La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrir, temas como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento y de grandes pensadores se podrán descubrir esos misterios ocultos.

martes, 3 de septiembre de 2019

El tiempo del tiempo



El tiempo antes de ser tiempo



Breve resumen de lo que es el tiempo


Como ya he explicado lo que es el tiempo en la primera edicción de mi libro "¿El tiempo qué es? (El verdadero tiempo)" no hace falta repetir aquí todo el libro, pero no está demás repetir lo que es el tiempo de una manera resumida:

El tiempo es producto de las estrellas al unificarse las energías atractivas de las estrellas con las energías repulsivas expansivas del universo. Al ser todo expansión repulsiva y al ser la propia expansión repulsiva muy uniforme y muy homogénea, las energías atractivas estelares no tuvieron más remedio que formar parte de la expansión aunque ésta tenga diferente polaridad. Con lo cual la energía atractiva estelar no tenía más remedio que adoptar esa gran uniformidad y homogeneidad expansiva.

Al ser una unión repulsiva de dos energías opuestas, ahí se produjo un gran choque de energías, pero la expansión por estar en todo es la que manda e impone su gran orden, el cual es muy uniforme y muy homogéneo. Ese gran choque ordenado entre energías distintas produce en las energías atractivas, que se atraen entre sí por ser energías atractivas, una gran indución repulsiva  uniforme y homogénea. Ese gran choque entre energías de distintas polaridades indujo en las energías atractivas la gran sincronía llamada tiempo. Sincronía que posibilitaba que existiese una existencia compuesta ordenada que se pudiese transformar o envejecer constantemente; o sea componerse y descomponerse con orden al atraerse las existencias entre sí y al estar inducidas por el gran orden expansivo repulsivo de todo el universo.

Del orden de las propias energías atractivas inducidas a formar parte del orden expansivo repulsivo de la expansión universal nace el gran orden de las existencias compuesta transformándose éstas con gran orden en constantes transformaciones de existencias compuestas, o sea que de ahí nace el transcurrir dinámico, el envejecimiento, o sea el tiempo.

Tiempo que permanentemente está obligado a moverse expansivamente en la dirección expansiva y a moverse conforme se mueve el gran orden repulsivo expansivo del universo.


El pos-tiempo


Pero antes de que se produjese el tiempo de las existencias compuestas como existencias compuestas que se transforman o envejecen como tiempo, se tendría que producir el tiempo en las energías que producen las existencias compuestas. Es decir, que antes de que existiese el tiempo que permite envejecer con orden a todo tendría que existir un tiempo energético que preparese al tiempo para que el tiempo de todo se produzca adecuadamente como tiempo.

Ese, llamemosle pos-tiempo, es un tiempo energético producido por la energías atractivas preparándo al tiempo, preparando a la existencia como existencia compuesta transformativa. O sea que en ese pos-tiempo todo existe como pos-tiempo, o sea como alma de las existencias antes de que se produzcan como existencias compuestas con sus correspondientes tiempos.

He de dejar claro, que sólo poseen almas las vidas. Las almas materiales no son exactamente almas, son copias energéticas o virtuales de su existencia materia, a las cuales las llamo también almas porque son parecidas a las almas, ya que las almas también son copias energéticas o virtuales de las existencias vivientes.

Me refiero a que ese pos-tiempo ensaya, o crea virtualmente, o llamase energéticamente, todo lo existente antes de que se produzca todo lo existente a través del tiempo. Es decir, que en el pos-tiempo todo se crea virtual energéticamente como existencias energéticas antes de que el tiempo las reproduzca como existencias materiales. De esta manera, en un pos-tiempo, donde no existe el tiempo que conocemos, se crea todo el futuro de las existencias antes de que las existencia existan como futuro, o sea como tiempo. De esta manera, todo lo que nos suceda es como si estuviera ya escrito; ya que se ha producido anteriormente de manera virtual en el pos-tiempo, mucho antes de que se produzca en el tiempo. Y esto es posible porque en el pos-tiempo no existe el tiempo que conocemos, por tanto en él no existe el pasado, el presente ni el futuro. El pos-tiempo es como una gran masa energética que posee un tiempo especial, un tiempo casi instantáneo donde todo se transforma a la velocidad energética.

Como el pos-tiempo es un gran orden jerarquico de existencias que se atraen entre sí, éste debe de poseer un tiempo que permita que exista ese gran orden de existencias que se atraen entre sí (solamente existe el orden sin tiempo en las energías repulsivas, ya que éstas no se pueden unir entre sí y formar las existencias compuestas, eso demuestra que el tiempo sólo puede existir donde existen las atracciones entre existencias para que estas se puedan componer y descomponer con gran orden y sincronía como existencias compuestas). O sea, que el pos-tiempo debe de poseer alguna forma de tiempo, seguramente poseerá un tiempo casi instantáneo, ya que al estar formado el pos-tiempo de sólo energía, está existirá a la velocidad energética, que es una velocidad casi instantánea. La cual, puede, como energía que es, crear energéticamente, o llamase virtualmente, todos los tiempos de las existencias que existen con el tiempo que conocemos, antes de que éstas se produzcan como existencias compuestas a través del tiempo.

Ese pos-tiempo es el no tiempo que produce el tiempo; es el no tiempo compuesto de las almas de todo tipo de existencia, ya que todo posee alma porque todo forma parte de una evolución del tiempo. Lógicamente, las almas vivientes son almas vivientes porque están más evolucionadas que las almas materiales,  y aún estarán más evolucionadas las almas humanas, ya que éstas han evolucionado más.

No es lo mismo el alma de una materia que el alma de una vida puesto que la materia no tiene sentimientos y la vida sí. Todas las almas son como copias virtuales o energéticas de las existencias, pero lógicamente solamente permanecerán como almas superiores las almas de las vidas.

Existe una jerarquía evolutiva de almas en las que existen varios tipos de almas; jerarquía evolutiva en las que las almas humanas  encabezan esa evolución por ser las más evolucionadas. Por consiguiente, todo lo que existe como tiempo posee alma porque pertenecen a una evolución a través del tiempo. En ese pos-tiempo se prepara sin tiempo todo lo que se ha de formar como tiempo, ahí se producirá con anteriridad, como tiempo casi instantáneo, todo lo que funcionará o se producirá como tiempo.


En el pos-tiempo se cocina todo lo que existe en el tiempo



Las almas de todo lo que existe en el pos-tiempo preparan el futuro de todo lo que va a existir como tiempo. El pos-tiempo también acogerá todas las almas que han existido como tiempo, que han evolucionado como tiempo, ya que en el pos-tiempo es el que posibilita que exista el tiempo y todo lo que existe en el tiempo. El pos-tiempo es un orden, o llamase jerarquía, que posibilita que existan las existencias como tiempo en el tiempo.

Como en el pos-tiempo no existe el tiempo, en el pos-tiempo no existe el pasado, ni el presente ni el futuro; con lo cual todo lo que existe en el pos-tiempo existe como tiempo instantáneo. O sea que las almas de todo lo que existe en el pos-tiempo crean instantáneamente  el pasado, el presente y el futuro del tiempo de todo lo que existirá como tiempo antes de que existan como tiempo.

Eso sólo puede suceder si el pos-tiempo es un orden, es una jerarquía energética. Y está inducida a ser así  porque el universo es un gran orden expansivo repulsivo. Y eso permite que todo se un gran orden evolutivo, en el que las almas materiales y las no materiales como la de los humanos tengan un destino ya creado de antemano.

O sea, que todo lo que existimos como tiempo formamos parte de un orden jerárquico energético virtual en el que existimos virtualmente antes y después de existir como existimos.


Autor: Salvador Sánchez Melgar
http://evolucioninteligentesinfin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario