Tendencias universales

Tendencias cósmicas
Tendencias cósmicas. Pixabay


 Tendencias universales  



  • La tendencia cósmica
  • Evolucionar hacia la justicia




La tendencia cósmica

Existen dos universos en uno, el gran universo de materias y energías repulsivas oscuras y el universo de los espacios-tiempos los cuales están divididos en muchos espacios-tiempos que son los formados por las estrellas.

Todas las tendencias universales tienden a evolucionar como orden. Tendencias que son como ríos que tratan de llegar al mar, el cual representa a la nada. Porque digo esto, porque la existencia surgió de la nada y como la existencia necesita constantemente ser la nada para poder ser existencia aunque nunca podrá ser la nada porque dejaría de ser existencia, entonces ese constante querer ser y no poder ser es lo que hace que la existencia pueda existir eternamente multiplicándose como existencia y evolucionando como existencia.

Esas tendencias universales inducen a la existencia a evolucionar sin fin.

Evolución que nunca se terminará, o se llegará a conseguir plenamente porque eso sería llegar a ser la nada, sería dejar de existir.

Pero ese constante querer ser y no poder ser es lo que induce a que constantemente se evolucione sin fin hacia ese absoluto orden sin fin que sólo posee la nada.

Como la nada es absoluta como nada, también es absoluta como orden, como justicia, como perfección, como pureza, como infinitud, entre otras cualidades que posee la nada. Y es así porque la nada no existe y por eso es absoluta en todo eso, cosa que no puede ser la existencia, la existencia no es absoluta en nada, por eso siempre está evolucionando, por eso como existencia compuesta no puede poseer un presente. 

La existencia no posee ninguna cualidad absoluta, por eso sólo posee un sitio hacia donde encaminarse que es el de tratar de conseguir las absolutidades de las cualidades de la nada, cosa que nunca la existencia podrá conseguir porque si lo consiguiese dejaría de ser existencia para ser la nada.

Hacia dónde va a ir la existencia y hacia dónde va a evolucionar sino es hacia la nada ya que no existe otro sitio en donde poder ir como expansión universal.

Esa transformación constante sin fin de la existencia es un camino hacia una evolución sin fin hacia el orden absoluto, hacia la justicia absoluta, hacia la pureza absoluta, hacia la perfección absoluta, hacia la infinitud absoluta, etc.

Necesitar evolucionar todo hacia la nada demuestra que la existencia surgió de la nada, que todo es la nada hecho movimiento, y que gracias a que todo se mueve sin fin todo en el universo donde existimos se transforma sin fin como existencia.



Evolucionar hacia la justicia

Ser la nada en movimiento, o ser la nada hecha existencia no es malo, sino al contrario, ya que evolucionar como nada hecha existencia hacia la nada es evolucionar hacia la justicia más justa posible.

La nada es como un dios muy justo, ya que la nada induce a que toda la existencia evolucione de la forma más justa posible hacia la nada.

Todo lo que existe necesita perseguir un ideal, el de la nada.

Ese ideal obliga a la existencia a perseguir el ideal de necesitar ser la nada, y que la existencia trata de conseguir constantemente sin poder conseguirlo nunca, evolucionando siempre como justicia y como orden hacia esas metas.

La jerarquía viviente enlazada de manera  psíquica con la jerarquía de almas son una muestra de esa evolución sin fin.

Ese orden evolutivo hacia la nada es el verdadero dios que también ha inducido a que evolutivamente surja la vida y las almas. Puesto que ese camino evolutivo era inevitable para que el orden universal pudiese continuar evolucionando como orden sin fin, orden que es equivalente a una especie de inteligencia ya que es unas matemáticas.

No existe otra evolución posible, ya que sólo existe o la existencia o la nada. Y como todo lo que existe es existencia, ésta no tiene más remedio que ajustarse a las necesidades de la nada.

Evolución que es evolucionar hacia la justicia de la nada puesto que la nada es totalmente justa como nada y de la nada surgió el origen del universo, ¿de dónde sino va a surgir?

El orden universal no posee otro camino que escoger que evolucionar como orden hacia la nada. Y no existe nada ni nadie que impida escoger ese camino hacia la nada porque no existe nada ni nadie que lo pueda impedir.

Ese es el verdadero dios, esa necesidad permanente de poseer la absoluta justicia que posee la nada y no poder conseguirse nunca.

Es la necesidad que induce a que se evolucione sin fin hacia esa justicia, hacia esa meta que nunca se podrá conseguir.




Autor: Salvador Sánchez Melgar









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Este blog está sujeto a licencia Creativecommons

Licencia de Creative Commons
La evolución inteligente sin fin by Salvador Sánchez Melgar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.evolucioninteligentesinfin.com.

Buscar este blog

Mi icono

Mi icono