La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrir, temas como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento se podrán descubrir esos misterios ocultos.

viernes, 26 de julio de 2019

Tiempo



Velocidad del espacio tiempo
Velocidad del tiempo



El tiempo y su velocidad





Los multiversos


El tiempo es el que sincroniza dinámicamente, de manera expansiva, todo lo que existe en su espacio tiempo.

Existen infinidades de espacios tiempos como el espacio tiempo donde vivimos. Cada uno de ellos posee sus propias sincronizaciones dinámicas, y pueden coexistir entre sí sin que se interfieran unos con otros. Son como universos distintos dentro de un mismo universo expansivo.

Los espacios tiempo nacen a través de grandes cantidades de existencias expansivas acumuladas en un punto cualquiera de la expansión universal.  Acumulando existencia expansiva hasta constituirse en una estrella.

Al generarse la primera estrella de cualquier espacio tiempo, se genera el origen de ese espacio tiempo. Y a medida que en ese espacio tiempo se van generando más estrellas inducidas con la misma sincronización dinámica, el espacio tiempo va creciendo.  Mientras eso sucede, en otros puntos expansivos se van originando nuevos nacimientos de estrellas que originarán nuevos espacios tiempos, en los cada espacio tiempo poseerá su propia sincronización dinámica.

Cada espacio tiempo posee su propio yo, o identidad propia, y  crea su propia existencia sincronizada, la cual no puede coexistir con otras existencias que están sincronizadas con diferentes tiempos. Y aunque todos los espacios tiempos posean parecidas sincronizaciones dinámicas, al ser cada espacio tiempo una identidad propia que crea su propio lugar, cada espacio tiempo es como si fuese un universo distinto. Porque no olvidemos que todo es movimiento. Y la existencia como nada en movimiento que es podría coexistir con otras existencias sincronizadas con otros movimientos distintos, sin poder interferirse dichas existencias entre sí.



Sincronización dinámica

    
La expansión universal es una gran sincronización de existencias repulsivas, que por ser repulsivas son expansivas y no pueden crear la existencia compuesta y con ello el tiempo.

La sincronización dinámica del espacio tiempo tendrá mayor velocidad que la sincronización dinámica de la expansión universal. Ya que el espacio tiempo es una creación de la propia expansión universal gracias a una gran acumulación de existencias repulsivas, y debido a ello adquieren como espacio tiempo una mayor velocidad sincronizada de sus existencias.

No puede existir nada que posea una menor velocidad que la velocidad que posee la expansión universal como ya explicaré más adelante.

En cualquier espacio tiempo que pueda existir en el universo, todo está sujeto a una velocidad sincronizada superior a la expansiva pero sin dejar de estar sincronizada a la velocidad expansiva universal, ya que todo es expansión.

O sea que en cualquier espacio tiempo existen dos velocidades distintas pero unidas entre sí: la velocidad sincronizada con su correspondiente tiempo y la inducida por la expansión.



La velocidad mayor y la velocidad menor



En ningún espacio tiempo puede ejercerse una velocidad inferior a la velocidad creada por su propio espacio tiempo ni, por supuesto, a la de la propia expansión, ya que eso sería dejar de transcurrir dinámicamente, sería dejar de existir puesto que todo lo que existe existe como movimiento y el movimiento es velocidad.

La velocidad menor que existe es la de la expansión, y la velocidad menor que existe en cualquier espacio tiempo es la de la propia expansión. La velocidad del tiempo impuesta en cualquier espacio tiempo es una velocidad mayor que la de la expansión.

Sólo pueden existir velocidades superiores a las expansivas y en el espacio tiempo únicamente pueden existir velocidades superiores a las del propio espacio tiempo.

Cuanto mayor sea la velocidad que ejerza algo  en un espacio tiempo, y cuanto más se alargue esa velocidad, menor transcurrirá su sincronización dinámica, menos se transformará o envejecerá.
Es decir: menor será la transformación dinámica o el envejecimiento de ese algo.

Como nada puede moverse a menor velocidad que el espacio tiempo en donde exista, nada puede envejecer más rápido que lo que le permita envejecer su propio espacio tiempo.

