La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrirlos como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento y de grandes pensadores se podrán descubrir esos misterios ocultos.

sábado, 24 de noviembre de 2018

Einstein





Einstein y su paradoja
Einstein y el tiempo


Nueva paradoja sobre los gemelos de Einstein



Los tamaños y sus evoluciones


Supongamos que a uno de los hermanos gemelos de la paradoja de Einstein lo transformásemos a un tamaño parecido a la de una hormiga.

Hay que tener en cuenta que la distancias que puedan recorrer las hormigas con respecto a  las distancias que podamos  recorrer las personas, no serían las mismas debido al tamaño. En el sentido de que una persona posee mucho mayor envergadura y por eso alcanzaría en menos tiempo cierta distancia.

Por tanto, cualquier distancia, representaría ser mucho mayor para el gemelo convertido al tamaño de la hormiga que para el otro gemelo que no se haya convertido al tamaño de la hormiga.

Supongamos que al transcurrir un año, al gemelo convertido al tamaño de la hormiga lo volviésemos a convertir a su tamaño normal, ¿qué pasaría?: que éste gemelo habría envejecido mucho más que el otro gemelo. Ya que las evoluciones en los tamaños pequeños, ya sean materiales o vivientes, son más rápidas que las de los tamaños grandes.

Por eso, los seres vivos de tamaños inferiores, transcurren con adaptaciones o evoluciones más rápidas que los seres vivos de tamaños superiores. Y cuanto mayores sean las diferencias de tamaño más se notarán esas diferencias.

Con la materia no viviente no sucede lo mismo porque ésta está adaptada a un transcurrir dinámico propio más lento. Esto demuestra que la materia no viviente está adaptada a un dinamismo propio lento, poco transformativo, lo cual induce a que la materia envejezca o se transforme muy lentamente.

Como la materia no viviente apenas se mueve o se transforma de forma dinámica,  poco alterará al tiempo, por tanto, la materia no viviente poco envejecerá o se transformará.


El movimiento


El movimiento es un orden, y por eso no puede moverse nada sin  sus correspondientes movimientos ordenados.

Los movimientos entre existencias sólo pueden existir en el espacio tiempo, que es donde las existencias se atraen entre sí. O sea en el espacio gravitatorio galáctico donde vivimos.

La existencia que existe en el espacio tiempo es una existencia surgida de las estrellas, cada estrella creará su propia existencia; las cuales al pertenecer al espacio tiempo están sujetas a la sincronización del tiempo del espacio tiempo.

Esas atracciones entre existencias inducida por el tiempo permiten que se pueda formar la existencia compuesta. Las cuales se transforman constantemente en nuevas existencias compuestas.

Ese transcurrir dinámico de nuestro espacio gravitatorio no es otra cosa que un transcurrir dinámico de existencias compuestas.

Accediendo éstas, instantáneamente, sin pausa (o sea, sin presente) a otro movimiento dinámico, para así poder transcurrir de una manera ordenada al ritmo dinámico que impone el tiempo.
 
Esas pausas dinámicas no pueden transcurrir sin orden porque pertenecen al orden impuesto por el tiempo. 



Diferentes adaptaciones entre diferentes épocas


Pongamos el ejemplo de un humano de la edad de piedra al que se le quisiese adaptar a nuestra evolución viviente actual.

Aparte de las grandes diferencias, tanto físicas, psíquicas y genéticas que tendría comparándolas con las de los humanos actuales, los hijos que pudiese tener con una mujer de nuestra época saldrían deformados tanto psíquica como físicamente.

Esas evoluciones más atrasadas de los humanos de la edad de piedra, o de otras épocas más antiguas, comparándolas con las de los humanos actuales, demuestran que existen diferentes adaptaciones y evoluciones, que serán aún más diferenciadas cuanto mayores años de diferencia existan entre diferentes evoluciones.
  
Diferencias evolutivas también tendría una persona que viajase durante mucho  tiempo a una gran velocidad como podría ser la de la luz, o se hubiese transformado en un ser pequeño, por ejemplo en el tamaño de una hormiga.

Sí a esos gemelos se les enviase a uno a viajar a la velocidad de la luz y a otro a empequeñecerse convirtiéndolo en el tamaño de una hormiga; y se los adaptase a esas nuevas adaptaciones. El gemelo que viajase a la velocidad de la luz se resistiría a envejecer, ya que viajaría a una gran velocidad deformando así la sincronía del tiempo. Y el otro gemelo en vez de no envejecer envejecería ya que la transformación de su masa a una masa inferior le adaptaría a otra evolución inferior, a otra sincronización con el tiempo a un ritmo dinámico inferior. Eso demuestra que el tiempo es como un orden matemático que induce a todo a que evolucione al ritmo dinámico impuesto por el propio tiempo.



Velocidad, masa, constancia y pluralidad



Como el tiempo es un gran orden,  eso induce a que se componga la existencia como existencia compuesta a un mismo ritmo dinámico. Y por eso mismo, moviéndose a la misma velocidad las existencias compuestas que posean más masa evolucionarán, o se transformarán, más lentamente que las que posean menos masa. Con lo cual velocidad y masa se relacionan entre sí, teniendo en cuenta la constancia y la pluralidad.

La constancia es importante porque para poder adaptarse o evolucionar se necesita constancia. La pluralidad también es importante porque una simple existencia no podrá evolucionar por su cuenta, necesita la unión de otras existencias.

Por tanto, para que la transformación o el envejecimiento de algo sea efectivo en el espacio tiempo, ese algo debe ser muchos algo, muchas existencias compuestas en una sola, o sea una pluralidad de pluralidades, o llamase una jerarquía u orden compuesto de multitud de órdenes.

El espacio tiempo es como una jerarquía. Es un orden compuesto de órdenes. Por ejemplo los órdenes vivientes, materiales o energéticos se dividen en otros órdenes (la vida se divide en muchos órdenes en forma de especies de animales, vegetales y otras especies; la materia se divide en diversos órdenes o tipos de materias distintos).

¿Pero cómo surgen los órdenes en el espacio tiempo?, ¿Cómo surgen las especies vivientes y las especies minerales?:  No pueden surgir por sí solas desde lo más pequeño o simple ya que no se adaptarían por sí solas al tiempo pues necesitan pluralidad.

La única lógica que le encuentro es que de cada orden (llamase jerarquía, especie o género) ya sea por accidente, por adaptación a otros habitas, por circunstancias o por lo que sea surgen otras adaptaciones parecidas, algunas no tendrán éxito y se extinguirán o volverán a adaptarse a las adaptaciones originales. Las que tengan éxito formaran una nueva especie, un nuevo orden, y de estos nuevos órdenes podrán surgir de la misma forma otros órdenes, y así sucesivamente. Tanto los órdenes originales, llamase géneros o especies originales, si no se extinguen, continuarán sus procesos evolutivos o adaptativos, lo mismo sucederá con las nuevas especies o géneros que han surgido de los originales. De esta manera todo se sincroniza con el tiempo en el que el tiempo es el que impone sus normas.



Adaptaciones     


Un mosquito o cualquier otro ser vivo de parecido tamaño está adaptado evolutivamente a tener esa constitución, porque es una adaptación surgida de la adaptación de la vida. Y ha evolucionado así  a través de la sincronización del tiempo, por eso el mosquito posee esa velocidad y no puede poseer velocidades superiores como volar a 200 Km/h ya que la evolución a la que se ha adaptado el mosquito es la de su evolución sincronizada por el tiempo, y esa misma sincronización no le permite unas velocidades superiores a la permitida por su adaptación al tiempo.

Y eso mismo sucede con todo los demás seres vivientes y con todo lo que existe en el espacio tiempo. Es decir que todo ha evolucionado, o está adaptado en el espacio tiempo, a evolucionar evolucionando con la sincronización que le permite evolucionar el tiempo. Por eso un mosquito posee una velocidad y una masa adecuada a su evolución con esa sincronización del tiempo. Lo mismo le sucedería a cualquier otro ser vivo o incluso cualquier existencia no viviente.

Todo en el espacio tiempo está adaptado y se ha adaptado a evolucionar a su propia adaptación adaptada a la adaptación inducida por el tiempo del espacio tiempo. Unas existencias han evolucionado más o menos, permitiendo con esto que existan diferentes tipos de evoluciones, pero todo ha evolucionado y evoluciona inducidos por la sincronización del tiempo, el cual sincroniza con gran orden.  

Por mucho que se resistiese algo a la adaptación del tiempo, al final acabaría por adaptarse al tiempo.


Teoría correcta


Todas las pruebas realizadas con todo tipo de relojes demuestran que viajar a velocidades altas se envejece menos. 

Todas esos experimentos sólo se pueden realizar dentro de una adaptación dinámica universal a la velocidad constante expansiva como es la de la expansión universal. Por tanto esas pruebas se han realizado a una velocidad mayor que la velocidad expansiva.

Viajar más lento que la adaptación dinámica universal expansiva es resistirse a dejar la adaptación dinámica expansiva donde se viaja.   

No por viajar a la velocidad de la luz los tripulantes de esa nave espacial experimentarán menos vivencias que nosotros. Ya que el tiempo se adaptaría a esa velocidad más rápida, con lo cual la vida física y psíquica se adaptaría al tiempo de esa velocidad mayor.


Seres superiores


Si a cualquier ser vivo, sea una persona, mono u otro ser, se le separase de su adaptación viviente normal, adaptándolo a otra adaptación distinta, ya sea mediante un  largo viaje a la velocidad de la luz o mediante transformaciones a tamaños inferiores o mayores, no podrían volver a recuperar la misma edad normal que tenían anteriormente. Ya que el tiempo que han perdido es irrecuperable.

Aunque sí que podrían volver y poder vivir en la antigua adaptación terrestre que tenían antes de viajar, pero como seres que han evolucionado o envejecido más o menos. Porque tanto física como de manera psíquica, ese tiempo viajado no es perdido, es empleado en otra vivencia con otro movimiento-tiempo distinto.
  
Ese tiempo pudo haberse aprovechado ya que no es tiempo perdido. Tiempo que se suma a una evolución normal. 



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
Más en http://evolucioninteligentesinfin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario