La matemática está en todo, lo es todo

 

                                        
 Foto de cueva. Pixabay. Todo es matemáticas




Todo es matemáticas



¿QUÉ ES LA EXISTENCIA?

El Universo no podría haber existido si no fuese un orden, ya que la existencia sin orden no se puede formar. Todo lo que existe es existencia, es orden y lo que no existe no puede ser ni desorden, ya que lo que no existe no puede existir ni como orden ni como desorden.


Por consiguiente, la inexistencia solo puede ser la nada absoluta, y la existencia solo puede ser un orden como existencia que es, aunque esté compuesta de infinidades de existencias desordenadas. No importa repetir lo dicho: la existencia es un orden ya esté formada de existencias ordenadas o de existencias desordenadas, con lo cual el posible caos o desorden universal formaría parte de un orden. 


Con lo cual por muchos desórdenes que se creen, al final todo se ordena al mismo ritmo impuesto por el orden universal.


Un desorden es existencia puesto que un desorden no puede existir sin que exista algo que pueda desordenarse. Con lo cual, un desorden es un orden desordenado ya que todo lo que existe es existencia y un desorden es existencia aunque esté desordenada; para ser existencia esta se tiene que crear  como orden, ya que como se puede crear algo sin orden. 


Por tanto todo lo que existe es un orden aunque sea un desorden. La existencia para poder ser existencia tuvo que ser una repetición de existencias y una repetición de existencias es un orden.


El Universo expansivo es el nacimiento continuo de una repetición constante
de existencias semejantes entre sí.

El Universo está formado por existencias dinámicas más pequeñas posibles
que no cesan de nacer de la nada, las cuales solo pueden nacer de la nada
naciendo como movimiento como las existencias más pequeñas posibles;
y por eso son semejantes entre sí y poseen los mismos dinamismos; los
cuales son repulsivos porque cada una de esas existencias ocupan un lugar
propio al crear ese lugar, lugares que no pueden ser ocupados por otra
existencia. De esa manera todas esas existencias actúan con gran sincronía
dinámica expansiva repulsiva.

Existencias que al nacer de la nada donde no hay nada crearán un Universo
cada vez más grande, más expansivo y más repulsivo ya que en la nada se
puede crear sin fin cualquier cosa pues la nada es infinita. Por eso el Universo 
existirá siempre, y siempre será más grande.

Una repetición de existencias solo puede ser un orden, o sea unas
matemáticas.

El Universo es unas matemáticas binarias, de mezclas de la nada en 
movimiento con la nada absoluta creándose así la existencia en movimiento 
o sea el orden.

Existencias que muy bien podrían estar representadas de unos que podrían 
representar a las existencias individuales y a las agrupaciones de dichas 
existencias individuales. Matemáticas binarias universales con las que se 
podrían efectuar toda clase de operaciones como las operaciones que 
conocemos, aunque esas matemáticas no sean exactamente como la 
matemática binaria que conocemos.

¿Cómo la matemática binaria universal podría efectuar todo tipos de
operaciones?: La matemática binaria universal no es la misma matemática 
binaria que se conoce, ya que la matemática binaria que se conoce todos los 
unos son iguales entre sí y en la matemática binaria universal ningún uno es 
igual a otro puesto que cada uno existe como lugar propio.

En la matemática binaria universal solamente los ceros, que representan a la 
nada, son iguales entre sí, pero los unos que representan a las existencias 
dinámicas más pequeñas posibles, aunque sean semejantes y exactamente 
iguales entre sí, no son iguales porque cada uno ocupa un lugar propio diferente. 
Y esto mismo sucede al agruparse entre sí, constituyendo cada agrupación un 
compuesto de existencias semejantes entre sí. Creando cada agrupación de 
existencias un lugar propio diferente, aunque existan grupos con las mismas 
cantidades de existencias individuales. De esta manera, cada existencia 
individual o compuesta es una individualidad binaria distinta aunque posean las 
mismas cantidades de existencias. Y esto no sucede con la matemática binaria 
que conocemos, la cual 111 sería igual a 111, o 101010 sería igual al mismo 
número binario 101010.

Con la matemática binaria universal el número binario 101010 sería distinto a 
otro número binario 101010, la diferencia está en que cada uno de estos 
números ocupan un lugar diferente y eso la matemática universal lo sabe 
distinguir muy bien porque no tiene otro remedio, ya que al ocupar cada 
existencia su propio lugar ese lugar propio no podría ser ocupado por otra 
existencia.

Y esa matemática es la que crea el Universo en forma de expansión universal 
repulsiva que al crear espacios-tiempos, donde la existencia repulsiva adquiere 
la posibilidad de atraerse entre sí, se crea el tiempo y las existencias 
compuestas.

