viernes, 21 de septiembre de 2018

La dualidad universal

 

 

Fuente foto: http://PIXABAY.com  La dualidad universal

 

La dualidad existe en todo 

(Artículo subido de http://salvadorsanchezmelgar.com)

 

Todo tiende a lo dual 

Para explicar qué es la dualidad del orden universal debo empezar explicando como se originó el universo. 

Cuando se originó la primera existencia de la nada como la existencia dinámica más pequeña posible comenzó el orden universal, el cual no sería un orden como el que conocemos hasta que no se formase como existencia compuesta.  

Al surgir esa primera existencia de la nada como movimiento que rotaba sobre sí misma sin fin, se pudo consolidar la primera existencia como existencia. 

Y rotaba sobre sí misma porque al estar rodeada por la nada no tenía otra opción. Vean ¿qué es la existencia?

 

Sólo se puede ser existencia como existencia dinámica, ya que está comprobado que absolutamente todo lo que existe se mueve.
Por tanto sólo se puede nacer como existencia de la forma dinámica más pequeña posible.
La primera existencia dinámica que originó el universo, tuvo que surgir de la nada como algo infinitamente extraordinario. Y surgió de la nada porque de dónde sino podría surgir una primera existencia como la existencia dinámica más pequeña posible.
Esa primera existencia que originó el universo era dinámica, como no podía ser de otra manera, y se movería rotando sin fin sobre sí misma porque era puro movimiento y porque estaba rodeada por la nada y por eso no podía moverse de otra manera. Gracias a ese movimiento sin fin, esa existencia se pudo consolidar sin fin como existencia. Así se originaría el primer espacio dinámico.
El estar existiendo eternamente rotando sobre sí misma sin poder ocupar el espacio de la nada porque la nada no existe, contribuyó a que necesitara crecer, pero sólo podía crecer originando nuevas existencias, o sea duplicándose.
Porque no se puede crecer como existencia dinámica si no es originando nuevas existencias dinámicas.
Y sólo se puede originar existencia dinámica de la forma dinámica más pequeña posible, o sea como duplicación. Ya que al nacer todas las existencias como existencias más pequeñas posibles, no pueden nacer de otra forma sino es naciendo semejantes entre sí. Lo único que las diferencian entre sí, era que cada una ocupa al nacer su propio espacio dinámico.

 

La duplicación

La primera existencia que surgió del universo no tenía otra opción para existir que la duplicación.
Pues no podría mantenerse siempre igual, moviéndose eternamente con la eterna presión de la nada que la rodeaba. A esa existencia sólo le quedaba la opción de transformarse originando cada vez más existencias.
Y cómo se podría originar más existencias sino es originándolas como existencias dinámicas más pequeñas posibles.
De esa forma, cuando surgió esa primera existencia al estar presionada por la nada que la rodeaba, no cesaría de duplicarse sin fin y las que nacían continuarían duplicándose sin fin.
De esta manera el universo no cesaría de saturarse de dichas existencias, creciendo y expandiéndose cada vez más.
Existencias que  a medida que nacían se atraerían todas entre sí en un mismo espacio dinámico. Con lo cual volverían siempre a sufrir la misma presión de la nada.
Por eso no cesarían de nacer nuevas existencias, por eso el universo crecería rápidamente llenándose constantemente de existencias.
Existencias que por sí solas no podrían transformarse en nuevas existencias compuestas.
Sólo con sus uniones se podían transformar en existencias compuestas que son las que permiten que exista el orden universal, la solidez de la existencia que conocemos.

 

Existencia compuesta

Así se estableció un orden universal que permitía que esa evolución sin fin continuase evolucionando y creciendo mediante las existencias compuestas.
Además la existencia compuesta sólo se puede formar como compuesto dual.
Ya que las existencias compuestas están formadas por las existencias dinámicas más pequeñas posibles que poseen la tendencia natural de no cesar de duplicarse. Aunque dichas existencias dinámicas más pequeñas posibles como existencias compuestas no se podrían duplicar ya que se descompondría el orden de la existencia compuesta a la que pertenecen.
El orden universal que conocemos está saturado de esas existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí, formando todo tipo de existencias compuestas. Y gracias a que todas esas existencias se atraen entre sí,  poseen idéntico dinamismos propios y son duplicaciones, el universo es un orden dinámico que se mueve de forma rotativa sin fin originando con ello un orden dinámico sin fin.
Puesto cómo se podría originar una existencia compuesta si no es con la unión de existencias más pequeñas posibles. Las cuales son todas semejantes entre sí porque todas surgieron como existencias más pequeñas posibles.
Existen dos tipos de existencias las existencias dinámicas más pequeñas posibles que son indivisibles porque son las más pequeñas posibles y las existencias compuestas que es un compuesto dual de esas existencias más pequeñas posibles.
Al ser la existencia compuesta una composición de dichas existencias dinámicas que no cesan de duplicarse, la existencia compuesta no puede ser otra cosa que una composición dual.


Todo se transforma de forma dual

Todo lo que existe se transforma constantemente como existencia compuesta dual. Así se puede formar todo lo que existe: la materia, la energía, el frío, el calor, incluso la vida.
La existencia compuesta no posee un presente permanente ya que se transforma constantemente.
Esa forma dual de reproducirse la existencia dinámica más pequeña posible es también una forma de componerse como existencia compuesta, ya que ésta es un compuesto de existencias más pequeñas posibles.
Existencia compuesta que también adquiere un espacio propio y una identidad o yo propio como existencia compuesta.
Dichas existencias más pequeñas posibles al no cesar de duplicarse, han originado un orden dual transmitido a la existencia compuesta.
Por eso todo tiende a lo dual, incluso la vida. Por eso todo posee tendencias duales, las cuales han posibilitado que exista el bien y el mal y sus derivaciones.
Las luchas permanentes entre el bien y el mal existen gracias a que todo es existencia con tendencia a evolucionar de manera dual.


Números indivisibles

Esas existencias indivisibles más pequeñas posibles se pueden representar también por números unos indivisibles.
Cada existencia compuesta también se pueden representar con números unos. Pero hay que tener en cuenta que la existencia compuesta es un compuesto dual, por tanto sólo se podrá dividir como existencia en compuestos duales.
De esta manera, como composición dual que es la existencia compuesta,  la existencia que conocemos, la que permite el orden y la solidez de todo lo existente, sólo puede transformarse de forma dual.
Por eso todo lo que existe tiende a formarse de manera dual, por eso tenemos dos ojos, dos orejas, dos pies, dos manos, etc.
Por eso todo lo que existe está formado de manera dual excepto algunas raras excepciones, que también  están constituida con tendencia a la dualidad.


Todo se transforma como existencia dual

Todo lo que existe posee una inevitable tendencia a la dualidad, con lo cual los números que representan a la existencia también poseen esa tendencia.
Si todo existe porque lo ha originado la existencia también los números tienen que formar parte de esa existencia u orden universal.
Por tanto los números también deben poseer esa tendencia inducida por el orden universal, ya que si no existiera la existencia no existirían los números.
Las  normas matemáticas de las matemáticas del orden universal no son tan inteligentes como las inventadas por los humanos.  Ya que el universo no dispone de esa persona o inteligencia que pueda inventar nuevos modelos matemáticos. Pero, sin embargo, todo lo que invente el hombre es producto del orden universal; porque también la humanidad y las matemáticas son productos del orden universal.
Las matemáticas del orden universal es una tendencia matemática originada desde el mismo origen universal.
Matemáticas  tendentes a existir conforme existe el orden universal, porque esas matemáticas son el propio orden universal.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://evolucioninteligentesinfin.com