soñado
poesía es hacer realidad la luz en tu rostro iluminado


QUE DIFÍCIL ES ENAMORARSE

Que fácil es enamorarse de tus perfecciones
que difícil es enamorarse de tus imperfecciones
que fácil es enamorarse de lo que eres
que difícil es enamorarse de lo que dejas de ser
no dudes en enamorarte del amor que sufre tus tristezas
no dudes en enamorarte del amor que sufre tus desdichas
no dudes en enamorarte del amor que se enamora de tu destino


LA POESÍA MÁS BREVE DEL MUNDO

Esta poesía es tan breve
que nació antes que el tiempo
me falta tiempo para poder expresarla


EL BIG BANG

Nace la vida muere la muerte
muere la vida nace la muerte
así siempre infinitamente
siempre matemáticamente


EL FUEGO DEL AMOR

Arde mi sangre
ríos de lavas
encauzan mis venas
arde mi sangre
que apagan mis penas
y encienden mis ganas
arde mi sangre
de amor me abrasas
de amor me quemas


Registrado en Safecreative

Nuevas ideas sobre la expansión universal


Foto de una gran esfera multicolor, todo es expansión. La expansión universal cómo es
Imagen de una gran esfera multicolor. Todo es expansión universal. Pixabay


Nuevas ideas sobre la expansión universal


Todo se expande


Me he dado cuenta que la expansión universal tiene que ser muy homogénea, muy estable y muy uniforme, aunque sólo posea existencias repulsivas. Ya que tiene que ser así para poder expandirse instantáneamente y crecer sin fin.

Y al mismo tiempo inducir a que absolutamente todo lo que exista en el universo sea igual de estable que la expansión y que por eso todo crece y se expande sin fin de una manera muy estable y constante.


Y gracias a ello, se pudo crear un espacio universal de existencias atractivas como el espacio galáctico donde vivimos.

Si la expansión universal no tuviese la necesidad de crear un espacio como el espacio universal donde vivimos, la expansión universal no podría ser otra cosa que un perfecto orden repulsivo muy perfectamente homogéneo, estable y uniforme, teniendo en cuenta que la perfección absoluta no existe.

La expansión sólo puede ser tan perfectamente ordenada sí se expande de manera instantánea.

Y expandirse instantáneamente es carecer de tiempo y de movimientos entre existencias que se atraigan entre sí. Movimientos entre existencias que únicamente pueden poseer las existencias atractivas, ya que las existencias repulsivas se repelen entre sí y por eso no pueden unirse y así formar las existencias compuestas.

Careciendo del movimiento atractivo entre existencias que se atraen entre sí se carece también del tiempo y de las dimensiones. Por tanto se carece de los tamaños grande y pequeño y de toda evolución que posee el espacio universal donde vivimos.

Por eso la expansión es un orden repulsivo unidimensional, y siendo así no puede crear ninguna clase de materia ni ninguna evolución tridimensional, que es la que posee el universo gravitatorio de existencias atractivas donde vivimos.

Supongamos que la expansión sea un gran río en donde el agua se mueve dirigiéndose al mar; y que el espacio donde vivimos sea una barca sin motor que se deja llevar por el agua del río.

Sí el agua del río se mueve muy fuerte la barca se moverá muy fuerte; y si el agua del río dejase de moverse la barca dejaría de moverse.

Pues la expansión debe moverse de una forma muy estable para que exista esa gran estabilidad universal de la gran barca representada por el espacio universal donde vivimos, el cual sólo es el aproximadamente el 5% del universo. Puesto que apenas se nota el movimiento expansivo de nuestro espacio universal, más bien parece que estemos en un universo sin movimiento.

Y ese gran orden universal de nuestro espacio universal sólo lo pudo crear la expansión gracias a que la propia expansión es un gran orden, aunque sea totalmente repulsivo.




La expansión se expande sin fin


La expansión no se puede parar para conseguir aún más estabilidad, más perfección, más orden universal, y si se parase todo dejaría de existir.

Debe ser tan grande la estabilidad universal expansiva que parece que todo esté parado, que la expansión esté parada, y que sólo nos movemos con su correspondiente tiempo por obra divina.

La expansión se expande como energía repulsiva, pero tiene que ser una energía repulsiva muy constante y muy estable y además tiene que invadir de estabilidad repulsiva y de orden repulsivo todo el universo y posibilitar así con esas repulsiones, ya que todo pro crea su contra, el espacio atractivo gravitatorio en el que la existencia se atrae entre sí, como es el espacio galáctico donde vivimos.

Con lo cual, esa perfección ordenada de la expansión repulsiva que lo invade todo de manera repulsiva, no puede ser otra cosa que la energía oscura que está en todo, y que forma aproximadamente el 95% del universo.

Y esa expansión para ser tan estable como es sólo pudo surgir de la nada y de manera instantánea. Y multiplicarse sin fin, generando cada vez más existencias repulsivas y expansivas, mediante el surgimiento continuo de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles semejantes entre sí. Ya que éstas sólo pueden ser existencias repulsivas, puesto que si se atrajesen entre sí se unirían dejando de ser de ser las existencias dinámicas más pequeñas posibles.

Y gracias a esa multiplicación sin fin de esas existencias la expansión universal no cesa de crecer y expandirse como energía repulsiva.




Autor: Salvador Sánchez Melgar

Registrado en Safecreative

 



Inadaptaciones




Los rayos son inadaptaciones energéticas
Imágenes de rayos. Los rayos son inadaptaciones energéticas. Pixabay

Inadaptaciones


La inadaptación


El psiquismo humano es, ha sido y será siempre una inadaptación psíquica ordenada y evolutiva que evolucionará psíquicamente sin cesar, tratando de adquirir constantemente nuevas adaptaciones, mediante nuevas informaciones de las adaptaciones que experimenta permanentemente del entorno que le rodea.

Inadaptarse es no adaptarse a una adaptación fija. Por eso inadaptarse es evolucionar.

Adaptarse a existir es inadaptarse también a una forma poco adaptativa de existir, al igual que lo hace la materia y muchas vidas no humanas. Son inadaptaciones adaptadas así porque la propia inadaptación universal necesita que existan, para que así la propia evolución universal pueda continuar evolucionando como inadaptación evolutiva.

La inadaptación psíquica humana nunca terminará por concluir su evolución psíquica inadaptativa.

La inadaptación psíquica nunca se adaptará a una plena quietud adaptativa, a un freno expansivo, pues eso sería su fin.


Ya que no inadaptarse es adaptarse a una inmovilidad permanente, es dejar de evolucionar es dejar de existir; pues hasta la materia más quieta posible evoluciona como adaptación inadaptada.

Por eso el universo necesita ser una constante inadaptación aunque para ello deban existir existencias adaptadas a una única forma de existir. Universo que también es una inadaptación, porque su inadaptación sirve para que la evolución continúe su camino evolutivo inadaptativo.

Existencias que para poder adaptarse a una forma de existir han necesitado experimentar una constante inadaptación hasta llegar a ser esa existencia adaptativa inadaptativa.

Para que todo pueda continuar adaptándose a ser adaptación necesita una constante lucha contra la inadaptación universal, lo cual también es una constante inadaptación a la inadaptación universal.

Ese sin fin inadaptativo del orden universal es inducido a cualquier tipo de evolución.

Por consiguiente, ese sin fin inadaptativo, ese sin fin evolutivo, también es inducido a la inadaptación psíquica humana, por eso la inadaptación psíquica humana nunca cesará de evolucionar mientras exista la  inadaptación del orden universal.

No por ser el universo una inadaptación es un desorden, al contrario, para que todo el universo sea una inadaptanción se necesita que exista un gran orden universal que induzca a que todo posea esa inadaptación.

Esa ordenada inadaptación psíquica viviente nos hizo, nos hace y nos hará evolucionar siempre psíquicamente; adaptándonos psíquicamente a un cuerpo y a una mente que evolucionarán ordenadamente sin cesar.

El proceso inadaptativo viviente constituido evolutivamente en un orden viviente, permite jerárquicamente que sea el ser humano quien posea la línea directa evolutiva, evolución que le induce a no adaptarse a una acomodación psíquica como la de los animales. Adaptación que también es una inadaptación porque para ser adaptación hay que inadaptarse a no evolucionar para que todo evolucione.

Todos los seres vivos tienen la facultad de necesitar siempre adaptarse al entorno que les rodea, transformándose evolutiva, psíquica y físicamente a través de las herencias. Eso es una inadaptación adaptativa evolutiva que nunca les termina de adaptar por completo.

Por eso, todos los seres vivos somos una inadaptación psíquica y física evolutiva, ordenada y adaptada psíquicamente a una inadaptación psíquica y física.

Y como prueba, ahí está todo lo viviente que constantemente se transforma hereditariamente adaptándose a nuevos habitas que se experimenta continuamente, gracias a esa permanente inadaptación que posee todo lo existente.



Autor: Salvador Sánchez Melgar


Registrado en Safecreative

Los filósofos qué son

 

El filósofo
El filósofo. Pixabay


Los filósofos qué son




  • El filósofo
  • Lo absoluto y lo perfecto
  • Todo se engrandece al mismo tiempo
  • La nada
  • Tuvo que existir un principio que lo originó todo
  • ¿La nada es Dios?
  • Todo se satura constantemente de existencia






El filósofo


El filósofo: Según un diccionario de la Internet pública, el filósofo puede equivocarse o acertar, siempre en aras de buscar la verdad.

Existe la nada: La nada existe, se puede pesar, se puede medir: la nada es el infinito menos el finito de lo que es, mide y pesa la existencia en sí.

Sobre la existencia: La existencia y la nada son dos contrastes opuestos que deberían poderse medir como existencias opuestas: como la nada absoluta hecha existencia o como la nada hecha existencia en comparación con la nada absoluta.

La perfección: Equivaliendo lo perfecto a lo absoluto podríamos decir que no existe nada absolutamente perfecto, ni nada perfectamente absoluto, excepto la nada.


No existe una perfecta imitación, no existe una perfecta similitud, todo tiene su identidad propia.


Ni lo perfecto ni lo absoluto existen, excepto como nada, la cual o no existe o existe como nada hecha existencia.





Lo absoluto y lo perfecto



Lo absoluto: No existe una esfera o un cuadrado completamente absoluto o perfecto. Ni un color absolutamente perfecto.

No existe ni el mal ni el bien absoluto. Ni existe la belleza absoluta o perfecta.


No existe una línea recta absolutamente recta ni perfecta. No hay nada perfecto, no existe nada absoluto, excepto la nada.


Únicamente podrían ser perfectas o absolutas las representaciones representadas por los números, las palabras o la imaginación ya que sólo son representaciones, las cuales pueden representar algo real o irreal, algo perfecto o imperfecto o algo absoluto o su contrario.

Lo perfecto y lo  absoluto podrían demostrar que existe la nada, pues si la existencia no es absoluta ni perfecta, ni existe algo absoluto, es que existe la nada.


La existencia no es absoluta, y por este simple hecho se debería admitir como existente a la propia “nada”. Entonces, se podría afirmar que existencia + absoluto = nada; o existencia + nada = absoluto; o nada + absoluto = existencia.





Todo se engrandece al mismo tiempo


Como lo pequeño es lo grande: dentro de la nada infinita, lo pequeño y lo grande son dimensiones infinitas, tanto en lo pequeño como en lo grande.

En el universo todo se engrandece o se empequeñece al mismo ritmo y tiempo que se engrandece la expansión. De esta manera, lo grande y lo pequeño mantienen intactas sus medidas en comparación con la expansión.

Cuanto más grande sea la expansión más se engrandecerá el átomo, y como todo lo existente se engrandece también, incluidos nosotros, en el mismo tiempo, apenas percibimos esos fenómenos.

Ni la ciencia con los mejores instrumentos de medida podrían comprobar esos hechos, ya que todo se engrandece al mismo tiempo y no hay instrumento que lo detecte, pues las propias materias y medidas de los instrumentos también se distorsionan hacia lo grande.


Todas las sub-partículas o sub-átomos, ya sean energías en forma de luz o materia, todo se engrandece. De esta manera, todo se relaciona, lo grande se relaciona con las dimensiones de la expansión, de la existencia y de la nada.


Al crecer la expansión crecerá el universo, y esto permite que el universo sea cada vez más grande y que los átomos o sub-átomos también lo sean. Porque si no fuese así, los átomos llegarían a ser tan pequeños que apenas tendrían energía ni dinamismo para ser átomos.


Entonces, para que pueda existir la existencia, todo lo pequeño sub-atómico se engrandece al mismo ritmo que la expansión, empezando por lo pequeño, sub-átomos, átomos, etc.; ya que todo lo pequeño irremediablemente permite crecer a lo grande.





La nada


La nada tiene identidad propia, es la nada. Es única, igual, perfecta, infinita, indefinida, eterna, absoluta, etc.  Está oculta en lo más profundo de la existencia, está mezclada con la existencia; la nada es la nada hecha existencia.

El dinamismo permite que la nada sea existencia. La nada pura, es el calor y el frío más absoluto capaz de destruir la existencia. Todo es la nada porque la nada está en todas partes.


Dentro de la nada infinita, lo pequeño y lo grande se mantienen infinitos.

La nada fue la que hizo posible la creación de todo lo existente, que es energía de la nada hecha existencia. La nada es como un Dios, es la creadora de la existencia.


La materia: La materia más sub-atómica del sub-átomo más pequeño posible tendría que ser indivisible como materia para no llegar a ser la nada.

La materia, como existencia que es, se puede dividir en otras materias indefinidamente hasta llegar a ser la materia más pequeña posible, la cual no se puede dividir más porque dejaría de ser existencia.






Tuvo que existir un principio que lo originó todo


Tuvo que existir un principio en el origen de la existencia que permitió el origen de todo.

Tuvo que haber un principio en la creación de lo existente, ya que todo tiene un principio. El cual tuvo que comenzar como infinita pequeñez de todo comienzo. Un principio dinámico en forma de punto infinitamente poco dinámico, pequeño y poco denso que casi era la nada absoluta.

Pero al no poder ser la nada absoluta con su absoluta quietud, puesto que ese punto ya se había originado como existencia. Ese punto tuvo que adquirir su contrariedad como existencia con respecto a la nada.  Adquiriendo también el dinamismo necesario para poder ser existencia.


Ese principio, era el principio de todo. Era un punto insignificante en un lugar del vacío más absoluto, en un lugar en donde no existía lugar, ya que al no haber existencia no existían lugares.

Ese principio dinámico creó un supuesto lugar dinámico, que por ser totalmente dinámico y no poder permanecer en el mismo sitio, era un lugar ficticio.


Un lugar en donde no existía ni el tiempo porque todo era nada. Sólo existía ese primer origen en constante movimiento, transformado en lugar dinámico gracias a su imparable movimiento.






¿La nada es Dios?


Ese principio que originó el universo era como un Dios. Gracias a ello se originó un sub-atómico dinamismo que se multiplicó en cada vez más esencias de sí mismo, originando así cada vez más existencia.

Debido a ese dinamismo, que se multiplicó como existencia, se multiplicó el propio dinamismo y al mismo tiempo la existencia. Y así se posibilitó la existencia del universo.





Todo se satura constantemente de existencia


Todo se satura constantemente de existencia: Es lógico pensar, que la existencia esté saturada de existencia, aunque esté mezclada con diferentes clases de existencias.

Como sería lógico pensar, que un mar está saturado de agua dentro de su recinto acuático, aunque el agua sea una mezcla de diferentes tipos de líquidos.

Entonces, la existencia posibilita también, que lo no existente esté saturado de inexistencia, o de la nada hecha existencia.

La existencia es un producto de la nada hecha existencia, hecha dinamismo, que por ser inexistencia dinámica, se constituyó en existencia.


El universo al crecer sin fin, se sobre satura continuamente de existencia, y a su vez de la nada.


El universo está rodeado de la nada, por eso el dinamismo expansivo del universo no cesa de inducir y generar cada vez más dinamismo, por tanto se genera cada vez más existencia.





Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative




El mal y el bien


Mal y bien
El mal y el bien universal. Pixabay

El mal y el bien 


El bien y el mal


Dentro de las amplísimas variedades de mal y de bien que existen, se evolucionará más positivamente siempre que el mal y el bien luchen contra el propio mal en favor de la plena justicia.

Si el mal y el bien son utilizados para el bien, tanto el mal como el bien son evoluciones necesarias para que evolucionemos conforme evoluciona el adecuado orden impuesto por la justicia evolutiva universal. 

Emplear el mal a conciencia para hacer un bien, si ese mal empleado se emplea con justicia y para una causa justa, es evolucionar positivamente.

Los males gratuitos degeneran, involucionan,  al igual que el bien disfrazado de bien y que consiste en hacer el mal.

No hay que confundir utilizando el mal como bien ni el bien maligno como verdadero bien.

A la evolución del orden universal no se la puede engañar, todo está controlado por la justicia del orden universal. Por tanto todo se pagará evolutivamente, si no en esta vida en posteriores reencarnaciones.

En realidad todo es más complejo de lo que parece, sin embargo todo es muy fácil para nuestra conciencia que es la que mide nuestras acciones, sí nuestra conciencia cree que hacemos un bien aunque sea un mal disfrazado de bien, para nuestra evolución será un bien.

Todo se paga tarde o temprano porque todos somos eternos y hay mucho tiempo en otras vidas para recibir premios y castigos evolutivos, pero contra menos castigos evolutivos recibamos mejor viviremos en futuras vivencias. Y antes alcanzaremos ese meta evolutiva de ser cada vez un alma más evolutiva, meta a la que evolutivamente todos llegaremos, aunque unos llegarán antes que otros.  

Absolutamente todo lo que hagamos lo mide con exactitud el orden universal a través del orden de la jerarquía de almas universales, a la cual no se la puede engañar porque nuestro yo psíquico es un alma que pertenece a ese orden. 

El orden universal es como un dios que lo sabe todo, y lo sabe todo porque todo es un orden evolutivo universal.

Nada ni nadie puede modificar ese orden, cualquier modificación del orden evolutivo universal sería destruir ese orden, por tanto destruir el universo. Ya que hasta la más mínima existencia es un ladrillo inmortal del edificio universal.

Por eso ninguna civilización extraterrestre, por muy avanzada y evolutiva que sea, no puede adueñarse del universo, ya que nada puede modificar la evolución del orden universal, que es el que domina todo.

Mucho antes de que nuestro planeta se extinga, habremos evolucionado en seres espirituales, es el destino de cualquier planeta que disponga de vida, da tiempo a esa evolución ya que todo es un orden y eso entra dentro del orden.




Autor: Salvado Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative

Los milagros que son



Milagros
Los milagros. Pixabay

Los milagros que son



Los milagros no son verdaderos milagros 


El hecho de que a veces sucedan cosas milagrosas inexplicables no quiere decir que sean verdaderos milagros, ya que si esos hechos suceden es porque pueden suceder.

Que en una congregación de creyentes hayan sucedido hechos inexplicables como la aparición de una virgen o fenómenos extraños, son hechos sobradamente probados que han sucedido ya que los testigos han sido muy numerosos. O por ejemplo que en Lourdes se hayan curado personas clínicamente incurables.

Esos hechos han sucedido porque son posibles que sucedan, ya que todas las personas poseemos un alma y nos comunicamos psíquicamente con las almas, y las propias almas como excepción pueden intervenir para que sucedan esos hechos inexplicables.

Además, nuestro psiquismo posee poderes ocultos que en situaciones excepcionales pueden intervenir transformando la existencia que nos rodea en otro tipo de existencia más positiva o más energética, produciendo con ello hechos inexplicables.

Pero todo tiene un límite, por ejemplo a una persona sin pies o sin brazos no le van a crecer unos nuevos pies o brazos porque eso sería una imposibilidad.

Por lo tanto los milagros no existen como milagros porque si existiesen podría ser verdaderos milagros y eso es una imposibilidad. Lo que se creen que son milagros no son milagros sino hechos que pueden suceder, aunque en la actualidad no se encuentre ninguna explicación.

