Anuncios

miércoles, 26 de diciembre de 2018

Universos


 Espacio oscuro
Espacio oscuro


Universos unidos en un sólo universo



El espacio oscuro posee una sola dimensión

El espacio universal formado por materia oscura y la energía oscura, es el aproximadamente el 95% de la totalidad del universo, donde casi la totalidad de su existencia es energía repulsiva que se expande en una sola dirección y por eso sólo posee una sola dimensión como ya demostraré más adelante. 
El otro espacio universal es la parte espacial del aproximadamente el 5% de espacio donde la existencia se atrae entre sí y por eso ésta se puede componer y descomponer en diferentes tipos de existencias compuestas, pudiendo así poseer un orden y existir ahí las tres dimensiones. Y eso permite que también exista en ese espacio ordenado el movimiento entre existencias y sus correspondientes tiempos. Este es el espacio universal atractivo en donde vivimos en donde pueden existir las estrellas y las galaxias.


 
El orden del espacio oscuro
El orden del espacio oscuro



El orden del espacio oscuro

El universo surgió formando ese espacio universal de energía oscura repulsiva.  Espacio constituido por existencias dinámicas más pequeñas posibles semejantes entre sí que rotan sobre sí mismas y por eso se repelen entre sí. Existencias que no cesan de multiplicarse, generando así un espacio universal cada vez más grande, dinámico, repulsivo y expansivo. 
Y aunque en ese espacio oscuro exista la materia oscura, ésta no llega a ser totalmente materia ya que es materia repulsiva y forma parte de la energía oscura repulsiva,  la cual al no existir la atracción entre existencias no deja que se forme la materia como materia real que estaría formada como materia compuesta de existencias compuestas. 
No por eso, el espacio de materia y energía oscura dejan de ser un orden que se expande sin fin hacia todas las partes posibles, desde un punto cualquiera de la nada. Ya que se expande siempre con el mismo constante movimiento expansivo repulsivo que le obliga a crecer sin fin. 
Al no existir el tiempo en ese espacio oscuro, no pueden existir movimientos lentos, medianos, rápidos ni de ninguna otra clase. Pues tanto, las lentitudes como las rapideces necesitan un tiempo para ejecutar sus lentitudes o sus rapideces. Todo movimiento necesita un tiempo para ejecutar su movimiento, el tiempo que necesita la existencia para unirse y transformarse como existencia compuesta, sea del tipo de movimiento que sea. 
Por tanto, si los movimientos de la expansión no poseen tiempo es porque el movimiento expansivo universal es repulsivo, y por eso sólo puede ser un movimiento instantáneo, el cual no es movimiento en sí, sino una explosión expansiva repulsiva instantánea universal. Y un movimiento así sólo puede ser un movimiento constante, uniforme y repulsivo que se expande instantáneamente sin tiempos, sin principios y sin fin. 
Eso me permite pensar que el primer movimiento que originó el universo, nació como individualidad dinámica repulsiva más pequeña posible que no pudo crecer por sí misma porque era la individualidad dinámica repulsiva más pequeña posible, ya que si creciese como individualidad dinámica repulsiva  más pequeña posible dejaría de ser la individualidad dinámica repulsiva más pequeña posible. 



Las individualidades
Las individualidades

Las individualidades 

Ninguna individualidad dinámica más pequeña posible podría crecer como individualidad. Ya que cómo podría crecer un yo en más yos que sean su propio yo, imposible porque todo posee su propio yo. 

Todo lo que crece sólo puede crecer sumándose a su existencia otras existencias. O sea, multiplicándose en más cantidades de existencias aunque sean semejantes entre sí, pero nada puede crecer como yo creciendo sólo como yo.    

