El alma y su evolución


La evolución inteligente sin fin



evolucioninteligentesinfin Evolución del alma


El universo es dinamismo porque absolutamente todo se mueve; es tiempo porque todo lo que se mueve necesita un tiempo desde el que inicia el movimiento hasta que lo acaba; es existencia porque todo lo que surge o se mueve es porque existe. Por tanto, todo el universo es dinamismo, tiempo y existencia a la misma vez. Por consiguiente todo el universo es un orden. Con lo cual el universo es una especie de inteligencia porque es un orden, aunque sea una inteligencia muy básica, ya que no existe nada que se ordene por sí solo sin orden y menos un universo tan enorme, ya se ve en todo que todo es un orden.
Esa tendencia al orden del universo es una transformación constante hacia el orden, lo cual es una evolución porque evolución es transformación.

Pero toda esa evolución inteligente sin fin no es de hace un día, un año o un siglo se lleva efectuando desde que surgió el universo. Por eso al universo le ha dado tiempo, a través del orden evolutivo universal sin fin, de posibilitar el origen de individualidades microscópicas evolutivas unidas jerárquicamente, y eso era muy fácil de conseguir ya que todo evoluciona sin fin  como orden o jerarquía. De esa manera, esas individualidades microscópicas adquirieron la capacidad de decidir, lo cual les permitió desarrollar un psiquismo. De ahí, no hay duda, surgiría el yo psíquico individual, surgiría la inteligencia, surgiría la vida individual, surgiría el alma individual como enlace psíquico individual a la jerarquía viviente a su vez enlazada con la jerarquía universal ya que todo es un inseparable orden, o llámese jerarquía y nada se puede separa de ésta jerarquía.

De esos yos psíquicos surgieron las almas, las cuales al principio eran simples enlaces psíquicos enlazados con la jerarquía universal, como no podía ser de otra manera. A medida que evolucionaba la jerarquía viviente evolucionaban las almas porque todo es una evolución o transformación sin fin. La jerarquía viviente como jerarquía universal que era no podía evolucionar como individualidades físicas vivientes de otra forma que mediante la transformación o el envejecimiento individual, para que después de muerta esa individualidad viviente permitirla volver a nacer otra vez en otra vida a través de las almas. Ese era un buen medio evolutivo para eternizar a las vidas ya que mantener una individualidad viviente eternamente sin morir era imposible, por los desgastes, envejecimientos, peligros y enfermedades que suponía el poder vivir de forma física. Así de esa manera, las vidas a través de las almas se eternizaban, pues en un mundo como el nuestro nada puede destruirse o morir para siempre, todo se transforma o evoluciona. 

Lógicamente existirán muchísimos planetas que dispondrán de vida, y como la jerarquía viviente es universal, la jerarquía de almas será también universal, eso ha permitido que las almas estén muy evolucionadas, con lo cual las almas de los terrestres pertenecen a esa evolución, aunque todavía estemos muy pocos evolucionados comparados a las vidas más antiguas de otros planetas.

No importa repetirlo otra vez,  al universo le ha dado tiempo de posibilitar evolutivamente una jerarquía psíquica que muy bien se podía llamar jerarquía de almas, y verdaderamente son almas porque gracias a ellas se ha posibilitado la evolución jerárquica viviente universal, porque la evolución inteligente sin fin es universal y gracias a la vida se ha posibilitado la evolución de las almas. Es decir, las jerarquía de las almas evolucionaron así gracias a la permanente tendencia sin fin de la evolución inteligente del orden universal, porque una jerarquía, sea de la clase que sea es una forma inteligente de existir al igual que un orden. Y en eso está la evolución del orden universal, en evolucionar cada vez más, y sólo lo puede conseguir a través de las vidas. Supongo que la evolución inteligente sin fin, continuará evolucionando sin fin a través de los robots humanoides, no porque los humanos nos convirtamos en robots sino porque a través de los robots evolucionaremos mucho más.





Autor: Salvador Sánchez Melgar
http://www.evolucioninteligentesinfin.com
http://www.ideasnuevasweb.wordpress.com