Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más

Libro tapa blanda "El orden matemático universal y sus infinitos órdenes matemáticos"

 


Libro tapa blanda "El orden matemático universal y sus infinitos órdenes matemáticos"

Aquí os presento el primer apartado del primer capítulo del 
libro "El orden matemático universal y sus infinitos órdenes 
matemáticos" publicado en eBooK y en papel en 
Amazon.es.
Libro: El orden matemático universal y sus infinitos órdenes matemáticos
Enlace al libro en Amazon.es
 
Capítulo I
 
La tabla matemática universal
 
La tabla matemática, las copias de las existencia y la sucesión de Fibonacci El cosmos es matemática porque surgió como orden dinámico matemático  
y se mantendrá siempre así con el mismo orden dinámico matemático. Ese 
mismo orden matemático dinámico indujo a que se crearan otros órdenes  
dinámicos como es el orden del tiempo, el de la información o el de la gravedad. Y estos órdenes dinámicos indujeron a que se creasen otros órdenes o  
subórdenes dinámicos como es el material y el viviente pudiendo surgir de estos órdenes otros y así sucesivamente, órdenes o subórdenes dinámicos  como el  
del lenguaje, el de la ciencia, el de la geometría, el de la gramática, el de la 
matemática inventada por la humanidad, el de las sensaciones, el de las  almas,
etc., etc. 
Tanto la matemática, como la geometría como la gramática, como el tiempo,
como la ciencia, como la información o como todos esos órdenes o
subórdenes antedichos y muchos más no son existencias reales sino que
son como especies de herramientas o matemáticas adaptadas como
orden al orden matemático universal.
En realidad no existe nada real todo se produce como matemática
u orden gracias a que el universo se originó y creció de la nada como orden
matemático. Por eso todo lo que se produce se produce como orden o
suborden matemático.
Cosa que induce a que todo posea una buena adaptación matemática evolutiva
universal que se produce mediante sumas con el método de Fibonacci.
Tabla de la matemática universal 10 x 11 que podría alargarse hasta el infinito
tanto en filas como en columnas.

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10        

2

4          

6

8

10

12

14

16

18

20

3

6

9

12

15

18

21

24

27

30

5

10

15

20

25

30

35

40

45

50

8

16

24

32

40

48

56

64

72

80

13

26

39

52

65

78

91

104

117

130

21

42

63

84

105

126

147

168

189

210

34

68

102

136

170

204

238

272

306

340

55

110

165

220

275

330

385

440

495

550

89

178

267

356

445

534

623

712

801

890

144

288

432

576

720

864

1008

1152

1296

1440



Todos los números de la tabla se suman de arriba hacia abajo con el método
de sucesiones de Fibonacci. Cada suma representa una nueva etapa evolutiva
de cualquier evolución y, como pueden ver, cada nueva etapa evolutiva está
representada por los resultados de las sumas que se realizan de arriba hacia abajo.