Cualquier cosa que exista en el universo ordenado puede crecer como compuesto de existencias compuestas. Crecimiento físico que es una suma de masa. Crecer un yo como unidad no podría crecer, una individualidad no puede crecer como individualidad sino como compuestos de cantidades de unidades, ya sean individuales o compuestas.
La única opción de crecimiento de la individualidad del origen universal fue una multiplicación sin fin de más individualidades semejantes entre sí, una multiplicación de existencias dinámicas repulsivas semejantes entre sí. 
Esa expansión repulsiva universal no podría constituirse como orden tridimensional al no poderse unir sus existencias como existencias compuestas, ya que todas sus existencias eran repulsivas. 

Esa repulsión expansiva de existencias que originó el universo era  orden unidimensional, que es un orden sin tiempo. Por tanto, esa expansión se podría expandir sin fin porque al no poseer  tiempo no dispondrían ni de un principio ni de un fin.

Y aunque ese espacio universal oscuro posea una única dimensión, está unido a nuestro espacio universal formando juntos un único universo,  y ambos crecerán y se expandirán sin fin. 
Sin materia no podría existir el tiempo, puesto que cómo podría envejecer algo, o transcurrir algo de forma dinámica sino posee una existencia material consistente que se atraiga entre sí, contraria a una materia repulsiva que no se puede mantener como materia ni el más mínimo instante.
Para que pueda existir el tiempo tiene que existir la materia; y para que exista la materia tiene que existir la existencia que se atraiga entre sí y que pueda formar algo que se pueda tocar, que pueda componerse y descomponerse en múltiples formas de existencias materiales conforme envejezca. 
Únicamente así, posibilitándose que exista la materia consistente se posibilita que existan las tres dimensiones y con ello el orden tridimensional y su correspondiente tiempo que mide el envejecimiento o la transformación ordenada de la existencia. 
Por eso todo lo que existe en nuestro espacio universal conocido se atrae y se transforma en otros tipos de existencias compuestas, pudiendo así formarse la anchura, la altura, la largura, lo grande y lo pequeño que permiten que exista el orden tridimensional, los tamaños, el movimiento y el tiempo.

Por ejemplo: una piedra es un compuesto de existencias que se atraen entre sí y que por eso la piedra puede poseer las tres dimensiones. Pero a medida que transcurra el tiempo, esa piedra se desgastará o se transformará porque depende de un orden llamado tiempo.

Realmente tampoco las existencias que componen las materias más duras están totalmente unidas, debe existir un mínimo espacio energético, atómico o sub-atómico que permita que la materia pueda desunirse al envejecer o transformarse, aunque sea muy lentamente.

 
El Big Bang
El Big Bang
 

 

El Big Bang

Al no poder existir el tiempo en ese origen universal, se produjo un "Big Bang" suave de crecimiento instantáneo. Big Bang que todavía se está produciendo de manera instantánea y sin fin porque se produce sin tiempo y con una única dimensión. 
Existir en ese espacio universal de materia y energía oscura significaría carecer de las dimensiones que conocemos; significaría carecer de nuestro orden, de nuestro tiempo, de nuestra materia, de nuestro calor,  de nuestras sensaciones, sonido, luz, colores, vida, etc.
Imagínense que negro y triste será ese espacio universal de materia y de energía oscura, al cual le debemos todo, porque gracias a él se originó el universo; gracias a él nacieron y nacen las estrellas que son los grandes transformadores de existencias en materia mediante la generación de calor. Y debido a ello existe la materia e incluso la vida; gracias a ese espacio oscuro existe todo y el universo se expandirá y crecerá sin fin.
Ese Big Bang surgió en un punto de la nada, y surgió sin tiempo porque surgió de una individualidad dinámica más pequeña posible, que se multiplicó instantáneamente en infinidades de individualidades dinámicas semejantes entre sí que se repelen entre sí, constituyendo un universo repulsivo que crece y se expande con orden y sin fin pero sin poder formar el orden tridimensional y el tiempo.  
Cualquier nave espacial tripulada que quisiese entrar en el espacio de materia y energía oscura, se desintegraría por completo, formando así parte de la existencia repulsiva de ese espacio unidimensional.  




Autor: Salvador sánchez Melgar
Registrado en Safecreative
http://evolucioninteligentesinfin.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario