La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrir, temas como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento se podrán descubrir esos misterios ocultos.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

El futuro de la humanidad





El futuro de todo
El futuro es el presente del universo



El futuro está escrito



El futuro


Se produzcan los hallazgos científicos que se produzcan los hallazgos científicos se producirán tarde o temprano y en sus fechas evolutivas aproximadas.

Normalmente los descubrimientos científicos se producen cuando de manera evolutiva se deben de producir.

Por ejemplo: Nunca se podría haber inventado un carro en la edad de piedra si todavía no se habían inventado las ruedas, una evolución permite producir otra evolución superior. No se podrán construir naves espaciales que viajen en el espacio a velocidades cercanas a la de la luz sin antes no haber descubierto los medios que podrían impulsar a esas naves a viajar a esas velocidades. Todo evolucionará en su tiempo evolutivo normal, no en un tiempo anterior.

Por eso todo tiene un  proceso evolutivo que es como decir que todo está escrito o destinado a que suceda cómo y cuándo deben suceder.

Aunque la vida disponga de cierta libertad, al final todo está inducido a cumplir una meta evolutiva.

Es decir, como todo dispone de su tiempo evolutivo, eso obliga a que no se puedan posibilitar inventos en épocas que evolutivamente no se correspondan.

Por eso las cosas más importantes que le sucederá a cada uno inevitablemente les sucederá, no se pueden cambiar. Hay hechos que parecen no tener importancia, pero para la evolución si las tiene, ya que esos hechos podrían influir en otros hechos como si fuese un efecto dominó y podrían cambiar la evolución normal de las cosas.



Los hechos más importantes para la evolución no se pueden cambiar


La vida dispone de cierta libertad para poder cambiar los hechos antes de que sucedan. Pero los hechos que sean verdaderamente importantes y que puedan modificar la evolución normal de la evolución viviente y de la evolución de todo no se podrán cambiar, por eso todo está destinado a suceder como debe suceder.

Es el propio tiempo el que controla la evolución de todo.

Se pueden imaginar muchas cosas: naves espaciales que viajen a la velocidad de la luz, vivir sin envejecer, etc. Pero  esas imaginaciones no se podrán realizar hasta que no lleguen sus fechas evolutivas, que serán las fechas evolutivas más adecuadas para poder hacerlas realidad.

No se puede empezar la casa evolutiva de la evolución por el tejado. Cada cosa a su tiempo, cada evolución a su tiempo evolutivo, cada descubrimiento llegará en su tiempo evolutivo aproximado.



La evolución viviente


La vida terrestre pertenece a su correspondiente jerarquía de almas terrestre enlazada, al igual que todas las almas universales, con la jerarquía de almas universales.

Todas las almas, al igual que las vidas, poseen obligaciones evolutivas.

La evolución material y energética no posee de la libertad que posee la evolución viviente. Por eso, estas evoluciones son evoluciones standar y por eso también no están tan sujetas a unas normas especiales como las evoluciones vivientes.

La evolución viviente dispone de cierta libertad de acción, y por eso cada vida puede actuar libremente, con lo cual esa libertad nos ha inducido a decidir y experimentar. Esa evolución viviente nos ha llevado al camino evolutivo de evolucionar también como alma.



La evolución


La evolución es un camino evolutivo que no tiene atajos evolutivos, se ha de evolucionar conforme permite el orden evolutivo universal.

Por ejemplo, supongamos que existen miles de planetas en donde existen vida, cada civilización poseerá su propia evolución viviente.

Lo que cada civilización realice antes de que se extinga, para nada le influye al universo, puesto que existen infinidades de lugares universales con el mismo propósito evolutivo. Y para todas las evoluciones, sea viviente o no, el final será la extinción y volver a existir en otro sitio, ya que nada desaparece totalmente pues todo se transforma.

Siempre nacerán más estrellas que las que se extingan ya que el universo está en plena expansión.

Mientras eso sucede el universo continuará existiendo, será el mismo universo y inducirá el mismo orden evolutivo universal a todo el universo.

Por tanto, todo está destinado a evolucionar hacia esas metas evolutivas conforme fueron creadas, porque no hay otro camino evolutivo diferente al que ha posibilitado el orden evolutivo universal.


El universo no piensa, actúa


Si el universo fuese una persona pensante sabría los hechos importantes que le podría suceder a cada evolución viviente, ya que todas las evoluciones vivientes del universo evolucionan de forma parecida y hacia el mismo fin.

No se puede cambiar el futuro de la humanidad. Por muchas guerras mundiales que sucedan en la Tierra o en cualquier planeta que albergue vida, suceda lo que suceda ningún suceso apenas le influiría al orden evolutivo universal.

Ningún daño podría sufrir el universo si estallase una bomba nuclear en la Tierra ni en cualquier otro planeta que albergase vida, ya que el universo es infinito y existirán infinitos planetas que alberguen vida.



¿Cómo será el futuro de la humanidad?



Si no hay una guerra que extinga la evolución viviente terrestre, el futuro de la humanidad será:

1. Que tarde o temprano existan más máquinas o robots cada vez más sofisticados.

2. El de que las personas acabemos siendo más robots que humanos, ya que las partes físicas sustituibles serán mejores que las humanas.

3. El de que, a través del conocimiento nos vayamos puliendo como seres humanos.

Con el tiempo, el dinero no existirá, ya que la tendencia universal será poseer un bienestar de cada vez más alta calidad, en el que a veces el dinero será un estorbo pues las cosas más imprescindibles se conseguirán sin dinero.

Y todo eso gracias a que existirá una mayor globalización terrestre, y que los robots nos desprenderán de los trabajos más perjudiciales. Supongo que eso nos proporcionará mejor calidad de vida. Podremos vivir sin trabajar, gracias a los robots.

La gente trabajará voluntariamente en trabajos comunitarios, otros harán deporte, otros estudiarán, otros se dedicarán a la música o al arte; o a muchas otras formas de ocupar el tiempo ya que nadie podrá estar sin hacer nada.

Supongo que será un mundo más justo en el que poco se parecerá al de hoy en día.

4. Vencer el envejecimiento: Se podrá retrasar el envejecimiento humano, ya que se habrán posibilitado adaptaciones físicas humanas más resistente al envejecimiento y se habrá vencido a la vejez también de manera biológica.
  
No se podrá vivir eternamente con la misma vida, ya que nuestras almas no lo permitirán. 

Se intercambiarán todas las partes físicas humanas más envejecidas por otras ortopédicas, con las cuales nos mantendremos siempre más jóvenes.

Y a través de adaptaciones físicas y de nuevas investigaciones seremos más fuertes, más ágiles, más felices,... Y además, gracias a eso, todas las enfermedades se podrán curar.

5. La unión humana: En el futuro no se podrá evitar que todas las naciones consigan unirse formando una única nación terrestre, ya que esa es la tendencia.


Más sobre el futuro (Supresión de fronteras)


No se podrá evitar que la humanidad consiga la supresión total de fronteras, gracias a que a  los países menos desarrollados se les induzcan a que alcancen niveles más altos de desarrollo.

Hoy en día las fronteras son muy útiles por diversos motivos, pero en el futuro no servirán para nada. La tendencia de la humanidad es unirse formándose así un sólo país terrestre, porque esa tendencia es una tendencia evolutiva universal.

¿Cómo se conseguirá la supresión de fronteras?: De manera evolutiva, induciendo a que se desarrollen cada vez más los países menos desarrollados, entre otras medidas. Con la globalización terrestre humana habrá menos guerras, menos hambre, menos armas, etc.

Los extraterrestres nunca tendrán un contacto formal con la humanidad existiendo tantas desigualdades e injusticias humanas.

6. Más internet: Tampoco en el futuro se podrá evitar una internet sin fronteras,  cada vez más universal y uniendo cada vez más a la humanidad; de hecho ya se está produciendo.



7. Contacto extraterrestre: Supongo que tarde o temprano existirá un contacto extraterrestre, el cual lógicamente proporcionará a la humanidad mayores conocimientos y más adelantos tecnológicos.

Normalmente a los extraterrestres, más avanzados tecnológicamente que nosotros, no les interesará el contacto con la humanidad, ya que ellos estarán tan avanzados tecnológicamente que poco le podremos aportar.

