La ciencia no lo puede descubrir todo

Existen muchos misterios sin resolver que nunca la ciencia podrá descubrir, temas como por ejemplo qué es la nada y quién es Dios. Solamente a través del pensamiento y de grandes pensadores se podrán descubrir esos misterios ocultos.

sábado, 6 de julio de 2019

Tiempo y dimensión


El tiempo y sus dimensiones
Las dimensiones del tiempo



Las dimensiones del tiempo


¿Qué es el tiempo?


El tiempo es casi la perfecta sincronización dinámica de la existencia ya que la perfección absoluta no existe.

Pero el tiempo es mucho más, porque gracias al tiempo se pudo formar la existencia. Es el propio tiempo el que transforma a la existencia.  Por tanto es el que posibilita que puedan existir en la existencia infinidades de dimensiones. Pero no como dimensiones sino como diferentes tipos de existencias sincronizadas en diferentes tipos de tiempos. Sincronizaciones que pueden poseer distintas velocidades.

Es decir, que el tiempo se puede sincronizar dinámicamente en infinidades de sincronizaciones dinámicas distintas con diferentes velocidades. Y en cada sincronización puede crear un tipo diferente de existencia sincronizada. Existencia que puede cohexistir con otras existencias y tiempos diferentes sin pertenecer a la misma existencia ni al mismo tiempo. De esa manera pueden existir infinidades de universos en un mismo universo. Estas son las dimensiones a la que me refiero, las cuales son producidas por el propio tiempo.


Cada sincronización del tiempo distinta es un universo distinto 


Cada sincronización del tiempo diferente es un universo diferente con su propia existencia y tiempo diferente. Con lo cual, como nada puede dejar de existir ya que todo se transforma, un ser vivo al morir podría reencarnarse en otra vida de otro universo a través del alma y del tiempo.

Las almas son las existencias evolutivas más evolucionadas del universo y poseen un tiempo casi instantáneo, ese tiempo es un tiempo independiente del tiempo de la existencia. Con lo cual el tiempo de las almas pertenece a otra evolución, pero al mismo tiempo las almas están enlazadas al tiempo de la existencia a través de las vidas.

Como todo es un orden y todo evoluciona como orden, las vidas al dejar de vivir evolutivamente volverán a vivir en el lugar universal que evolutivamente le corresponda, a través del tiempo y las almas. Bien sea en este mundo o en otro mundo, el que les pertenezca evolutivamente. Todo depende de la propia evolución viviente.


Las dimensiones de la existencia

   
La existencia sólo puede poseer como como máximo tres dimensiones, la que le permite poseer el tiempo.

Realmente no es la existencia la que posee las dimensiones, es el propio tiempo el que hace posible que la existencia posea esas dimensiones.

La existencia sólo puede poseer como máximo tres dimensiones porque es la mayor y más perfecta sincronización dinámica que permite la sincronización dinámica del tiempo.

Tampoco la existencia podría poseer dos dimensiones, ya que con dos dimensiones no se puede posibilitar que exista la existencia. La existencia para poder ser existencia necesita transformarse sincronizadamente, a través del tiempo, en existencia compuesta. Y la existencia compuesta no se puede formar como existencia compuesta con sólo dos dimensiones ni con una sino con tres dimensiones.


¿Qué es la existencia?


Como ya he dicho antes, la existencia es existencia gracias a que existe una casi perfecta sincronización dinámica del tiempo. O sea, una sincronización adecuada para que la existencia pueda formarse como existencia compuesta y así poder ser existencia.

El resto del universo (el aproximadamente el 95% de energía oscura y materia oscura no es existencia). Aunque la materia oscura que es aproximadamente de un 15% del universo podría ser una mezcla de existencia e inexistencia.


¿Por qué la energía oscura no es existencia?


Para que exista la existencia  se necesita que exista una casi perfecta sincronización del tiempo, y en la energía oscura no existe el tiempo. Allí no puede existir el tiempo porque allí todo es energía repulsiva, que no es existencia sino una especie de tendencia repulsiva.

Esa clase de energía oscura no es existencia real, sino una repulsión repulsiva instantánea, sin el tiempo, que se expande sin fin como tendencia repulsiva. Como en esa expansión no existe el tiempo allí no se puede formar la existencia; por tanto no se puede formar ni las dimensiones, ni lo grande ni lo pequeño, etc. Es una clase de existencia repulsiva que no es existencia real sino tendencia repulsiva, la cual por eso se expande sin fin.

La expansión en su camino expansivo originó repulsivamente, ya que todo pro produce su contra, un espacio de energías atractivas, que es el espacio galáctico donde vivimos. El cual, crece porque su crecimiento es un crecimiento de existencias y crece sin fin porque está inducido a moverse expansivamente sin fin al mismo par que la expansión se mueve sin fin.



Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative




No hay comentarios:

Publicar un comentario