La expansión universal está compuesta de existencias repulsivas individuales 
más pequeñas posibles mezcladas con la nada, y en el espacio-tiempo es 
igual, con la única diferencia de que estos espacios en vez de estar compuesto 
de existencias repulsivas están compuestos también de existencias atractivas.

En la expansión universal las existencias más pequeñas posibles que 
representan unos al unirse repulsivamente entre sí (unión repulsiva obligada 
por la nada) forman una mezcla repulsiva de unos y ceros, o llámense nadas; 
mezclas que se componen y se descomponen constantemente con una gran 
sincronía dinámica repulsiva inducida por la gran sincronía dinámica repulsiva 
que posee la expansión universal.

Esas composiciones repulsivas de unos y ceros de la expansión universal se 
forman repulsivamente ante la irremediable atracción repulsiva de las 
existencias entre sí obligadas a unirse repulsivamente por la nada que rodea 
por todos lados a la expansión universal.

Existencias que al no poderse unir totalmente ya que no pueden dejar de 
perder sus lugares propios ni tampoco pueden ocupar otro lugares no podrían 
unirse totalmente produciendo con esto los nacimientos constantes de nuevas 
existencias semejantes entre sí, nuevas existencias que crearán otros nuevos 
lugares propios.

De esa forma se produce una multiplicación constante y sin fin de existencias 
dinámicas repulsivas más pequeñas posibles haciendo con esto que crezca 
expansivamente la expansión universal. Y al crecer expansivamente cada vez 
más también se ensanchará cada vez más, eso es la expansión universal.



La matemática conocida existe en todo

La multiplicación, división, resta, suma y otras clases de operaciones de la
matemática inventada por la humanidad es un invento que ya existe en el
Universo, ya que el Universo mediante el dinamismo de las existencias
puede efectuar en la existencia de manera binaria todas esas operaciones
matemáticas.

En la matemática universal una existencia, sea individual o compuesta de
individualidades, es una única existencia, es un yo, o identidad propia, aunque 
todas las existencias sean semejantes entre sí.

Cualquier cantidad de existencia formada como existencia compuesta
adquirirá su propio yo o identidad propia, con la cual inducida por el 
dinamismo sincronizado del orden universal efectúa operaciones binarias
con cualquier otro tipo de existencia, esa es la matemática universal.

Operaciones que se efectúan gracias al dinamismo sincronizado expansivo 
repulsivo que existe en la expansión universal que también actúa en las 
existencias atractivas que se forman en el espacio-tiempo.

En el Universo existen dos tipos de matemáticas binarias: La matemática 
binaria, que es la que existe como tiempo en los espacios-tiempos y la
matemática binaria de las existencias dinámicas repulsivas más pequeñas
posibles que nacen así de la nada; matemática que forma una expansión
universal cada vez más repulsiva y extensa porque no cesan de nacer
nuevas existencias.

La matemática universal está formada por existencias dinámicas semejantes
entre sí en contraste binario con la absoluta quietud e inexistencia de la nada.
Gracias a que la existencia de todo está formada por existencias dinámicas
más pequeñas posibles semejantes entre sí todo posee un gran orden y una
gran sincronización dinámica. Existencias que solo se diferencian unas de
otras en que cada una de ellas ocupa un lugar propio porque al nacer no 
tienen más remedio que crearlo, con lo cual al ser lugar ya cada una de
estas existencias también poseerán su yo, o llámese identidad propia.

Si la existencia no fuese matemática no podría existir la existencia. Gracias 
a que existe la expansión repulsiva universal se han podido originar en 
equis puntos espaciales enormes acumulaciones de existencias repulsivas
que llegan a constituirse en estrellas. Las cuales, con sus enormes energías
caloríficas han podido transformar gran parte de las existencias repulsivas en
existencias atractivas. Transformación que ha dado lugar a que exista un gran
espacio de existencias atractivas, que al tener que coexistir con la gran
sincronía expansiva repulsiva de la expansión universal no han tenido más
remedio que adquirir esa gran sincronía expansiva universal.

Las estrellas transforman las existencias repulsivas en existencias atractivas,
con lo cual estas adquieren la posibilidad de atraerse entre sí y así poder
formar existencias compuestas. Existencias compuestas que al coexistir y
moverse expansivamente inducidas por la gran sincronía que posee la
expansión universal pueden componerse y descomponerse con gran orden,
a eso se le llama tiempo.

La matemática del espacio-tiempo es una matemática de existencias
individuales que se atraen entre sí y que debido a ello, con sus uniones
forman compuestos de existencias individuales que se descomponen y
recomponen al mismo ritmo expansivo inducido por la gran sincronía
dinámica expansiva universal.

Matemática de existencias individuales semejantes entre sí que poseen sus
propios yos, identidades propias o llámense números unos porque cada una
de estas existencias existe como lugar propio y al unirse entre sí crean otros
yos, identidades propias o agrupación de números unos como existencias
compuestas que también crean un lugar propio, aunque estos lugares no
sean reales ya que todo siempre se está transformando y moviéndose
expansivamente de lugar al compás sincronizado de la expansión universal.



Adaptación universal

En el espacio-tiempo, todos los compuestos de existencias están inducidos
a descomponerse y a recomponerse sincronizadamente inducido por el gran 
orden impuesto por la expansión universal; pero no todos los compuestos de 
existencias se descomponen y recomponen al mismo tiempo; ya que existe 
lo que se llama adaptación, que es una resistencia que las energías atractivas 
imponen contra la expansión universal, intentando resistirse lo máximo posible 
a la adaptación expansiva universal.

Cuanto mayor energía atractiva posea una existencia compuesta mayor 
resistencia expondrá a su transformación dinámica expansiva. Lo cual inducirá
 a que estas existencias sufran una adaptación más lenta, es el caso de los 
minerales. La vida se encuentra en un término medio, lo cual ha permitido que 
la vida sufra una adaptación viviente adecuada para evolucionar como vida. 
O sea, que por ejemplo un objeto de madera es un compuesto de compuestos 
de existencias que opone menos resistencia a su transformación que un objeto 
de metal y si el objeto es de materia blanda aún opondrá menos resistencia 
a su transformación como existencia. Lógicamente el cuerpo blando de los 
seres vivos se transformará antes que el cuerpo duro de cualquier materia.


Matemática universal

La matemática expansiva universal no es como la matemática binaria que 
conocemos en nuestro espacio-tiempo, aquella es una matemática de 
mezclas de existencias que se suman repulsivamente y la nuestra es unas 
matemáticas que se suman atractivamente. A esto se le llama evolución, la 
cual evoluciona al ritmo dinámico impuesto por el movimiento expansivo. 
Universo expansivo, que al mover todo constantemente en la misma dirección 
expansiva de una manera muy uniforme y homogénea, induce a que todo 
evolucione con gran sincronía dinámica. Y eso hace que se produzcan unas 
mezclas sincronizadas de existencias con una matemática basada en las
sucesiones de Fibonacci.

La existencia llena constantemente el Universo de existencias, que surgen 
como existencias dinámicas más pequeñas posibles, como no podía ser de 
otra manera; y surgen así de la nada, de donde sino van a surgir; por eso esta 
binariedad existencia-nada es la que está en todo y es la que induce a que 
todo evolucione de manera dual.

Aunque la binariedad universal esté en la matemática universal, la matemática 
universal no funciona como la matemática binaria que conocemos, funciona 
con individualidades que representan a existencias individuales o a grupos de 
existencias individuales y a los lugares que crean constantemente las 
existencias al moverse constantemente de lugar en lugar, y esa dualidad o 
binariedad existencia-lugar es la que utiliza la matemática universal para que 
todo pueda evolucionar, lo cual es sumar ya que evolucionar es sumar.

La matemática inventada por la humanidad se ha ajustado de la manera más 
perfecta y útil a la existencia del Universo. Y aunque es posible que estas 
matemáticas todavía se puedan perfeccionar aún más, toda esta matemática 
inventada no tiene más remedio que basarse en la matemática universal.

Los números individuales de la matemática universal representan 
individualmente a existencias dinámicas más pequeñas posibles y a grupos 
unidos de dichas existencias, que a su vez representan la existencia de un 
lugar propio. O sea que cada existencia dinámica más pequeña posible, o 
agrupaciones de dichas existencias que forman las existencias compuestas, 
a la vez que representan un lugar propio representan una identidad propia, 
aunque la existencias compuestas no puedan permanecer el más mínimo 
tiempo con la misma existencia compuesta. 


Funcionamiento del Cosmos

Todo lo dicho y lo que expondré en este artículo trata de demostrar con 
razonamientos lógicos que el Universo expansivo universal es unas 
matemáticas, o sea un orden, y como matemática expansiva universal se 
originó, funcionó, funciona y funcionará sin fin. Y funcionará sin fin porque 
la expansión universal no existe como tiempo, por tanto no poseerá un 
tiempo que ponga fin a su constante nacimiento de existencias. Y aunque los 
tiempos surgen en el Universo expansivo universal en espacios distintos a los 
de la expansión universal, a través de procesos matemáticos estelares todos 
los espacios se expanden por un igual ya que todo forma parte de la misma 
expansión universal.


