El universo y su origen


Nacimiento del Mundo
Nacimiento del Mundo. Pixabay

El universo y su origen 


El origen del Mundo


Todo el universo se mueve de manera expansiva gracias a que la parte universal compuesta por la energía repulsiva oscura, que es la parte universal más grande, es la que verdaderamente se expande e induce a que todo lo demás se expanda al mismo ritmo expansivo.


El origen del universo se produjo al surgir de la nada la primera existencia dinámica repulsiva más pequeña posible. Y gracias a ello se produjo de manera instantánea una multiplicación sin fin de dicha existencia, provocando una  expansión instantánea sin fin con sus consecuentes multiplicaciones instantáneas de existencias semejantes entre sí.

Existencias que se expandieron y se expanden sin fin hacia todas las partes posibles, como si fuese un globo que se hincha sin fin desde un punto central del globo. Y se expande sin fin de manera instantánea porque en esa expansión no existe el tiempo.


Todo comenzó con el surgimiento de la primera existencia como existencia dinámica repulsiva más pequeña posible. Que surgió de la nada de una forma infinitamente extraordinaria y quedó atrapada en la nada que la rodeaba por todas partes.


Como la nada no se podía ocupar porque la nada no existe, esa primera existencia dinámica más pequeña posible sólo podía rotar sobre sí misma creando así un espacio dinámico.


Y no se podía surgir de la nada de otra forma, ya que se surgió como dinamismo.


El estar eternamente existiendo así inducía a esa primera existencia a multiplicarse sin fin de la única forma que podía multiplicarse en la nada: mediante constantes nacimientos de existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí en un mismo espacio dinámico.


Esa existencia dinámica más pequeña posible nació como existencia repulsiva porque al nacer creó y ocupó un lugar el cual no podría ser ocupado por otra existencia. Eso le permitía ser indivisible, ser independiente, ser instransformable, ser absoluta y no poder adquirir ni transmitir dinamismos.


Por tanto, ser una existencia así es ser existencia repulsiva por tanto carecer de una atracción que le permitiese unirse con otras existencias y así poder formar las existencias compuestas.


Todas esas existencias repulsivas que surgían de la nada no podían atraerse entre sí, y a medida que surgían se unían pero como espacio dinámico repulsivo ya que fuera estaba la nada la cual no se podía ocupar.


Espacio dinámico repulsivo que crecería sin fin en sí mismo porque no podía crecer exteriormente, y podía crecer así porque el dinamismo no ocupa lugar, aumentando cada vez más de dinamismo su espacio dinámico.



La nada ha existido siempre como nada


No existe energía más potente que la propia potencia que impide transformar la existencia en la nada. Con esto no quiero decir que exista una energía que impide que la existencia se transforme en la nada, quiero decir que ese impedimento que existe para que la existencia se transforme en la nada es el propio impedimento que impone la nada por no existir. Con lo cual ese impedimento es un impedimento infinito más fuerte que la más potente energía que pueda existir. 


Se preguntarán: ¿sí la nada no existe el porqué surgió la existencia de la nada?: La nada ha existido siempre como nada, con lo cual la nada tuvo tiempo de originar a la existencia, aunque ese tiempo sea un tiempo imaginario.


La nada, tarde o temprano, tendría que originar de una manera infinitamente extraordinaria el origen dinámico de la existencia, ya que no puede existir algo, ni incluso la nada, que sea absoluto en todo, como por ejemplo que sea absolutamente perfecto. Por eso de esa mínima imperfección más pequeña posible surgió la primera existencia, la cual sólo pudo surgir como la existencia dinámica más pequeña posible que justificaba que la perfección absoluta era una imposibilidad. Y surgió como dinamismo para justificar también que la absoluta quietud de la nada también era una imposibilidad. 


También podría ser que esa primera existencia que surgió de la nada estuviese ahí siempre porque haya existido siempre, pero en este caso se abriría otra incógnita.

 

 

Nacimiento de la gravedad universal


A medida que se expandía la expansión universal en cada equis punto espacial de la expansión universal se acumulaban grandes cantidades de existencias repulsivas que al concentrarse cada vez más producían potentes energías caloríficas y de ahí surgían las estrellas, las cuales tenían el poder calorífico de transformar las existencias repulsivas de su entrono estelar en existencias atractivas, originando así los espacios-tiempos.


Gracias a esas transformaciones en los espacios-tiempo de existencias repulsivas en existencias atractivas las existencias se atraían entre sí, pudiéndose así formar las existencias compuestas, y con ellas las dimensiones, el movimiento entre existencias que se atraen entre sí y sus correspondientes movimientos sincronizados llamados tiempos.


Las atracciones de las existencias entre sí eran necesarias para que existiese la gravedad.


 

Leyes de la existencia


Como la expansión universal no existe como tiempo, la multiplicación de existencias repulsivas dinámicas más pequeñas posibles se producían de manera instantánea, produciéndose así, a través de esa multiplicación sin fin de existencias, una expansión sin fin cada vez más grande y expansiva.


Existencias repulsivas que al ser repulsivas no podían adquirir ni transmitir movimientos entre existencias ya que los movimientos entre existencias solo se pueden realizar  como existencias compuesta mediante las atracciones mutuas entre existencias que poseen el poder de atraerse entre sí. 

 

Solo así pudo existir en los espacios-tiempos una gravedad constante y uniforme, un potente orden universal y un movimiento con sus correspondientes tiempos.


 

La expansión universal surgió de la nada



Esa primera existencia.dinámica repulsiva más pequeña posible que surgió como dinamismo de la nada generó a su alrededor un espacio energético repulsivo, que obligó a que en ese mismo espacio se originasen más existencias semejantes entre sí, semejantes a su vez a la primera existencia que surgió de la nada. Ya que solo se podía nacer como existencia naciendo como existencia dinámica más pequeña posible.


Y se multiplicaban instantáneamente y sin fin porque se multiplicaban  en un pequeño espacio dinámico que no existía como tiempo. 


De esa manera instantánea de crecer la expansión universal se expandió y creció hasta ser un enorme universo dentro de ese pequeño espacio dinámico universal. 


Como la expansión es una multiplicación constante de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles, entre ellas se generaba un espacio energético repulsivo.



Autor: Salvador Sánchez Melgar






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más