En la evolución universal las sumas o copias se producen
desde el correspondiente origen evolutivo de cada evolución.
Además podrán ver que en las celdas blancas no se producen
ningún número primo y todos los números de las filas son múltiplos
entre sí.
Esta tabla empieza con una primera fila, que comienza con el número uno, dos,
tres, cuatro y así de manera correlativa hasta el diez, aunque podría alargarse
hasta el infinito. 
He adoptado los números unos inventados por la humanidad para representar a
las individualidades dinámicas más pequeñas posibles o a grupos de estas
individualidades. Las cuales, ya sea como individualidades dinámicas más
pequeñas posibles o como grupos de individualidades poseen sus identidades
propias, eso significa que son lugares-existencias que no pueden ser ocupados
por otras identidades, tal y como es todo lo que existe formado por las
identidades dinámicas más pequeñas posibles que llenan de existencia el
universo. 
En la matemática universal no existen los números inventados por la
humanidad, todo está compuesto de individualidades dinámicas más pequeñas
posibles semejantes entre sí y grupos de estas individualidades, los cuales los
representaré también con números unos. 
En la tabla no tengo más remedio que poner los números inventados por la
humanidad porque sería muy engorroso poner en cada celda nada más que
puntitos, o  llenarlas de números unos u otros signos que representen a las
individualidades. Por ejemplo, es preferible y menos engorroso poner en una
celda solo el 534 que poner 534   puntitos o 534 signos. 
Y en el universo no importa las cantidades que se sumen  porque dichas
existencias dinámicas más pequeñas posibles no ocupan lugar puesto que en
esos tamaños no existen los tamaños ni el tiempo, con lo cual pueden existir
agrupadas un sin fin de esas individualidades sin ocupar un tamaño o espacio.
La matemática universal sabe en cada momento qué es y quién es cada
existencia porque las crea ella misma y se sitúan como matemática dentro de la
matemática universal. 
El hecho de llamar existencias pequeñas a esas existencias es un decir porque
en esas dimensiones no existen las pequeñeces ni las grandezas.
Existencias  que en los espacios-tiempos se pueden unir gracias a que en estos
espacios las existencias se atraen entre sí y así pueden formar grupos o
composiciones de individualidades que también podrán estar  representados por
números unos.
La matemática universal obliga a las producciones materiales a evolucionar
hasta un límite evolutivo limitado  por el calor que les induce sus respectivas
estrellas. 
Gracias a estos límites materiales vivientes la unión material formada como
materia blanda viviente se pudo reproducir, a través de la información, en otras
materias blandas, guardándose la información material de materia viviente en
materia viviente.
Todo eso es posible gracias a que existe un orden matemático, el de la
información, que no se ve pero que está en todas partes de los
espacios-tiempos en forma de pequeños grupos inmateriales de información.
El orden matemático de la información está fuertemente unido al orden
matemático universal y al del orden del tiempo.
Con la información material se pudieron reproducir las materias blandas
vivientes en otras materias blandas vivientes más evolutivas, a eso se le llama
reencarnación. 
Las copias materiales de la información se transmitían mediante las almas y
mediante las semillas vivientes que servirían para producir  reencarnaciones
materiales vivientes. Transformaciones o adaptaciones evolutivas  que se
producían de manera física y psíquica mediante las informaciones físicas y
psíquicas (a través de un proceso llamado herencia) y mediante las
informaciones acumuladas en una especie de alma. Lógicamente  ambos
métodos de transmisión de la información tendrían que estar enlazados entre sí
mediante la propia  información  para que la evolución viviente se produjese de
manera adecuada.
Excepto los números de cada celda de la primera fila que se suman por sí
mismos exponiéndose sus resultados en la casilla de abajo, las siguientes
sumas  producidas en las siguientes filas sumarán sus números de las  casillas
superiores con los de las casillas inferiores exponiendo sus resultados en las
casillas más inferiores. Y así sucesivamente se irán sumando los resultados de
las casillas de encima con los resultados de las casillas de abajo poniéndose
sus resultados en las casillas de más abajo. Estas sumas se producirán en
todas las filas y columnas que se quieran agregar en la tabla.  Cada resultado
representa una evolución más evolutiva. 
Es decir, los resultados de cada suma se sumarán con los resultados de las
sumas superiores conforme se suman con la sucesión de Fibonacci (por
ejemplo la primera columna se sumará así: 1 + 1 = 2, 1 + 2 = 3, 2 + 3 = 5,
3 + 5 = 8 y así sucesivamente; la segunda columna se sumará así: 2 + 2 = 4,
2 + 4 = 6, 4 + 6 = 10, 6 + 10 = 16 y así sucesivamente. La tercera columna se
sumará así: 3 + 3 = 6, 3 + 6 = 9, 6 + 9 = 15, 9 + 15 = 24 y así sucesivamente, y
con las siguientes columnas las sumas se efectuarán de la misma manera
siguiendo el método de sucesiones de Fibonacci. 
De esta forma, en esta tabla, la primera columna quedará así: 2, 3, 5, 8, 13, 21,
34, 55, 89, 144, 233, etc.; la segunda columna quedará así: 2, 4, 6, 10, 16, 26,
42, 68, 110, 178, 288, etc.; la tercera columna quedará así: 3, 6, 9, 15, 24, 39,
63, 102, 165, 267, 432, etc.
Descartando los números expuestos en la primera fila y en la primera columna,
en ninguna celda más podrá surgir ningún número primo. Esto demuestra que
esta tabla podría servir para localizar números primos al igual que la tabla de
multiplicar. Además, la tabla matemática universal es una tabla que se puede
realizar mediante sumas, las cuales se pueden realizar fácilmente de una
manera manual. En esta tabla, todos los números de todas las filas (menos los
de la primera fila) son múltiplos de sí mismos, lo cual también se descubren con
facilidad mediante las sumas antedichas. 
Si se fijan bien podrán ver que todos los resultados de las sumas corresponden
también a la suma de dos resultados anteriores, o sea a la suma de dos copias,
lo cual significa que el orden matemático universal funciona mediante copias de
existencias dinámicas más pequeñas posibles. Aunque sumar es copiar porque