Cuando una persona o cualquier otro ser vivo envejece de manera anormal, envejece porque su dinamismo  propio, tal vez celular, a perdido parte de la velocidad adaptativa que disponía y que le permitía envejecer a la velocidad normal de su evolución viviente. Ha perdido esa adaptación o evolución de la evolución normal del orden evolutivo al que pertenece.



Envejecer es adaptarse a otra sincronización dinámica



Como todo lo del espacio tiempo no puede moverse más lento que lo que permite el transcurrir dinámico de su tiempo, todo envejecimiento es una transformación o adaptación a la evolución normal del espacio tiempo.

Es decir, a cuanto a mayor velocidad se mueva algo mayor distorsión sufrirá su masa y menor será su envejecimiento (según la paradoja sobre los gemelos de Einstein). Por tanto, para que algo pueda envejecer más debería moverse a una velocidad menor que la velocidad del transcurrir dinámico de su espacio tiempo. En donde el transcurrir dinámico del espacio tiempo representa la velocidad cero, ya que nada puede moverse a menor velocidad del tiempo de su espacio tiempo.

O sea, que moverse algo a una velocidad inferior a la de la velocidad del espacio tiempo sería envejecer más, ya que moverse a mayores velocidades que la velocidad del tiempo es envejecer menos, según la paradoja de los gemelos de Einstein.

Por ejemplo, una piedra envejece, o llamase oxidación, más rápido en un lugar que en otro porque está más propensa a una adaptación dinámica más rápida que a otra. Lo mismo sucede con la vida, según se adapte o evolucione en un lugar u otro o de una forma u otra. Según su adaptación sufrirá una sincronización dinámica más rápida o más lenta. Pero eso no es envejecer más o menos sino dejar de transformarse dinámicamente más o menos; ya que nada puede envejecer en un espacio tiempo al igual que nada puede moverse a una velocidad inferior de la velocidad que se mueve el espacio tiempo. Por eso el envejecimiento de los seres vivientes y de todo en general no es un envejecimiento sino un dejar de envejecer más o menos, o sea, un mayor o menor transcurrir dinámico.
  
Cuanto mayor sea la velocidad de cualquier cosa menor será la transformación dinámica de esa cosa, y lógicamente cuanto más tiempo se alargue esa velocidad menor también será esa transformación. Ya que el tiempo es un orden expansivo inducido por el gran orden expansivo universal y todo está inducido a expandirse conforme se expande la expansión universal, por eso el tiempo además de ser tiempo es expansión.

A cuanto mayor velocidad se mueva algo en el espacio tiempo mayor será  su desincronización contra el tiempo normal a lo que está sujeto todo lo del espacio tiempo, por tanto menos transcurrirá el tiempo en ese algo.

Por lo contrario, si ese algo se pudiese resistir a moverse, evitando así el transcurrir dinámico  del tiempo, ese algo envejecería más rápido. Pero esto no puede ser, nada en el espacio tiempo puede transcurrir más lento que el transcurrir dinámico del propio espacio tiempo.



Todo en el espacio tiempo es tiempo



Absolutamente todo lo que existe en el espacio tiempo es producto del propio tiempo, o sea que todo en éste espacio se ha compuesto al mismo ritmo impuesto por el tiempo, con lo cual si algo se saliese de ese ritmo tratando de sincronizarse a una velocidad  menor del ritmo del tiempo ese algo dejaría de existir en ese espacio tiempo.

Pueden existir otros tipos de existencias en otros espacios tiempos sincronizados con sus propias velocidades impuestas por sus propios tiempos ya que cada espacio tiempo es único.

Supongo que las diferencias más grandes entre espacios tiempo, serán debido a las mayores diferencias entre velocidades de sincronización de las existencias de sus espacios tiempo comparándolas con otros espacios tiempo.

Las existencias que se muevan a velocidades superiores a las de las sincronizaciones normales del tiempo de sus propios espacios tiempo cuando dejen de moverse a esas velocidades volverán a sincronizarse a la velocidad del tiempo.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://evolucioninteligentesinfin.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario