Funcionamiento de la matemática cósmica





Matemática binaria universal
Matemática universal. Pixabay

 

Funcionamiento de la matemática cósmica


La matemática universal

El universo no podría haber existido si no fuese un orden, ya que la existencia sin orden no se podría haber formado como existencia; puesto que la existencia para poder ser existencia tuvo que ser una repetición de existencias y una repetición de existencias es un orden.

El universo expansivo es el nacimiento continuo de una repetición constante de existencias semejantes entre sí porque son existencias dinámicas más pequeñas posibles, las cuales nacen así de la nada y por ser semejantes entre sí y poseer los mismos dinamismos actúan con gran sincronía dinámica expansiva. Las cuales al formarse dinámicamente formando diferentes  tipos de uniones de existencias adquieren otros tipos de dinamismos. Otras formas dinámicas de existir, ya que no poseerán los mismos dinamismos unas existencias formadas con menos cantidades de existencias que otras formadas por más cantidades de existencias. Estas son las matemáticas binarias de las existencias.

Una repetición de existencias sólo puede ser un orden, o sea unas matemáticas.

He expuesto en otros artículos de este blog algunas explicaciones que demuestran que el universo es un orden, o llamase matemáticas universales. Las cuales sólo pueden ser binarias, ya que se basan en existencias semejantes entre sí mezcladas con la nada.

El universo es unas matemáticas binarias, representados de unos que a su vez representan a existencias individuales y a agrupaciones de dichas existencias. Matemáticas binarias universales con las que se podrían efectuar toda clase de operaciones como las operaciones que conocemos, aunque esas matemáticas no sean exactamente como la matemática binaria que conocemos.



¿Cómo la matemática binaria universal podría efectuar todo tipos de operaciones?

La matemática binaria universal no es la misma matemática binaria que se conoce, ya que la matemática binaria que se conoce todos los unos y ceros son iguales entre sí y en la matemática binaria universal no.

En la matemática binaria universal solamente los ceros que representan a la nada son iguales entre sí, pero los unos que representan a las existencias dinámicas más pequeñas posibles, aunque sean semejantes y exactamente iguales entre sí, no son iguales porque cada uno ocupa un lugar propio diferente. Y esto mismo sucede al agruparse entre sí, constituyendo un compuesto de existencias semejantes entre sí pero creando un lugar propio diferente aunque existan grupos con las mismas exactas existencias individuales. De esta manera, cada existencia individual o compuesta es una individualidad binaria distinta aunque posean las mismas cantidades de existencias. Y esto no sucede con la matemática binaria que conocemos, la cual 111 sería igual a 111, o 101010 sería el mismo número binario que 101010.

Con la matemática binaria universal el número binario 101010 sería distinto a otro número binario 101010, la diferencia está en que cada uno de estos números ocupan un lugar diferente y eso la matemática universal lo sabe distinguir muy bien porque no tiene otro remedio, ya que al ocupar cada existencia su lugar propio ese lugar no podría ser ocupado por otra existencia. 

Y esa matemática es la que efectúa el universo en forma de expansión universal y en forma de tiempo, ya que la expansión universal está compuesta de existencias repulsivas individuales más pequeñas posibles mezcladas con la nada, y en el tiempo igual con la única diferencia de que en vez de estar compuesto de existencias repulsivas está compuesto de existencias atractivas.

En la expansión universal las existencias más pequeñas posibles que representan unos al unirse repulsivamente entre sí y entre ceros, o llamanse nadas (unión repulsiva obligada por la nada) forman una mezcla repulsiva de unos y ceros (nadas) que se componen y se descomponen constantemente con una gran sincronía dinámica inducida por la gran sincronía dinámica que posee la expansión universal.

Esas composiciones repulsivas de unos y ceros de la expansión universal se forman repulsivamente ante la irremediable atracción repulsiva de esas existencias entre sí obligadas a unirse repulsivamente por la nada que rodea a la expansión y que  también coexiste entre dichas existencias repulsivas, las cuales al no poderse unir totalmente ya que no pueden dejar de perder sus lugares propios ni tampoco podrían ocupar otro lugares no podrían unirse totalmente produciendo con esto los nacimientos constantes de nuevas existencias semejantes entre sí, nuevas existencias que crearan otros nuevos lugares propios. De esa forma se produce una multiplicación constante y sin fin de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles haciendo con esto que crezca expansivamente la expansión universal y al crecer expansivamente cada vez más el universo se ensanchará cada vez más, eso es la expansión universal.   


Las matemáticas que conocemos ya existe en el universo


La multiplicación, división, resta, suma y otras clases de operaciones de la matemática inventada por la humanidad es un invento que ya existe en el universo, ya que el universo mediante el dinamismo de las existencias puede efectuar en la existencia de manera binaria todas esas operaciones matemáticas.

