La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrir, temas como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento se podrán descubrir esos misterios ocultos.

jueves, 23 de agosto de 2018

Números primos (resuelto)

  
Los números primos y su matemática
Los números primos y la matemática universal. Pixabay

Los números primos están en todo



Los números primos de la existencia


Los números primos son un defecto de la imperfección universal. Ya que no puede existir nada perfecto y por supuesto el universo no es perfecto y para que éste pueda funcionar como orden matemático debe funcionar con esas imperfecciones matemáticas, representada por los números primos. Imperfecciones necesarias para que pueda existir una matemática universal.

Si todo fuese perfecto no podrían existir unas matemáticas, ya que unas perfectas matemáticas sería la matemática de todos cero, o sea la matemáticas de la nada, por eso la nada es perfecta. A estas matemáticas, que son perfectas porque existen como nada, le seguirían en escala las matemáticas  de números unos, o sea las matemáticas binarias. Las cuales son las matemáticas de las existencias más perfectas que existen, quizás sean perfectas.

Las matemáticas de la existencia ni pueden ser perfectas ni son perfectas y como muestra están los números primos.

O mejor dicho: los números primos son un defecto creado a propósito por el orden universal para que su matemática universal no sea tan repetitiva.

El universo es un orden, por eso es unas matemáticas. Y gracias a ello todo está adaptado a ese orden, incluido los números.

El universo tiende al orden sin fin, a la matemática de la evolución sin fin, por eso todo lo que existe en el universo posee esa tendencia matemática.

Por eso los números también poseen esa tendencia. No tienen fin como números. Las sumas, multiplicaciones y otras posibles operaciones y resultados matemáticos de las matemáticas universal son infinitas. En el sentido de que se puede sumar, restar, multiplicar y efectuar cualquier operación matemática de cantidades de existencias. Operaciones que no tienen fin porque la existencia se produce sin fin como existencias dinámicas más pequeñas posibles en la interminable expansión universal.

Y toda esa tendencia matemática universal como fiel reflejo la ha adquirido las matemáticas conocidas.



Los números


Los números aunque no sean existencias reales sino unas medidas, son productos del propio orden universal y por eso existen conforme a ese orden.

Absolutamente todo lo que existe en el universo es producto del propio universo y existen como orden porque el universo es un orden.

Si el universo no fuese un orden no existirían los números.

Sin embargo, no existe nada perfecto porque la perfección total es una imposibilidad. Por eso también el orden universal y su matemática universal posee sus imperfecciones.

Y esas imperfecciones se reflejan más en los números porque es la medida propia de la matemática del orden universal.

Los números tienen que reflejar esa imperfección universal de alguna manera. Por eso existen los números primos como reflejo de esa imperfección universal. Ya que si no existiesen los números primos del orden universal, o llamase matemática universal, no existiría variedad todo sería una misma expansión repulsiva que se expande sin fin.

Gracias a que existen los números primos, la matemática universal ha podido generar un espacio galáctico gravitatorio donde sí que puede existir variedad. Gracias a los números primos existe el tiempo que sincroniza matemáticamente todo lo que existe en este espacio para que pueda existir variedad en la existencia. 





La perfección universal


El Cosmos es un gran orden que busca siempre la perfección matemática como orden. Y lo consiguió cuando se originó. Entonces todo era el inicio de un gran orden expansivo repulsivo donde todo se expandía instantánea y uniformemente sin fin. En donde todo eran tendencias dinámicas expansivas repulsivas. Por eso ahí, no podía existir el tiempo, las existencias compuestas, el movimiento entre existencias, las dimensiones y todo lo que existe en nuestro espacio galáctico.

Hasta que surgió el espacio-tiempo, nuestro espacio galáctico. Como la perfección absoluta es una imposibilidad la expansión universal como matemática de la existencia que es tarde o temprano tendría que originar el espacio-tiempo. Con la creación de nuestro espacio galáctico esa matemática universal tan perfecta, ese orden universal tan perfecto, tendría que cambiar. Puesto que para que exista la gran variedad  que existe en nuestro espacio-tiempo tiene que existir una matemática que lo posibilite. Y por eso nacieron los números primos de la existencia. 

Los números primos de la existencia no nacieron impuestos por el orden universal, nacieron por sí solos. Porque para que pudiese existir el tiempo y su adecuada sincronización con la existencia tendría que existir un orden adecuado, o sea una matemática adecuada que pudiese posibilitar esa gran variedad que necesita el tiempo para poder transformar la existencia con casi perfecta sincronización.   

Como no puede existir una perfección perfecta tienen que manifestarse esas imperfecciones matemáticas de alguna manera.

Si el universo hubiese estado hecho de otra forma y con otras tendencias, los números tendrían otras imperfecciones distintas.

Los números primos surgen como imperfecciones perfectas para posibilitar la adecuada matemática que existe en el espacio expansivo universal y en el espacio-tiempo donde vivimos.

Los números primos surgen y funcionan sin una regla fija porque surgen como defectos universales necesarios para que la matemática universal pueda funcionar. Por eso tratar de descubrir las reglas de los números primos es perder el tiempo porque como imperfecciones matemáticas universales que son no poseen reglas.

Los números primos no poseen reglas, son el fiel reflejo de las imperfecciones del orden universal adaptadas a unas matemáticas muy perfectas: las del tiempo del espacio universal donde vivimos.

Los números primos son los defectos matemáticos adecuados para que exista la matemática del tiempo. Eso demuestra la gran perfección del orden universal dentro de su imperfección matemática.

Estos números son fiel reflejo de las imperfecciones del orden universal gracias a que el universo es un perfecto gran orden universal que no puede poseer la perfección absoluta porque ésta no existe.

Por tanto, según lo dicho en éste artículo considero que los números primos son un problema resuelto porque no se pueden resolver.


Registrado en Safecreative





No hay comentarios:

Publicar un comentario