Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

¿Qué es el yo?

 

¿QUÉ ES EL YO?



                                   Todo posee un yo


¿Qué es el yo o la identidad propia?

¿Qué es la identidad propia o yo de cada existencia?

Ya sabemos que una cosa no posee un yo, el yo lo poseen las personas; pero en este artículo utilizo el yo de manera figurada para representar la identidad propia que posee cada existencia.

Absolutamente todo por muy pequeño o grande que sea posee una identidad propia, o llámese yo. No hace falta que lo diga yo, ya lo dijo Einstein cuando investigando con la velocidad de la luz, la del tren y la quietud de los observadores dijo que todo posee su propio movimiento y tiempo excepto lo que está quieto. Luego se comprobó científicamente. También está comprobado que lo de la quietud de las cosas y de los observadores no es total quietud puesto que todo se mueve sin cesar.

El descubrimiento de Einstein significa que absolutamente todo sea como sea, ya sea como lo más pequeño posible o como lo más grande posible como pueda ser la totalidad del Universo,  posee su propio espacio con su propio movimiento y su propio tiempo, o sea que todo posee su propia identidad propia, su propio yo. Por tanto, un planeta, una montaña, una silla, una mesa, una persona, un vehículo  o sea lo que sea posee su propia identidad propia como compuesto de existencia compuesta de identidades propias, o yos; solamente las existencias más pequeñas posibles poseen una identidad propia o yo indivisible.

Todo eso quiere decir que absolutamente todo posee su propia identidad, o yo. Por ejemplo, un brazo posee su propia identidad como brazo, compuesto de identidades propias que forman ese brazo y a la vez forma parte de una identidad propia llamada persona, que a su vez está compuesto de infinidades de identidades propias que son las existencias de la que está compuesta como persona que es. Si separamos el brazo de una persona, el brazo poseerá su identidad propia como brazo separado y la persona poseerá su identidad propia sin ese brazo. Es decir que todo posee su propia identidad propia, o yo, pudiendo formar compuestos de identidades propias, o yos. Ya que todo posee su propio movimiento y tiempo tal como dijo Einstein y está comprobado científicamente.

No importa repetirlo una vez más, al poseer todo su propio movimiento y tiempo también todo poseerá su propio espacio dinámico, o llámese lugar dinámico, su propia existencia y su propia identidad propia.

Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
Más en:
http://.evolucióninteligentesinfin.com
http://.sudokusycrucigramas.blogspot.com
http://.articulosnuevos.blogspot.com
http://.salvadorsanchezmelgar.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog está sujeto a licencia Creativecommons

Licencia de Creative Commons
La evolución inteligente sin fin by Salvador Sánchez Melgar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.evolucioninteligentesinfin.com.

Buscar este blog

Mi icono

Mi icono