el resultado de una suma es como la copia de todas las individualidades a
sumar, esas sumas-copias de dicha tabla se producen así pero dependiendo de
la copia del resultado de la suma anterior. 
Sumar es mezclar cantidades y unirlas hasta realizar su suma que será como si
se realizase una copia de todas las cantidades mezcladas. Al realizarse cada
suma, mezcla o copia de los dos últimos resultados expuestos en las dos
últimas casillas que se suman de arriba hacia abajo es como si los demás
resultados de arriba dejasen de existir.  Al igual como sucede al copiarse cada
existencia dinámica más pequeña posible que dejará de existir a reproducirse
dos copias de sí misma.
Esta tabla es una representación grupal de  existencias dinámicas más
pequeñas posibles que llenan de existencias el cosmos a través de las
producciones constantes de dichas existencias, en la que de manera individual
producen dos copias de sí mismas antes de dejar de existir. 
Por ejemplo:  en la primera columna de la tabla empezando por arriba la suma
es 1, 2, 3, 5, 8, 13, etc. lo que significa que la suma 1+2=3 produce 3 copias de
sí mismas o (3 individualidades semejantes entre sí) antes de que dejen de
existir las individualidades 1+2; que la suma 2+3=5 produce 5 copias de sí
mismas o (5 individualidades semejantes entre sí) antes de que dejen de existir
las individualidades 2+3 que produjeron las 5 copias; y así sucederá con el 3+5,
5+8 y con todas las sumas sucesivas de esta columna y de las demás
columnas. Esta tabla representa a todas las individualidades formadas como
grupos de individualidades, los cuales solo existen en los espacios-tiempos
gracias a que aquí las existencias se atraen entre sí. 
Por el contrario en los espacios que no son espacios-tiempos, los cuales son
espacios repulsivos están formados por solo existencias dinámicas repulsivas
más pequeñas posibles, las cuales actúan solas porque no se pueden unir entre
sí ya que son existencias repulsivas. En estos lugares llamados espacios
oscuros o expansión universal esas individualidades repulsivas producen
individualidades repulsivas, produciendo cada una dos copias de dichas
existencias repulsivas antes de dejar de existir. De esta manera el crecimiento
cósmico está garantizado. 
Esta tabla demuestra que sí existe el orden matemático universal no podría
existir otra tabla matemática diferente puesto que si se colocaran en la primera
columna o primera fila números diferentes, no se podrían producir los resultados
correctos. Esto demuestra que esta tabla es un auténtico orden matemático y,
como la matemática universal existe, no tengo dudas de que esta tabla es un
fiel reflejo de parte del funcionamiento de la matemática universal.
Por ejemplo, en una flor cualquiera se producen estas sumas evolutivas hasta
llegar al límite evolutivo de la flor, que será el límite de su adaptación viviente,
de su adaptación material, de su resistencia al calor como materia. Entonces al
llegar a ese límite dejará de evolucionar y se producirá en la flor una involución,
o llámese vejez, que también se produce como sumas involutivas.
En este proceso evolutivo, al igual que en todos los procesos evolutivos e
involutivos, el calor del Sol es fundamental. Cuando una flor evoluciona,
evolucionará con esas sumas evolutivas permitidas hasta que al llegar a un
límite evolutivo calorífico sus materias vivientes no resistirán más esa evolución
entonces se producirá en la flor una involución o desgaste material. 
Todos los números de la tabla representan las auténticas  cantidades de
existencias dinámicas más pequeñas posibles tal y como se componen  o
descomponen en todo lo que evoluciona o involuciona con la matemática
universal siguiendo el método de sucesiones de Fibonacci, teniendo en cuenta
que no puede existir otro método nada más que este.
Según sean las adaptaciones que deba adoptar cada existencia compuesta las
evoluciones o sumas se producirán con mayor o menor cantidad de existencias,
las de menores cantidades de existencias ocuparán en la tabla  un puesto
menor que representarán a las evoluciones de las materias más blandas  y las
de mayores cantidades de existencias ocuparán un puesto mayor que
representarán a las evoluciones de las materias más duras.
Así que dependiendo de las cantidades de existencias que contenga cada grupo,
los cuales se han formado de manera evolutiva, cada grupo formará una clase
de existencia distinta, las cuales se transformarán al ritmo expansivo
dependiendo del orden evolutivo al que pertenezcan que podría ser el del orden
viviente, el del orden mineral, el del orden energético, el del orden de las almas,
el del orden gravitatorio, el del orden de la información, el del orden del tiempo,
etc., pudiendo existir infinidades de órdenes y subórdenes.  
En los espacios-tiempos constantemente se producen las sumas o mezclas de
existencias dinámicas más pequeñas posibles a través de los nacimientos de
dichas existencias más pequeñas posibles nacidas de sus correspondientes
copias de sí mismas. Según las cantidades de estas existencias que existan en
cada compuesto de  existencias cada compuesto estará compuesto de un
material más duro o más blando.
Esas mezclas de existencias, llámense sumas o copias, se producen porque
todo se mueve sin cesar de manera sincronizada. Y gracias a esos eternos
movimientos nada puede existir como existencia-lugar el más mínimo tiempo
posible.  Como no existe el tiempo en dichas sumas, las copias se producirán
de manera instantánea produciéndose dos copias antes de que deje de existir
la primera copia copiada. De esta manera siempre existirán más copias que las
que dejen de existir, de esta manera el cosmos crecerá cada vez más. 
Cada existencia compuesta al mismo tiempo que crece de manera evolutiva o
se desgasta de manera involutiva, según sean sus evoluciones, evolucionará o
se desgastará más o menos dependiendo de las existencias que dejen de existir
en su composición. 
Y hasta que cada existencia compuesta llegué a su máximo nivel evolutivo
producido no se producirá su involución, ya sea más rápida o más lenta según
de la materia blanda o dura de la que esté compuesta la materia desgastada.
Los minerales poseen una mayor cantidad de  existencias dinámicas más
pequeñas posibles que los materiales blandos, por eso estos minerales son
más duros que los materiales blandos.

1

1

1

1

1

1

2

2

2

2

2

2

3

3

3

3

3

3

5

5

5

5

5

5

8

8

8

8

8

8

13

13

13

13

13

13

Tabla matemática universal 6x7, más básica que la anterior, la cual también se
puede alargar hasta el infinito tanto en filas como en columnas. Representa las
evoluciones individuales.
Se pueden realizar muchos tipos de tablas diferentes, pero esta tabla y la tabla
de la matemática universal son especiales porque reproducen como se suman
las existencias de la forma más básica. Matemática universal que utilizará
siempre la forma más básica para mezclar las existencias, ya que no existe una
persona que pueda realizar las operaciones matemáticas universales.
Esta tabla muestra como las sumas  de existencias son copias que se producen
con el método de sucesiones de Fibonacci. 
Dichas copias son existencias que surgen constantemente de la nada como
copias de las últimas copias de las existencias dinámicas más pequeñas
posibles llenando continuamente de existencias dinámicas el universo.
Existencias que al nacer crean un lugar propio que no puede ser ocupado por
otra existencia con lo cual así adquieren sus identidades propias, que poco les
durará porque dejarán de existir  al crear su copia y transmitirle a esta su lugar y
su identidad propia, copia que le sucederá lo mismo, y lo mismo pasará con
todas las demás copias que se produzcan, copias que saturarán
constantemente de existencias el universo. 
Como los nacimientos y las transmisiones de estas existencias se realizan de
manera instantánea y como todo se mueve sin cesar a ninguna copia le da
tiempo de ser un lugar y de existir realmente, o sea de poseer un presente, pero
si le dará tiempo de realizar una copia y a ésta copia también le dará tiempo de
realizar otra copia antes de dejar de existir la primera copia copiada. Esto mismo
sucederá con todas las copias, con lo cual siempre existirán más copias que las
que dejen de existir, por tanto un universo cada vez más grande está
garantizado a través de la reproducción sin fin de dichas copias.



Registrado en Safecreative
Autor: Salvador Sánchez Melgar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Este blog está sujeto a licencia Creativecommons

Licencia de Creative Commons
La evolución inteligente sin fin by Salvador Sánchez Melgar is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://www.evolucioninteligentesinfin.com.

Buscar este blog

Mi icono

Mi icono