Con lo cual, lo que realmente ha inventado la humanidad son los números. y en la matemática universal una existencia, sea individual o compuesta de individualidades, sería una única existencia, un yo o identidad propia aunque todas las existencias sean semejantes entre sí. O sea que millones de existencias serían millones de únicas existencias con sus propios yos o identidades propias, las cuales pueden efectuar operaciones binarias entre sí de manera binaria a través del dinamismo, del orden y de la gran sincronía universal. Y la efectúan como existencias atractivas que forman el tiempo o como existencias repulsivas que forman la expansión universal, la cual es completamente repulsiva.


Funcionamiento de las existencias del universo

Como ya he dicho antes, la matemática universal sólo puede funcionar como matemática binaria mediante las individualidades de las existencias y las composiciones de estas existencias en existencias compuestas de individualidades. 

Y esto es así, porque el universo es una expansión universal de constantes nacimientos, producidos en la nada, de existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí. Las cuales al nacer crean un lugar propio, ya que nacen donde no existe nada, y al crear un lugar propio crean su propia individualidad, su propio yo, llamase identidad propia o llamase como número unidad. Y aunque todas sean semejantes entre sí cada una posee su propio yo dinámico, y al unirse entre sí también crearán un compuesto  único aunque cada compuesto posea las mismas cantidades de dichas existencias.

 

Las dos matemáticas binarias universales


En el universo existen dos matemáticas binarias:  

La matemática de las existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que nacen así de la nada y que forman una expansión universal cada vez más repulsiva y extensa porque no cesan de nacer. Matemática binaria dinámica formada por dichas existencias dinámicas semejantes entre sí en contraste binario con la quietud e inexistencia de la nada. Matemática que gracias  a que está formada por existencias semejantes entre sí posee un gran orden y una gran sincronización dinámica. Y si la existencia no fuese así no podría existir. Existencias que sólo se diferencian unas de otras en que cada una de ellas ocupa un lugar propio porque al nacer no tienen más remedio que crear un lugar propio, con lo cual cada una posee su yo, identidad propia o número uno binario. 

Y la otra matemática binaria, es la que existe como tiempo. Gracias a que existe esa expansión repulsiva universal ésta ha podido originar enormes acumulaciones de existencias repulsivas que han llegado a constituirse en estrellas. Las cuales han podido transformar las existencias repulsivas en existencias atractivas; transformación que ha dado lugar a que exista un gran espacio de existencias atractivas. Las cuales al tener que coexistir con la gran sincronía expansiva repulsiva de la expansión universal no han tenido más remedio que adquirir esa gran sincronía expansiva.

Como las existencias transformadas por las estrellas se han transformado en existencias atractivas, estas han adquirido la posibilidad de unirse y así poder formar las existencias compuestas. Existencias que al coexistir y moverse expansivamente inducidas por la gran sincronía que posee la expansión universal pueden componerse y descomponerse con gran orden, y a eso se le llama espacio-tiempo.

La matemática del espacio-tiempo es una matemática binaria de existencias individuales que se atren entre sí y que con sus uniones forman compuestos de existencias individuales que se descomponen y se componen al ritmo expansivo inducido por la gran sincronía dinámica expansiva. Matemática de existencias individuales semejantes entre sí que poseen sus propios yos, identidades propias o llamase números unos porque cada una existe como lugar propio y al unirse entre sí crean otros yos, identidades propias o agrupación de números unos como existencias compuestas que también crean un lugar propio aunque este lugar no sea real ya que la existencia compuesta siempre se está transformando al compás sincronizado de la expansión.


La matemática  binaria de la adaptación universal


Sin embargo, en el espacio-tiempo aunque todos los compuestos de existencias están inducidos a descomponerse y componerse sincronizadamente por la expansión universal no todos los compuestos de existencias se descomponen al mismo tiempo; ya que existe lo que se llama adaptación, que es una resistencia que las energías atractivas imponen contra la expansión universal, intentando resistirse lo máximo posible a la adaptación expansiva universal. Cuanto mayor energía atractiva posea una existencia compuesta mayor resistencia expondrá a su transformación dinámica expansiva. Lo cual inducirá a que estas existencias sufran una adaptación más lenta, es el caso de los minerales. La vida se encuentra en un termino medio, lo cual ha permitido que la vida sufra una adaptación viviente adecuada para evolucionar como vida.

O sea, que por ejemplo un objeto de madera es un compuesto de compuestos de existencias que opone menos resistencia a su transformación que un objeto de metal y si el objeto es de materia blanda aún opondrá menos resistencia a su transformación como existencia. La existencia de seres vivos, descartando sus huesos u órganos duros, se transformará antes que por ejemplo una piedra ya que la piedra es un material duro. 


Autor: Salvador Sánchez Melgar
Http://evolucioninteligentesinfin.com
Http://sudokusycrucigramas.blogspot.com
Http://articulosnuevos.blogspot.com  

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Advertencia cookies

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más