En el futuro, a largo plazo, cuando hayamos descubierto todos los poderes psíquicos que poseemos, y podamos dominar esos poderes, podremos auto-curarnos de manera psíquica.

Pero no podremos curarnos absolutamente todo ya que como he dicho antes, al que le falte algún miembro no podrá recuperarlo de la nada.

Aunque tal vez, podamos dominar los genes para que genéticamente podamos auto-implantarnos los miembros que nos pudiesen faltar, al igual que los lagartos recuperan la cola que han perdido.

Quizás también, en el futuro, podremos tener la posibilidad de la implantación artificial.

Muchos milagros posibles se podrán posibilitar en un futuro aún muy lejano, pero no tan lejano.



Autor: Salvador Sánchez Melgar

Registrado en Safecreative










Las dimensiones que son




Tres dimensiones
Las tres dimensiones. Pixabay


Las dimensiones que son


  • Dimensión unidimensional y tridimensional
  • A parte de la existencia unidimensional de la expansión me he dado cuenta que en el universo sólo pueden existir las tres dimensiones
  • La energía oscura es unidimensional




Dimensión unidimensional y tridimensional


El universo es un poderoso orden universal.

La parte del universo de energía oscura es totalmente repulsiva porque todas sus existencias se repelen entre sí.

Espacio que está compuesto de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles y por eso se expande de manera repulsiva sin fin.

Sin embargo al ser todas esas existencias repulsivas semejantes entre sí no pueden existir en ellas un desorden total.

Todas forman un orden repulsivo de más de lo mismo. Fuera de ese orden está la nada la cual no se puede ocupar porque no existe, por eso mismo ese orden repulsivo crece y se expande sin fin en su espacio dinámico propio sin necesitar ocupar la nada. 

Espacio que se expande  siguiendo un orden, el orden a expandirse sin fin en una misma dirección repulsiva expansiva sin fin.

Espacio unido repulsivamente porque no tiene otra opción, ya que está obligado a unirse porque la nada lo rodea y ésta no se puede ocupar porque no existe. ¿Ya que cómo se va a poder ocupar lo que no existe?


Con lo cual en ese espacio expansivo de energía oscura la existencia no puede unirse totalmente porque es existencia repulsiva. Por eso ahí no puede existir la existencia compuesta, y por consiguiente no puede existir el movimiento entre existencias, con lo cual ahí tampoco puede existir el tiempo.

Y al no poderse ahí componer las existencias como existencias compuestas tampoco pueden existir las tres dimensiones con lo cual no puede existir ni lo grande ni lo pequeño.

Eso induce a que ese espacio repulsivo expansivo sólo puede ser un espacio unidimensional.




A parte de la existencia unidimensional de la expansión me he dado cuenta que en el universo sólo pueden existir las tres dimensiones


Me he dado cuenta de que es imposible de que en el universo puedan existir dos dimensiones o más de tres dimensiones, explicaré el porqué en este artículo.
  
A medida que voy escribiendo y subiendo en mi blogs artículos sobre nuevas ideas que se me van ocurriendo, más de una vez he tenido que corregir algunos de mis artículos más antiguos debido a que se me han ocurrido nuevas ideas que contradicen otras que publiqué.

He descubierto que sólo existe una dimensión y las tres dimensiones conocidas, con lo cual tendré que corregir algunos de mis artículos anteriores publicados en este blog en el que afirmaba que existían otras dimensiones aparte de la unidimensional y la de las tres dimensiones donde vivimos.

Me he dado cuenta que es imposible que puedan existir dos dimensiones en cualquier espacio, tal y como afirman algunos poniendo como ejemplo un papel sin la dimensión de lo de arriba ni lo de abajo.

No puede existir nada, ni siquiera la lámina más delgada posible que no posea un mínimo de grosor tanto a lo alto como a lo ancho como a lo largo. Al tener grosor todo lo que existe en el espacio galáctico donde existimos, que es donde la existencia se atrae entre sí y por eso ésta se puede componer como existencia compuesta, eso indica que no puede existir en éste espacio nada que no posea las tres dimensiones, que son las dimensiones que posee todo grosor.

Solamente en la energía oscura y en la materia oscura no existen los grosores, porque en esos lugares no se puede atraer la existencia entre sí para poder formar el grosor como existencia compuesta y sus correspondientes tres dimensiones. En esos lugares universales la existencia se repele entre sí, con lo cual en esos lugares únicamente puede existir una dimensión porque toda sus existencias son repulsivas y se expanden en la misma dirección expansiva.


Es precisamente esa expansión ordenada lo que les permite poseer una sola dimensión expansiva repulsiva. Dimensión que no permite que exista la materia, ni el tiempo, ni el movimiento entre existencias que se atraigan entre sí, ni la gravedad, ni la existencia compuesta, etc.

Por tanto sólo existen dos tipos de existencias: la compuesta que es la que posibilita las tres dimensiones y la descompuesta que es la que induce a que exista una única dimensión.


Cualquier ser o cosa que pudiese existir en un imaginario mundo bidimensional tendría que poseer grosor, por tanto este mundo sólo podría ser un mundo tridimensional.

Además para que cualquier ser o cosa que pudiese moverse en ese supuesto mundo bidimensional, sólo podría moverse como existencia compuesta, o sea como existencia tridimensional. Ya que el movimiento entre existencias que se atraen entre sí únicamente puede existir como movimiento gracias a la atracción de la existencia y a su correspondiente transformación dinámica como existencia compuesta; y eso únicamente puede existir en un mundo tridimensional. 

El movimiento en la expansión no es el mismo movimiento que el que posee nuestro espacio universal, ya que en la expansión las existencias se repelen entre sí. Ese movimiento expansivo es otro tipo de movimiento, es un movimiento instantáneo debido a que sus existencias son repulsivas y no se pueden unir totalmente; por eso la expansión no posee tiempo.

Con lo cual ese ser o cosa que existiese en un imaginario mundo bidimensional, al necesitar moverse tendría que adquir el orden dinámico que le permitiese poseer el tiempo; y eso sólo puede existir en un mundo gravitatorio tridimensional.


Por consiguiente no puede existir un mundo bidimensional porque todo lo que existe o posee grosor o no posee grosor.

En un mundo con grosor sólo pueden existir tres dimensiones pero no más.

No podrían existir mundos o espacios con más dimensiones que las tres dimensiones conocidas, puesto que la existencia compuesta sólo puede existir si existe con tres dimensiones y no con menos ni con más.





La energía oscura es unidimensional



La energía oscura es unidimensional ya que ésta expansión se expande instantáneamente de manera repulsiva sin fin. Y  sólo se puede existir de manera repulsiva si se existe con una sola dimensión, ya que ahí no se puede unir la existencia y así poder formar la existencia compuesta.

La energía oscura está totalmente compuesta de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que no cesan de nacer y que generan alrededor suya un espacio de energía repulsiva expansiva unidimensional.  

Nada que exista como existencia repulsiva puede ser un espacio bidimensional, tridimensional o con más de tres dimensiones.

El hecho que en lo más microscópicamente pequeño, o en un mundo cuántico se crea que pueden existir dimensiones mayores a la tridimensional es un error, porque todo lo que existe como existencia compuesta sólo pueden existir con tres dimensiones, ya que toda clase de existencia compuesta únicamente pueden existir si poseen grosor, y el grosor sólo puede existir si existen en él las tres dimensiones.


Además, todos los espacios sean cuánticamente pequeños o inmensamente grandes están formado por existencias compuestas, las cuales sólo pueden formarse en un espacio tridimensional.

Todo lo que existe debe estar hecho de existencia y la existencia para poderse formarse como existencia compuesta tiene que ser un compuesto de existencias que únicamente puede existir con tres dimensiones (anchura, altura y longitud; es decir grosor hacia todos los lados posible).  

Por consiguiente, cualquier cosa que exista como existencia compuesta sólo puede existir gracias a que posee en sí misma las tres dimensiones.

Por tanto, como todo el universo galáctico donde existimos es existencia compuesta, todo esta parte del universo es totalmente tridimensional. 





Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative





Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más