Y no van a ayudarnos porque sí, cuando quizás hayan venido a la Tierra con otro propósito.

Supongo que existirá una ley universal, en la que se obligue a que cualquier civilización extraterrestre ayude  tecnológicamente a las menos avanzada tecnológicamente. Ya que todas las civilizaciones extraterrestres muy avanzadas tecnológicamente también recibieron ayuda tecnológica de otras civilizaciones extraterrestres más avanzadas que ellos.

8. Los extraterrestres, si quisiesen, podrían acabar con nosotros en un santiamén. Pero no vendrán a la Tierra a invadir, ni a hacer daño, ya que existe una ley universal que lo prohibe.

Vendrán a investigar, aunque para ello se tengan que integrar entre nosotros.

Cualquier civilización extraterrestre muy avanzada tecnológicamente habrán contactado con otras civilizaciones más evolutivas que ellos, y estas civilizaciones habrán contactado con otras y así sucesivamente, con lo cual entre todas habrán creado una ley universal, que tendrán que respetar.

Quizás esperen a que estemos más avanzados tecnológicamente para contactar con nosotros, siempre con la intención de ayudar.



Más sobre el futuro (las almas y las vidas)


9. Sobre las almas: Tarde o temprano la ciencia demostrará la existencia de las almas y los científicos desearán contactar con ellas.

Esto supondrá uno de los mayores adelantos de la humanidad, ya que las almas pertenecen a una jerarquía universal de almas y poseen una gran sabiduría universal.

Ese contacto nos hará ser diferentes. Ya que ellos nos enseñaran, nos guiarán, nos dirán quién es Dios, quién fue Jesucristo y nos mostrarán las verdades de muchos misterios todavía ocultos.

10. Sobre los animales y plantas: En vista de que cada vez más animales y plantas se extinguen, y de que eso nos perjudica a todos,  se buscarán, cada vez más, mejores medidas para evitar esas extinciones.

11. Civilizaciones extraterrestres: ¿Qué es lo que les sucederá a todas las civilizaciones universales de todas los planetas del universo que alberguen vida?

Primero hay que tener en cuenta que el universo es un orden en el que no existen excepciones contrarias a ese orden universal.

La realidad es que todos los extraterrestres son seres vivientes como nosotros.

Son hermanos nuestros puesto que muchas almas de seres fallecidos en la Tierra han reencarnado en muchos otros planetas que albergan vida, Y a su vez, muchas de las almas de esos extraterrestres fallecidos habrán reencarnado en la Tierra.

Todos los planetas que albergan vida experimentan evoluciones parecidas a la de la Tierra.

Como hay tantísimos millones de planetas que albergan vida, muchos de ellos habrán evolucionado tecnológicamente tanto que sus evoluciones les habrán permitido construir naves espaciales muy sofisticadas. Las cuales podrán estar tripuladas por sólo robots,  y algunas también, muy posiblemente, por voluntarios vivientes muy preparados física y mentalmente.




El futuro 


El futuro es como si estuviese escrito, es un futuro evolutivo y ese futuro lo han de experimentar, sin excepción, todas esas billones de civilizaciones extraterrestres que existan.

El futuro de ningún planeta o estrella podría cambiarse, sus futuros finales son sus inevitables extinciones.

De eso se salva la vida universal, pues el futuro de todo ser viviente es pertenecer a la jerarquía de almas universales y volver a nacer como vida, o permanecer eternamente como alma si su vida ha evolucionado de manera positiva hacia ese fin.

Muchos pensarán que las almas son invenciones, no es así. La jerarquía de almas es una evolución más, unida de forma jerárquica a la evolución viviente, como no podía ser de otra manera.

Ya que qué sentido tiene la evolución viviente de evolucionar sin fin así porque sí.

La evolución viviente evoluciona sin fin de manera física y también de manera psíquica, cuya evolución está enlazada a una evolución energética especial universal llamada alma, que evoluciona también sin fin.

Las almas pertenecen a una evolución energética especial que no conoce fronteras y que por eso posee una sabiduría  inmensa y que al evolucionar con orden son una jerarquía de almas universal, que es la que controla, de manera energética, todas las vidas del universo.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative



No hay comentarios:

Publicar un comentario