Compuesto matemático

Todo lo que existe solo puede existir como existencia, y ésta solo puede existir 
como compuesto matemático. Es lógico que el Universo sea unas matemáticas 
ya que cómo podría producirse más de lo mismo, o producir productos 
derivados de asociaciones de más de lo mismo, sin que dejen de existir. Por 
tanto, cualquier tipo de existencia es orden, es matemática.

La existencia no puede dejar de existir ni como existencia dinámica más 
pequeña posible ni como existencia compuesta de estas existencias. Las 
existencias compuestas dejan de existir con la misma composición formando 
otra composición, ya que no cesan de transformarse, pero las existencias 
individuales más pequeñas posibles de las existencias compuestas nunca 
dejarán de existir siempre permanecerán como lugar que cambia de lugar
pues en esas dimensiones no existe el tiempo, no existe la muerte o el fin de 
algo. Las existencias dinámicas más pequeñas posibles podrían dejar de 
existir totalmente si se transformaran en la nada, pero no lo hacen porque 
una vez que haya surgido algo de la nada este algo ya no podrá dejar de
existir. Este algo permanecerá existiendo siempre como movimiento formando 
el orden dinámico universal.

El Universo es un orden por tanto es una inteligencia, con lo cual es una 
matemática. Las matemáticas universales conllevan un proceso evolutivo 
propio en el que no ha podido intervenir ninguna inteligencia externa. Ninguna 
clase de existencia inteligente viviente ha podido intervenir en la creación del 
Universo. Primero se hizo el Universo y luego la inteligencia viviente, puesto
que esta inteligencia solo puede surgir de la vida, por tanto no pudo originarse 
primero una inteligencia viviente y luego el Universo. Al igual que un huevo 
no pudo producirse antes que la gallina, ya que para producir el huevo se 
necesitaría que existiese la gallina. Sin embargo la gallina sí que pudo nacer 
de algo que evolutivamente le permitiera evolucionar en gallina y luego permitir 
evolucionar a través del huevo a través de muchas gallinas descendientes.



Proceso binario

La matemática universal solo puede funcionar como matemática 
representando a las individualidades o existencias dinámicas más pequeñas 
posibles (las cuales son semejantes entre sí y como existencias que son 
crean un lugar propio) y los compuestos de dichas existencias, los cuales 
como compuestos de existencias también crean un lugar propio, aunque 
estos lugares estén siempre transformándose ya que la existencia compuesta 
siempre se está transformando. Para que pueda existir la matemática u orden 
universal, el ritmo transformativo de las existencias compuestas debe poseer 
un ritmo sincronizado. Ya que una simple mala sincronización universal de la 
existencias compuestas que forman todo el Universo, produciría un efecto 
dominó, produciendo con esto un desorden universal que impediría que se
formasen las existencias compuestas. O sea, que un mal proceso dinámico 
sincronizado de la existencia impediría que se formase la matemática 
universal u orden universal. Y esto destruiría la existencia transformándola 
en la nada, destruiría la matemática universal.

La matemática universal me recuerda a la mayonesa, la cual al hacerla
necesita que se la mueva constantemente para que no se estropee,
desordene o corte. La matemática universal lógicamente debe funcionar de 
manera binaria: con números unos representando las existencias individuales 
semejantes entre sí y agrupaciones de dichas existencias que, a su vez,
representan individualidades propias y lugares propios. Matemáticas 
universales que solo pueden funcionar si la expansión universal está formada 
por existencias repulsivas extendiéndose con una gran sincronización 
dinámica. De esta manera, y a través de esas transformaciones dinámicas 
binarias fuertemente sincronizadas, las existencias se pueden sumar, restar, 
multiplicar, dividir y efectuar todo tipo de operaciones binarias.

De esta forma en la propia expansión universal se pudieron producir los 
espacios-tiempos, los cuales se produjeron a través de los orígenes de las 
estrellas que transformaban con sus energías caloríficas las existencias 
repulsivas de la expansión universal en existencias que se podían atraer entre 
sí; produciéndose así otras matemáticas binarias formadas como tiempo.

Pueden existir dos tipos generales de matemáticas binarias universales: las 
que a través de la nada como matemática binaria cero y uno generan las 
existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles y las matemáticas 
binarias atractivas uno con uno que se producen evolutiva matemáticamente 
 en los espacios-tiempos a través de la gran sincronización dinámica de la 
expansión universal.




Autor: Salvador Sánchez Melgar
Artículo publicado en el libro "Inteligencia artificial, Universo, vida y alma"
en Amazon enlace




Comentarios

Scripts

Select options on the left to generate your code...