domingo, 7 de octubre de 2018

Materia oscura y energía oscura


 

¿Qué es la materia oscura y la energía oscura?



La materia oscura y la energía oscura


La materia oscura y la energía oscura no poseen materia, están saturadas de existencias dinámicas más pequeñas posibles que se repelen entre sí.

Existencias libres que al no estar formadas como existencias compuestas no pueden componer materias.

La materia sólo se puede originar donde las existencias se han transformado en existencias que se atraen entre sí, pudiendo así formar todo tipo de existencias compuestas, o sea en un universo ordenado.




Existencias libres


Las existencias libres son existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que han surgido así de la nada, están hechas de dinamismos propios rotando sobre sí mismas.

Existencias que no pueden transferir sus dinamismos propios a otras existencias porque poseen dinamismos propios, además dichas existencias se repelen entre sí. Y para que esos dinamismos se puedan transformar en movimientos, esas existencias dinámicas se tendrían que atraer entre sí, y así poder formar existencias compuestas. Las cuales, se podrán transformar constantemente en otras existencias compuestas, y así sucesivamente, al compás del dinamismo expansivo. Para que la existencia pueda ser existencia dinámica repulsiva más pequeña posible debe surgir como existencia dinámica repulsiva más pequeña posible y rotar eternamente sobre sí misma.

La primera existencia que surgió de la nada, surgió como dinamismo repulsivo rotando sin fin sobre sí mismaY las demás existencias dinámicas más pequeñas posibles surgen como copias semejantes a esa primera existencia.

Hay que tener en cuenta que los dinamismos de las existencias dinámicas más pequeñas posibles no son movimientos en sí, son dinamismos propios más pequeños posibles que no producen movimientos externos, puesto que son existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que rotan sobre sí mismas con el más mínimo dinamismo posible.
Para que cualquier tipo de movimiento pueda existir en algo, éste algo necesita unirse a otro algo y así juntos formar un mínimo movimiento ordenado, produciendo así su correspondiente tiempo.

El dinamismo rotatorio de una existencia dinámica repulsiva más pequeña posible no puede producir movimiento, ya que se necesita la unión de dos o más de dichas existencias para poder transferir y producir juntas un movimiento. Y al ser esta existencia una existencia repulsiva no puede unirse a otra existencia para poder así formar un mínimo movimiento.

Por eso, los dinamismos de dichas existencias dinámicas más pequeñas posibles no pueden producir movimientos, ya que estas existencias se repelen entre sí.
Y aunque la expansión se expanda sin fin, tampoco la expansión es movimiento porque es una multiplicación constante de dichas existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que surgen sin cesar de la nada.

Además la expansión no tendrá fin porque es una expansión instantánea que surgió de la nada instantáneamente donde no existía ni el movimiento ni el tiempo.

Por tanto, la propia expansión universal es una formación repulsiva de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles que surgen de la nada sin movimiento ni tiempo. Con lo cual al no existir el tiempo en esa expansión, ésta se podrá expandir sin fin, ya que hay que tener en cuenta que la expansión universal es un crecimiento continuo de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles.



Materia y energía oscura


En realidad la materia y la energía oscura deberían ser transparentes porque no se puede ver, al igual que la nada.

Si estuviésemos en frente de la nada, sin nada detrás de la nada, la veríamos negra porque la nada no tiene color y lo que más representa a lo que no podemos ver es la oscuridad.

Se sabe que la mayor parte del universo es materia y energía oscura, aproximadamente un 95%.

¿Pero por qué son oscuras?: Son oscuras porque están saturada de existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles. Las cuales no están formadas como existencias compuestas, y nuestras existencias vivientes no están adaptadas a detectar otras clases de existencias distintas a las nuestras.




La existencia surgió de la nada


De la nada surgió una sola de esas existencias dinámicas más pequeñas posibles, que tuvo que surgir como algo infinitamente extraordinario. Las demás existencias dinámicas más pequeñas posibles surgieron como copias de las propias existencias dinámicas más pequeñas posibles. Ya que es infinitamente difícil que algo surja de la nada así como así porque la nada no existe.

Por eso, esa primera existencia que surgió de la nada fue una infinita rara excepción, que debió surgir de la nada de una forma infinitamente casual o infinitamente extraordinaria.

Pero como la nada ha existido siempre, ha dispuesto de ese infinito tiempo para que surgiese esa primera existencia de la nada. Con lo cual, era inevitable que la primera existencia que originó el universo surgiese de la nada tarde o temprano.

Todas las existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles son semejantes entre sí porque por eso son las existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles, las cuales sólo se diferencian unas de otras en que cada una ocupa su propio espacio dinámico.

La materia y la energía oscura están unidas a la nada y por eso la propia materia y la energía oscura son grandes productoras universales de existencias dinámicas repulsivas.

Gracias a la constante presión de la nada que rodea a la materia y a la energía oscura no cesan éstas de producir existencias dinámicas repulsivas más pequeñas posibles.

La existencia tiene dos caminos hacia donde ir: hacia el centro universal o hacia afuera, que es donde está la nada.

Lógicamente la existencia tenderá a ir hacia la existencia, no porque la existencia tenga un gran poder de atracción, es porque la existencia no puede ir hacia otro sitio, ya que ir hacia la nada no puede ser porque la nada no existe.

Como la nada no atrae porque la nada no existe, por eso esa atracción de la existencia a atraerse entre sí es inevitable, es la llamada gravedad universal.



Los  agujeros negros


Aunque la existencia crezca sin fin y eso permita que el universo crezca sin fin, el orden universal es tan perfecto que su evolución ha posibilitado que existan también los agujeros negros. Los cuales con sus  poderes destructivos inducen a que ese crecimiento universal no sea tan rápido ni tan extenso.

Los agujeros negros destruyen existencias sobrantes, eso es una forma de regular el crecimiento universal.


Dimensiones de la materia oscura


La materia y la energía oscura también es un orden, es el orden jerárquico universal más básico, el orden expansivo hacia una única dirección. Por eso sólo posee una dimensión, la obligada por la propia dirección expansiva.

En ese orden no puede existir la materia, el movimiento, el tiempo ni por supuesto la vida.


Jerarquía de la existencia



Todo es una evolución:  La evolución más evolutiva es la jerarquía de almas, encabezada por las almas  más evolutivas.
Por qué por ejemplo una mosca, una piedra y un ser humano parecen que posean diferentes tiempos ya que envejecen entre sí más lentos o más rápidos: Todo es un orden evolutivo llamado tiempo, todo evoluciona con orden, pero todo no puede evolucionar igual porque entonces no evolucionaría nada.

El orden evolutivo universal consiste en que todo evolucione con orden pero que al mismo tiempo que todo evolucione con orden jerárquico según la jerarquía que posee la propia existencia.

De esa manera, la existencia, después de muchas transformaciones jerárquicas y de experimentar muchos estados evolutivos pudo llegar a formar de manera jerárquica  lugares adecuados para la vida; para que así pudiesen formarse jerarquías energéticas vivientes; jerarquías materiales adecuadas para la vida y jerarquías de almas y sus correspondientes jerarquías vivientes.

Todo, absolutamente todo es una evolución, la humanidad antes de ser humanos fueron animales, y mucho antes  plantas y mucho antes energía, e incluso materia.

Todo lo existente se originó como existencia y evolucionó sin fin hacia evoluciones más elevadas, lo cual es un orden porque sin orden nada podría evolucionar hacia evoluciones más evolucionadas.

Gracias a que el universo es un orden dinámico existen esas existencias que se atraen entre sí, y debido a ello pueden formarse las existencias compuestas y sus continuas transformaciones sin fin, las cuales producen sin cesar ese gran orden del espacio galáctico universal donde vivimos.





Autor: Salvador Sánchez Melgar
Registrado en Safecreative


No hay comentarios:

Publicar un comentario